lunes, 24 de septiembre de 2012

A Roma con amor



De Bergman a Woody Allen.Para qué negarlo,sintonizo más con el segundo que con el primero.

"A Roma con amor" (2012) es posible no sea su mejor película ,pero estoy de acuerdo con Jordicine en que es una película divertida y eso es más de lo que puede decirse de muchas otras películas en cartelera.
Aviso que entraré en materia,sin alguien no quiere detalles,éste es el mejor momento para posponer la lectura de esta reseña.

En este desfile de historias que no se cruzan en la ciudad eterna,me quedo entre todas,con la que el triángulo amoroso formado entre otros por Ellen Page ,Jesse Eisenberg y Greta Gerwig.



Jesse Eisenberg es Jack, un joven estudiante de arquitectura que vive con su novia, Sally (Greta Gerwig) ,la cual invita a Roma a una amiga Mónica,interpretada por Ellen Page, que está pasando un mal momento tras una ruptura amorosa.
 
La atracción que sienten entre ellos Jack y Mónica es casi instantánea,pero ahí está el personaje interpretado por Alec Baldwin,John,como el veterano  arquitecto que ya vivió todas esas experiencias en un pasado, para aleccionar a Jack acerca de cómo manejarse con las mujeres.Es como su alter y está presente en cada encuentro con Mónica,advirtiéndole del peligro inminente que esta mujer representa en su vida.
 

Mónica  es el prototipo de la conquistadora nata,sabe cómo manejar los hilos para llevarse "el gato al agua" y por mucho que Jack sepa que esta joven snob con aires de intelectual y bisexual no es la opción más consistente y posiblemente sea la menos adecuada ,todo apunta a que caerá en las redes de su invitada,que además,es una de las mejores amigas de Sally.
Allen parece decirnos entre líneas que a veces lo de "es demasiado bonito para ser verdad" sucede que es cierto,sin más,aunque claro,las advertencias no sirven de nada cuando nos vemos atrapados por una intensa emoción.


Otra historia paralela es la de la joven turista Hayley (Alison Pill) que conoce a un apuesto italiano llamado Michelangelo (Flavio Parenti) estando de vacaciones y ambos se enamoran perdidamente y deciden conocer a sus respectivas familias.
Ahí entra en acción Woody Allen interpretando al padre de la novia,Jerry siendo un ex-representante de espectáculos musicales algo excéntrico y materialista que se queda prendado de la voz de su futuro consuegro(el tenor Fabio Armiliata),el padre del novio.



Los encuentros-encontronazos entre los consuegros son de lo mejor de la película.Allen entra en choque primero con el novio de su hija,que es sindicalista e idealista y después con la familia del novio cuando pretende lanzar a la fama la faceta de tenor del padre del novio: qué curioso porque esa capacidad solo parece funcionar "en la ducha".




Por otro lado,tenemos la historia de los recién casados:Antonio y Milli, que vienen del sur de Italia, interpretados por Alessandro Tiberi y Alessandra Mastronardi.Su imagen es de apocados provincianos,y sin embargo,se verán envueltos en auténticos líos de faldas y pantalones al más puro estilo de comedia clásica americana:malentendidos,confusiones....situaciones disparatadas que despiertan más de una sonrisa y por las que también entra en acción nuestra Penélope Cruz,en el papel de un prostituta que tiene como clientela habitual a la crême de la crême del mundo empresarial romano.



La crítica hacia la fama y por qué no,ya de paso a la televisión sensacionalista de Berluscconi,donde la mujer es a menudo "objeto sexual",también sale a la palestra a través de la historia de Leopoldo Pisanello ,el personaje que interpreta Roberto Benigni, un tipo corriente que de la noche a la mañana se ve asaltado por la popularidad.

La fama a través del humor absurdo y surrealista se muestra caprichosa,voluble, capaz de ensalzar y de derrumbar a cualquiera.La fama inmerecida,destructiva,que te abre las puertas tan fácil como te las cierra.

Puede que pieza menor en la filmografía de Allen,pero no deja de hacernos reír por ejemplo cuando le vemos interpretarse a sí mismo y en batalla dialéctica con su esposa, Phyllis (Judy Davis)que curiosamente,es psiquiatra y se burla de sus neuras con fina ironía.
Las cuatro historias ni se tocan y sin embargo,tienen en común,el mismo escenario:la ciudad de Roma,con su luz,sus calles,sus monumentos,sus fuentes,sus ventanales....preciosa fotografía.

Como dice Manderly
"La incuestionable protagonista es la eterna ciudad de Roma, que tras la cámara de Woody Allen se ve y se respira tan maravillosa como lo es en la realidad. Tanto es así que se sienten muchas ganas de volver a callejear por sus calles."
Para quienes ya hemos visitado la ciudad,dan ganas de volver,para quienes no hayan ido nunca,tendrán un irrefrenable deseo de ir y callejear.

La película es desigual,la han tachado de larga,pero si te gusta Woody Allen,sin ser una gran obra,no solo se deja ver,si no que a veces,te hace reír.
No quiero dejar pasar por alto,el cameo de la actriz italiana Ornella Muti,una aparición a destacar.

Me pregunto si hay cierto escepticismo en el mensaje que nos transmite Allen  esta vez ,sobre todo,en la primera de las historias,si en el eterno duelo entre razón-emoción,hay que ser prudentes y no dejarse llevar por las novedades,me pregunto si es un ajuste personal de cuentas con su pasado y tampoco he  puedo evitar acordarme de aquello de :
"no dejes al amigo(amor)viejo por el nuevo,porque al nuevo,todavía no le conoces"
¿sirven de algo en estos casos las advertencias? mucho me temo que no.....que además,paradójicamente la mejor manera de liberarnos,a veces es equivocarse y caer.




35 comentarios:

deWitt dijo...

No iré al cine verla pero, quizás, algún día, la vea. La historia, por lo que leo, lleva el sello absoluto del último Woody Allen, pero....no sé yo.

No obstante, como no la he visto, no voy a adelantar acontecimientos, no? jeje!

Saludos y buena reseña!

Dona invisible dijo...

Haha, què li passa al Woody Allen amb la Penélope Cruz? No en sóc gaire fan, d'ella.
En canvi, dels dos protagonistes més joves, sí.
Com et diuen per aquí, la pel·lícula té el segell Allen, no es pot negar. A mi Allen no em desagrada, però cal tenir el dia per veure-la. Em penso que aquesta me la saltaré, com tantes d'altres. Però sempre està bé tenir la referència aquí per si algun dia anem a topar amb la pel·li.
Una abraçada!

TRoyaNa dijo...

deWitt,
...sí,tiene el sello de las últimas películas de Woody,totalmente,aunque a mí me gustó muchísimo más "Midnight in Paris",la verdad.
Tal cual dice Jordicine,aún siendo menor en su filmografía,para mí supera a la media de lo que se puede encontrar en cartelera,pero ya sabes que para gustos,los colores.
Tal y como se está poniendo el cine de cara gracias al IVA hay que pensárselo,pero si no eres fan incondicional,pues sí,es una opción perfecta para ver en casa.
gracias,saludooossss!!!

TRoyaNa dijo...

D.I.
crec que sou legió les no-fans de la Pe,la majoria,dones,per cert...ja.ja..
a mi no em mata,però per exemple em va agradar molt en "Volver" de Almodovar i en Elegy amb la Coixet...

Si no ets molt fan del Allen,pot ser una opció per a veure des de casa perfectament....si la veus sense cap expectativa,es possible,fins que t´agrade:)
Un abraç!


Melvin dijo...

Ay Troyana... que por una vez te escribo sin leerte... la veré sin prejuicios y dejaré una vez más que sea el mundo Alleniano el que me cautive o no... Ya te cuento... Las fotos tienen buena pinta, eso sí... Es Judy Davis la que sale??? Besitos.

Manderly dijo...

Como ya sabes, a mi me ha gustado. Woody nos tienes a costumbrados a grandes películas y no siempre eso puede ser.
Lo cierto es que ha pasado un buen rato con esta película y me he reído gracias a ese toque Allen tan personal y que tanto me (nos) gusta.
Todos decimos que no es de sus mejores películas pero es una buena opción para una cinéfilo y sobre todo para los seguidores de Allen.
¡Me ha gustado!
Saludos.

daniel dijo...

Me he resistido a leer tu reseña porque deseo verla apenas la tenga disponible :) aunque no sea el mejor trabajo de Allen, generalmente disfruto con sus obras.
Cuando la vea regreso a leer tu opinión Troyana :)

Un abrazo.

LU dijo...

Me la leo entera, porque ya sabes que no pienso verla… Roma maravillosa. La verdad es que este hombre se está pegando unos paseos por Europa con cada película…

Larga, con Allen como actor y Penélope Cruz, uffff

No lo puedo evitar. Cada una con sus manías, pero es que no puedo., Es superior a mi.

Me persigue. Ayer en el cine, fue el trailer que vi, y supongo que con varios de los puntos más graciosos.

No, no hay advertencias que valgan. Lo nuevo por lo viejo, aire fresco, eso parece que nos atrae.

Biquiños

Laura Uve dijo...

No dudé al elegir "Amor bajo el espino blanco". Estoy cansada con su bien pagado recorrido turístico...

Esperaré a ver si cambia de recorrido.

Ptnsss

TRoyaNa dijo...

Melvin!
lo entiendo,no me leas.....ja,ja,ja
cuanto más pizarra en blanco vayas a verla,mejor que mejor.
Ya habrá tiempo después para contrastar.
Sí,es Judy Davis.

Bsts

TRoyaNa dijo...

Manderly,
a mí también me ha gustado(más que a mi acompañante,por descontado...ja,ja,ja)pero esta vez sin pasiones.
Aún con todo,me ha hecho pasar un buen rato y sólo por eso,ya le dedico una entrada.
Es difícil ser prolífico y no flaquear de vez en cuando en el intento,tan difícil como que a sus incondicionales,no nos arranque en cada película,una sonrisa.
Saludos!!!!

TRoyaNa dijo...

Daniel,
te tomo la palabra y te espero tan pronto como la veas;)
me interesa tu impresión,sé que si te gusta,le dedicarás una reseña con mayúsculas.
Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Lu,
ja,ja,ja,.....no esperaba ni que leyeras mi entrada;)
Pensaba que al leer el título,pasarías por completo de largo....pero bueno,qué te voy a decir que no hayamos hablado ya....yo también tengo mis filias y mis fobias,así que las respeto todas.
Eso de que te persiga me hace gracia,parece que cuanto más nos empeñamos en huir de algo,más presente se hace...ja,ja,ja

Por otro lado,me alegra respondas a la pregunta que he dejado en el aire y estoy de acuerdo contigo: no hay advertencias que valgan y sí,lo nuevo,nos atrae, a veces incluso solo hasta que deja de ser nuevo.

Biquiños

TRoyaNa dijo...

Laura,
a mí mientras me siga compensando, le seguiré en cada recorrido,tampoco me importa si nos pasea por ciudades tan hermosas como Roma.
bsts

Maribel dijo...

Normalmente con estas películas de Allen que no prometen mucho espero para verlas en dvd o televisión. Sin embargo, he visto hace poco "Si la cosa funciona" y me ha parecido que estaba bastante bien. Además en octubre me voy una semana a Roma y a lo mejor es buena idea ver la película antes para ambientarme.

Saludos

TRoyaNa dijo...

Maribel,
lo mejor con esta película si no eres fan incondicional de Allen,es verla sin grandes expectativas,entonces puede que hasta te lleves una agradable sorpresa.
Si yo me fuera a Roma en Octubre,sí que la vería antes.....es todo un espectáculo visual el que nos ofrece la fotografía.

saludosssss

Jordicine dijo...

Sabas qué pasa, TROYANA? Que mucha gente analiza las películas de Woody Allen muy por encima. Y gracias por citarme, una vez más. No es una obra sensacional, pero esconde más cosas de lo que parece. Nos habla de lo efímera que es la fama, de los deseos -un tanto incontrolados- de cambiar de pareja, hace un guiño a la prostitución -la escena de P con todos sus clientes es espectacular- y muchas cosas más. Allen siempre está por encima de la media. Buen post, Troyana. Besets.

TRoyaNa dijo...

Jordi,
estoy de acuerdo con esa lectura tuya Jordi,creo que a menudo bajo esa aparente ligereza (tónica habitual de sus últimas comedias)Allen nos deja más de un mensaje entre líneas,como por ejemplo,los que tú mencionas:el riesgo de ceder al deseo de cambiar de pareja,la fama tan ensalzadora como demoledora,la televisión a veces tan frívola como sexista,el guiño como bien dices a la prostitución o la doble moral del sector masculino empresarial,todos casados y con doble vida a la hora de citarse con Pe....
muchos temas,también se critica a mi modo de ver el snobismo(Mónica),el materialismo,la pérdida de los ideales(el propio Jack) y la tendencia de los psiquiatras a psicoanalizarlo todo,con o sin ningún fundamento(Phyllis).
Queda claro una vez más que el humor es la mejor herramienta para no dejar títere con cabeza.

Gracias Jordi,
Besets

nury dijo...

La veré tarde o temprano seguro, aunque no esté todavía de las primeras en lista. Sobre la marcha...
Un abrazo.

Emilio José Pazos dijo...

No acostumbro ahora ver películas de estreno. Esta no la he visto, pero como apuntáis, es verdad que Allen suele resaltar de una forma especial las ciudades dónde rueda, tiene un sexto sentido para eso. Y... por el trailer, veo que va a ser divertida.
Espero que Allen conecte más con el público, para que no me miren raro cuando hablo de una película suya.

Un saludo.

Zamarat dijo...

Pues sí, a mí también me pareció muy divertida, pero no un "peliculón". Me lo pasé en grande con la historia de la ópera y la ducha, aunque para mí lo mejor es la historia protagonizada por Roberto Benigni.
Abrazo!

TRoyaNa dijo...

Nury,
si finalmente la ves,me encantaría conocer tu opinión.
abrazo!

TRoyaNa dijo...

Emilio José Pazos,
la película es divertida,pero mejor verla si grandes pretensiones.
Las ciudades últimamente son protagonistas principales en cada estreno,y la luz de Roma es espectacular.
Si disfrutamos con Woody Allen a día de hoy,con eso hemos de quedarnos....si nos miran raro,pues lo compensamos con las risas que nos arranca y ya está...
saludos!

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
coincidimos en que no es un peliculón,Woody tiene mejores y puestos a comparar me gustó mucho más "Medianoche en París",por ponerte un ejemplo reciente.
Aún con todo,te ríes.
A mí la historia de Roberto Benigni no fue de las que más me gustó,me quedo con el triángulo amoroso de jóvenes arquitectos....y las apariciones del propio Allen y la actriz que hace de su mujer.

Abrazo!

Antígona dijo...

De acuerdo contigo: que nos hagan reír en el cine hoy día ya es bastante y una ocasión que no hay que desperdiciar. Y aunque Woody Allen lleva ya demasiado tiempo haciendo películas “menores”, dudo mucho que me la pierda. Forma parte de mis fidelidades cinéfilas por más que me decepcione, y no voy a dejar de seguirle siendo fiel a estas alturas.

No me extraña, por otra parte, que Allen nos lance este mensaje a sus años. Yo ya, a los míos, que no son ni de lejos tantos como los suyos, he perdido todo interés por lo nuevo mientras lo que tenga me llene y me haga feliz. Es más, hasta me da pereza pensar en la novedad y todo el proceso de conocimiento-aprendizaje que conlleva. No digo que el panorama no pudiera cambiar en un momento dado, pero, ahora mismo, así es como me siento. Sin embargo, creo que comprendo el atractivo de la novedad. La realidad nunca es perfecta y lo nuevo, por desconocido, siempre lleva consigo la esperanza –no sé si decir la ilusión– de algo mejor de lo que se tiene. O quizá tan sólo se trate de que no nos es fácil renunciar a un soplo de aire fresco cuando se presenta en contraste con la rutina y el peligro del aburrimiento que asociamos a lo familiar y conocido. Pero hay que ser consciente de lo que uno se hace. Si la novedad sólo es atractiva por su novedad, el riesgo de arrepentirse del salto es elevado, porque nada más obvio que el hecho de que la novedad dejará con el tiempo de serlo. Sólo que, por otra parte, cuando impera la emoción por encima de la razón de poco valen los argumentos. Acabaremos haciendo lo que nos pida el cuerpo y, si nos equivocamos, tratando de aprender del error, pese a que nada nos garantice tampoco que lo consigamos.

El miedo a equivocarnos no puede ser un freno en nuestra vida. Pero somos tan complicados que no es raro que en alguna ocasión nos lancemos de cabeza a la piscina ¡aun sabiendo de antemano que está vacía!

Que la suerte nos libre de rompernos la crisma de esta manera :)

Un beso y un abrazo!

TRoyaNa dijo...

Antígona,
yo también le soy fiel a Allen,incluso con las películas "menores" entre otras cosas porque siempre me hace reír y pensar como mínimo,y a veces (no ha ocurrido aquí)hasta sentir.

Si te soy sincera,el mensaje de rechazar lo novedoso,me resulta algo conservador,hay algo en esa idea que me tira para atrás,tal vez,eludir el riesgo o la posibilidad de fracasar.
Pienso que tenemos que quitarnos el miedo a tirarnos a la piscina y si está vacía,pues aprender a vivir también con esos intentos fallidos.

Después de todo,quedarse con lo que uno tiene,si te llena,es una idea plausible,pero no olvidemos que aquí el protagonista sí está dispuesto a abandonar a su pareja estable,lo cual nos hace imaginar la intensidad de su emoción (que siempre es el origen de toda decisión)y si la cosa "no funciona" es porque la otra parte,no está a la altura de las circunstancias,no porque considere que lo conocido es la mejor opción.

Ha habido otras películas de Woody,otras triángulos amorosos, en las que apostar por lo nuevo,sí ha sido la mejor opción,luego si hacemos retrospectiva,parece que no hay leyes universales,tal cual en la vida,dependerá de cada caso.

Al final,terminamos haciendo lo que nos pide el cuerpo,que es emoción,lanzamos la caña y nos la lanzan,y a veces funciona y otras no.

Creo que hay que restar importancia a que la piscina no tenga agua,lo importante es lanzarse y si hay caída,pues al menos,fuiste coherente con lo que sentías y arriesgaste.
Siempre será una experiencia más sobre la que se puedas aprender.
Lo peor es "quedarse inmóvil al borde del camino" que decía Benedetti,vivir de ilusiones,de ideas que nunca se materializan porque son más que nada,fantasías.
Sí,que la suerte nos libre de rompernos la crisma lanzándonos al vacío,pero si nos la rompemos,pues tampoco pasa nada....no?la vida sigue,las oportunidades se suceden,siempre puedes retroceder y retomar lo conocido (si te dejan)o subirte al próximo tren que es seguro más pronto que tarde,pasará.
Otro beso y otro abrazo para ti!

Antígona dijo...

Joder, ¡espero no estar volviéndome “conservadora”! Bueno, quizá no me he expresado del todo bien, o no suficientemente. A veces tengo la impresión de que en esta sociedad consumista se nos invita con excesiva frecuencia al usar y tirar, al recambio constante, a la sustitución de una cosa por otra. Y es un hecho que el consumo sólo se sostiene sobre la búsqueda de lo nuevo frente a lo ya conocido, sobre la avidez de novedades a las que asociamos nuevas emociones más intensas que las que tenemos.

Por eso me rebelo ante esta idea, siempre y cuando, como decía, lo que tengo me llene y me haga feliz. En el ámbito de la pareja no es raro dejarse llevar por esta emoción de lo nuevo que, a la postre, puede acabar revelándose como mera avidez de novedades. No digo, obviamente, que siempre sea así. Pero si asumimos que nadie es perfecto y que en toda pareja surgen roces y desajustes, a veces la vía fácil es buscar el recambio en lugar de detenerse a averiguar si esos roces y desajustes son superables o algo que quiebra en sus fundamentos el bienestar de la relación. Y a mi juicio eso es un error porque los roces y los desajustes son perfectamente normales en toda relación humana, y no por ello convierten una relación en desechable. Desde luego es algo que no hacemos con la amistad. Pero en el amor quizá nos volvamos –como señala Bruckner en aquel libro de “La paradoja del amor”–, obsesiva, ilusoriamente exigentes.

Pero bueno, como no he visto la peli, no sé cuál es la situación concreta que viven sus protagonistas, así que estoy hablando sin mucho fundamento. Ya veremos cuando la vea lo que opino.

Más besos!

TRoyaNa dijo...

Antígona!
ja,ja,ja.....cuando dije "conservadora" me refería a la idea de no arriesgar,de quedarte con lo conocido AUNQUE NO TE LLENE,sólo por miedo a quedarte solo o la duda de no encontrar a nadie más.
Pero entiendo por completo tu postura y si algo te LLENA,es comprensible luchar por mantener lo conocido,incluso atravesando alguna dificultad.
No sé si me he explicado.

Por otra parte,el protagonista de la peli,el joven arquitecto está dispuesto a arriesgar porque aún teniendo una pareja estable con la que supuestamente está bien,la amiga de su novia,le hace despertar una EMOCIÓN aún mayor y por eso decide arriesgar.Me parece lícito la verdad.

Yo creo que en la vida hay que ARRIESGAR siempre que lo que se siente sea INTENSO y tengas deseos de esa emoción tenga continuidad.

En relación a las parejas,hay muchas situaciones,pero por ejemplo,tengo un caso cercano y relativamente reciente en el que una pareja estaba bien o creían estar bien hasta que ella conoce a un tercero y le hace sentir emociones tan intensas que por su propia fuerza deslucen las que sentía por el que desde hacía 9 años había sido su pareja. Ella arriesga,apuesta por la novedad y ahora llevan un año juntos.Nunca la he visto tan feliz antes,la verdad y ella insiste en que con su pareja anterior estaba bien, pero que desconocía se pudiera sentir todo lo que está sintiendo ahora.
A eso me refiero cuando digo que hay que ARRIESGAR porque la inercia,la presión social,empujan a quedarte donde estás.

Al protagonista de esta historia le podía haber salido bien,pero Woody decide que no,que a veces,las cosas son demasiado bonitas para ser verdad.
Ya ves que a veces sí,a veces no.
Depende de cada caso,pero en ocasiones,como decía aquella otra película suya: "La cosa funciona".

Bsts

PULGACROFT dijo...

He leído poquísimo de tu reseña ya que avisabas de spoilers, pero nada, decirte que la veré porque de Allen merece la pena TODO.
;)

TRoyaNa dijo...

Pulgacroft,
je,je....veo que eres otra incondicional del director neoyorquino.Mejor no me leas,no,te propongo que aplaces la reseña al momento en que la hayas visto,después si te apetece,contrastamos.
saludosssss!

Melvin dijo...

En su alternancia, casi natural, de trabajos potentes con ejercicios de desengrasamiento cinematográfico, vemos, bajo la inefable sombra de "Midnight in Paris",que en esta ocasión desarrolla un ejercicio menor, sin excesivas pretensiones pero con momentos genuinos y absolutamente geniales. Aunque escasos para sostener el peso de toda la película. Grande Judy, siempre. Clásica relación de incompatibilidad con encanto, la que mantiene con nuestro neurótico favorito, además de asesorar su mente, consigue conciliar sus fantasías. Geniales los dos. El consuegro cantante de ópera que funciona vocalmente tan sólo en la ducha es la nota absurda (Que hace mis delicias) junto con el ciudadano anónimo ensalzado a la fama desde sus cotidianeidad... Penélope sobra bastante, su personaje está desdibujado y las historias se medio sostienen como micro-relatos, pero en el conjunto se diluyen sin remisión.Como tu bien dices, Roma es el vínculo (pensé durante toda la película que tengo que volver pronto... Excelente fotografía) y es inevitable sucumbir ante sus encantos. Woody es lo que retrata, no engaña a nadie y aunque es cierto que el genio no brilla con esplendor, siempre hay algo que rescatar de cualquiera de sus películas (Hasta de Vicky.. donde Penélope si tiene un personaje- caramelo, bien atado y con fuerza desbocada) Pues nada, aquí te dejo esto chiquilla, me quedo esperando la próxima con la misma ilusión ¿Por cierto, sabes algo de su próximo proyecto??? Besotes.

TRoyaNa dijo...

Melvin,
sí,cierto,el genio aquí no brilla con todo su esplendor,pero a mí me siguen divirtiendo sus desvaríos,sus delirios.
El cine para él,en mayor o menor medida,sigue siendo una prolongación de su diván.
La relación entre él y su esposa,es de los platos fuertes,estamos de acuerdo.
Ella tan obsesionada con interpretarlo todo,él con sus neuras y su toque "aburguesado"¿inevitable con la edad o con la buena posición?

La historia de Roberto Benigni,para mí la más deslucida.La de Penélope,pienso se le podía haber sacado mayor partido.
La más jugosa,para mí,a parte de la protagonizada por el propio Woody,la del trío de jóvenes estudiantes de arquitectura.
El consuegro,me hizo gracia,la verdad y la historia del matrimonio provinciano que se "suelta la melena" por separado,un poco flojita para mi gusto.
Aún con todo,Allen es Allen,y como dices,siempre extraes algo valioso,aunque aquí el mensaje me haya parecido algo más pesimista que lo habitual,eso de que "cuando las cosas son demasiado bonitas para ser verdad es a menudo,cierto" añadiría un A VECES,¿no te parece?
la vida es IMPREVISIBLE,para bien y para mal.
Sé que puedo parecer una marciana,pero a mí sí me gustó "Vicky,Cristina y Barcelona"....ante la lluvia de críticas tanto de público como de crítica,yo encontré muchos aspectos interesantes,como tú.

Y sí,la fuerza del personaje de Maria Elena,era evidente,yo creo que se jugó con el estereotipo de la mujer española y por tanto,temperamental;)

No sé nada del nuevo proyecto de Woody Allen-a pesar de nuestro semanal contacto telefónico;)-
él es muy discreto y reservado con sus nuevos proyectos,incluso con sus más leales seguidores;)...ays,ya quisiera yo....

Bsts

Bargalloneta dijo...

No la he vist encara!!!
i en tinc unes ganes!!!!!
i ara que t'he llegit a tu i a Manderley encara més!!!
nanit!!!!

TRoyaNa dijo...

Barga,
ja veus que n´hi ha moltes i diferents opinions,però jo a Allen crec que sempre li seré fidel;)
ah! i crec que Manderly,també...ja,ja,ja

Bsts

vanillastrawberry dijo...

A a Roma es un gran trabajo, quiza no tienen muy buenas crítícas como el resto de las de Allen pero no me parece mala