viernes, 10 de febrero de 2012

Todas las canciones hablan de mí



No creo en las casualidades, por eso intento(sin caer en el extremo de ver en todo una señal)andar con los ojos bien abiertos a fin de no perderme nada que la vida tenga a bien "revelarme".
La razón está sobrevalorada y la intuición infra-utilizada . La emoción ,si no es el ámbito estrictamente privado ,queda relegada al ostracismo y a menudo, devaluada o en el mejor de los casos, atribuida en exclusiva al género femenino. Flaco favor le hicieron al género masculino...afortunadamente, cada vez hay más inconformistas que se niegan a asumir ese rol.



 Un amigo  muy sabio que tengo, hace poco me dijo: "nos han vendido la moto de que podemos controlarlo todo, pero en realidad, no controlamos casi nada, somos en muchos casos esclavos de nuestras emociones y en esas lindes ,nos debatimos a diario"...

Por todo esto,procuro moverme lo más coherente posible no sólo con la razón si no también con la emoción,y aunque todo en esta vida tenga un precio,y en más de una ocasión me lleve un resbalón,prefiero esa caída a vivir en la mentira de creer que tengo todo bajo control y mi mente es la única fuente fiable de sabiduría que me dicta lo que está bien o mal,lo que me puede hacer más feliz o qué pasos he de dar o desandar.



Hoy vengo a hablar de  "Todas las canciones hablan de mí" de Jonás Trueba que yo creo se mueve precisamente en ese frágil equilibrio entre la razón y la emoción,pero donde acaba teniendo mayor peso,la emoción.



Es una película del 2010,está protagonizada por Oriol Vila y Bárbara Lennie y ambientada en Madrid.

Esta ópera prima me llega  por una compañera de Zinéfilas,Lu, a través de esta entrada http://tartarugamxica.blogspot.com/2012/02/todas-las-canciones-hablan-de-mi.html y claro,después de leerle,me entran unas ganas tremendas de ver la película,que por otro lado,ya tenía en casa y por h o por b,no había encontrado el momento de ver.
Ella dice que: " navega contra la marea de críticas negativas publicadas por los “expertos”"y sí seguro,no las he leído pero imagino que esta película haya podido ser catalogada como "cursi", "relamida"o "almibarada". Sin embargo, he encontrado este reportaje de Días de Cine y después de ver la película,creo que aquí la definen muy bien:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/dias-de-cine/dias-cine-todas-canciones-hablan/959201/

Aún con todo,lejos de las buenas o las malas críticas,pienso que lo mejor es olvidarse del criterio ajeno(incluso más del criterio de l@s expert@s) y no privarse de discernir lo más libremente posible, una opinión propia.



No he podido evitar acordarme también de Alex del blog Puedo saltar charcos (
 http://xpuedosaltarcharcosx.wordpress.com/) porque él a menudo habla del cine que nos sobrecoge,sin más,al margen de las críticas,la gloria,los premios,lo valorada o devaluada y denostada que esté una película,el cine ante todo,como una experiencia visceral.


Pero volvamos a "Todas las canciones hablan de mí".Es una película sencilla,nos habla de una ruptura,la de Ramiro(Oriol Vila) y Andrea ( Bárbara Lennie ),ambos treintañeros.




Él ha estudiado Filología y trabaja en la librería de su tío y ella ha estudiado Arquitectura. Ambos han estado juntos 6 años y llevan 6 meses separados. Andrea se ha quedado en el piso que ellos compartieron y Ramiro se ha vuelto a vivir con su madre y con su abuela.En mi opinión,hay un tercer protagonista en la película y es Madrid,sus calles,sus cafés......Jonás,el director,nos asoma al Madrid que él conoce y la ciudad cómplice se rinde y se convierte en un personaje más de este retrato urbanita e intimista.



En realidad,no hay un gran despliegue de medios ni estamos ante una gran producción....estamos ante un recorrido,el que hace una pareja antes durante y después de una ruptura....con todas esas fases que reconoceremos si alguna vez hemos vivido esa situación.


Son momentos que se organizan como una  novela (la literatura está muy presente en toda la película) a modo de capítulos, y así presenciamos a veces en forma de flash-backs los momentos en que Ramiro y Andrea fueron felices,la complicidad en los libros,la música,los portales,los bares,la cama....a estos se suman los momentos difíciles,las discusiones,las incompatibilidades.....mucho ruido y al final,por fin,el fin.



La última etapa es el desamor,la superación de la ruptura,el aprender a vivir sin el otro sin que el otro desaparezca del todo.Complicado,más en la misma ciudad,más cuando hay sentimientos que persisten,que se niegan a remitir...
En esta nueva afición que he hecho también mía de rescatar extractos de guión,os cito alguna escena de esta última etapa,la de la superación de la ruptura:


(Ramiro y Andrea se reencuentran,en el portal de casa de Andrea vacilan ante la despedida.....)

(...)" Ramiro- Yo no quería venir
        Andrea (enfadada,entrando al patio)- !Pues habérmelo dicho!
        Ramiro - No te lo he dicho porque también quería verte......"

Hay una cita creo literaria ( si alguien me lee y me lo corrobora se lo agradeceré) que me parece deslumbrante para describir una ruptura:




 (Andrea,mirando fijamente a la cámara)

"  Estoy intentando convencerme de que dejar a una persona no es lo peor que se le puede hacer, puede que sea doloroso pero no tiene por qué ser una tragedia.Si uno no dejase nunca nada ni a nadie, no tendría espacio para lo nuevo. Evolucionar constituye una infidelidad,a los demás,al pasado, a las antiguas opiniones de uno mismo.Cada día,se tendría que tener al menos una infidelidad esencial,una traición necesaria. Se trataría de un acto optimista,esperanzador que garantizaría la fe en el futuro,una afirmación de que las cosas no sólo pueden ser diferentes,si no mejores."




En esta etapa es fundamental el papel de los amig@s, y no iban a ser menos los de Ramiro: Luismi (Ramón Fontserè)y Lucas (Bruno Bergonzini).
Uno de ellos, a propósito del desamor,le viene a decir una teoría:
" Dicen que el tiempo que tardas en recuperarte de una relación es justo la mitad de lo que ha durado esa relación".....



Todo lo que se supone no debe hacer es justo lo que Ramiro hace: rebuscar en los cajones,releer las cartas,abrir las cajas repletas de recuerdos o pasar por las calles y mirar los edificios sobre los que Andrea hizo alguna observación.....Y en uno de esos momentos de nostalgia, suena Franco Battiato,con "La estación de los amores"....

 La estación de los amores,viene y va,
y los deseos no envejecen, a pesar de la edad.
Si pienso en cómo he malgastado yo mi tiempo,
que no volverá, no regresará, más.
La estación de los amores, viene y va,
y llegará sin avisar, ya verás, te sorprenderá.
Tuvimos tantas ocasiones, perdiéndolas.
No las llores más, no las llores hoy, más.
Le queda un nuevo entusiasmo, por latir, al corazón.
y otra posibilidad de conocerse.
Los horizontes perdidos no regresan jamás.
La estación de los amores,
volverá con el temor y las apuestas,
y esta vez cuanto durará.
Si pienso en cómo he malgastado yo mi tiempo,
que no volverá, no regresará, más.
Tuvimos tantas ocasiones, perdiéndolas.
No las llores más, no las llores hoy, más.
Le queda un nuevo entusiasmo, por latir, al corazón.
y otra posibilidad de conocerse.
Los horizontes perdidos no regresan jamás.
La estación de los amores, viene y va,
y los deseos no envejecen, a pesar de la edad.
Si pienso cómo he malgastado yo mi tiempo,
que no volverá, no regresará, más....





 Ramiro en ese camino de superación, echará la vista atrás y retomará contacto con otras mujeres que fueron importantes para él en otro tiempo o con otras mujeres que están en su entorno más próximo ahora,tendrá algunos escarceos sexuales y reflexionará sobre la paradoja matemática de la nostalgia,citando a Milan Kundera en "La ignorancia":



"Cuanto mayor es el tiempo que hemos dejado atrás,
más irresistible es  la voz que nos incita al regreso.
Esta sentencia puede parecer un lugar común
sin embargo, es falsa. 
El ser humano envejece,el final se acerca, 
ya no queda tiempo que perder con recuerdos.
Hay que comprender la paradoja matemática de la nostalgia.
Ésta se manifiesta con más fuerza en la primera juventud 
cuando el volumen de la vida pasada es insignificante."



Ramiro retomará sus versos,sus escritos,escribirá de nuevo y compartirá con los más próximos sus poemas sobre el amor y el sexo.
A él,vendrán algunos poemas de Alejandra Pizarnik en "Fuga en Lila":


"Había que escribir sin para qué, sin para quién.
El cuerpo se acuerda de un amor como encender la lámpara.
El silencio es tentación y promesa."

Y de Pessoa:
"Las cartas de amor son ridículas
pero al final los que son ridículos son los que nunca han escrito cartas de amor" 

En el último tramo,se cita a Carmen Marín Gaite:
" Lo que menos tolera un enamorado es que se le ponga en ridículo,
lo cual quiere decir que le recuerden que está jugando
y sin embargo, la seriedad de este juego nos hiere y nos alcanza para toda la vida"


No hay grandilocuencias, ésta es una historia de derrotas cotidianas, de personajes de a pie, reales, tangibles....eso que puede parecer su peor defecto, se convierte en su principal virtud, moverse con soltura en las distancias cortas, en el diálogo de tu a tu.
Por cierto, tiene uno de esos finales abiertos en los que el espectador/a tiene la última palabra, así que no pienso revelar mi propia interpretación, bueno no aquí, pero sí en pequeños círculos de tu a tu, los que se queden con la intriga que la vean y los que ya la hayan visto por favor, hagamos foro  y contrastemos.


 En síntesis, si es verdad eso de que vamos al cine a conmovernos aprender algo de nosotros mismos o de los demás, esta película parece hecha para este fin pero pienso que lo mejor es ir sin expectativas, es más, sin esperar absolutamente nada, porque entonces, es fácil que os llevéis una agradable sorpresa como la que me he llevado yo.Gracias, Lu, esta entrada va por ti.




16 comentarios:

Manderly dijo...

No la he visto. No es la tipo de película que me suele gustar, pero después de dos Zinéfilaz la pondré en la lista.
Saludos.

TRoyaNa dijo...

Manderly,
te sugiero la veas sin ninguna expectativa.....
Ya me contarás.
Saludos!

nury dijo...

Tu entrada me parece sensacional. No sé si la película me gustará o no, pero todo lo que cuentas me parece maravilloso (y real como la vida misma).
Un abrazo.

TRoyaNa dijo...

Nury,
gracias,me alegra te haya gustado la entrada.Las citas,la música...nos podrá gustar más o menos,pero al menos,Jonás hace un cine intimista y muy personal.
Otro abrazo para ti!

Dona invisible dijo...

M'agrada el títol "Todas las canciones hablan de mi" haha és tan cert que quan vivim moments intensos quant a sentiments, et sembla que totes les cançons parlen de tu.
El límit entre una pel·li "nyonya" i una pel·li seriosa suposo que és en la fidelitat amb la complexitat de l'ésser humà i el fet de no deixar-se anar per la llagrimeta fàcil i maniquea... En tot cas, si t'arriba i et remou, doncs benvinguda sigui.
Estic en un moment cinèfil (un amic m'ha gravat un munt de pel·lis i de sèries), o sigui que me l'apunto!
Una abraçadaaaaa

TRoyaNa dijo...

D.I.
doncs,sí,açò de la"nyonyeria" és tan subjectiu...de tota manera,he pensat que després d´aquesta resenya per compensar,faré una de violència o sexe explícit no vaja a ser que acabe sent una "pavisosa"....ja,ja,ja...no es broma,la peli,a mi m´agradat però sé que els prejudicis juguen a la nostra contra i de vegades,pelis com aquesta,les descartes perquè penses que seran això,"cursis" o "nyonyes"...
M´alegre estigues a un moment cinèfil,jo tinc sempre molt pendent per veure,ahir mateix vaig començar un curs i ens han posat de "deures" veure un dvd amb pelis, imagina´t lo contenta que em vaig posar....
Un abraç!

LU dijo...

UF!! Sin palabras me dejas. Tremenda entrada que has hecho. Un aplauso y un abrazo, porque, ante todo, tus palabras son el reflejo de los sentimientos, de todo lo que esta historia remueve en cada uno de nosotros, se acerque o no a nuestra realidad.

Pasando de las críticas expertas o de otras personas, qué fácil es encasillar algo en el terreno de lo almibarado!!!!

Me alegro MUCHO de todo lo que ha provocado en ti. A mi me tocó muy de lleno, por esos personajes, lo que viven y sienten. Esa relación de pareja, esa ruptura que no es radical y se mueve en arenas movedizas (qué difícil salir o entrar en esas situaciones), y la delicadeza y el talento a la hora de mostrar emociones en la pantalla. La utilización de las referencias literarias (gracias por todo lo que aportas en cuanto a esos textos maravillosos), que tanta importancia tienen para muchas personas y que tantos recuerdos y momentos pueden evocar.

El arte que nos gusta, que compartimos e inevitablemente asociamos a experiencias vividas con personas a las que queremos o henos querido…

Esos lugares donde quedamos con los amigos, donde se producen conversaciones inolvidables (algunas dolorosas), esa cháchara sobre edificios que parece irrelevante y que deja un gran poso.

Me encanta ese redescubrimiento de sus poemas, ese mostrarlo a los demás con inseguridad, regresar a aquello que fue muy importante y valorar en su justa medida lo que DESEA, lo que QUIERE.

Del final hablamos vía mail.

GRACIAS

GRACIAS

GRACIAS

Biquiños

Laura Uve dijo...

El famoso "Sentido y Sensibilidad" de Jane Austen... Precisamente en el equilibrio entre ambos está la clave del buen hacer y del buen sentir..., al menos es a la conclusión que voy llegando con el paso del tiempo. Dejarse llevar solo por la razón puede ser necesario en ciertos momentos y al contrario... dejarse llevar por las emociones pude ser un buen bálsamo para acercarnos a la felicidad. No me veo dejándome llevar por las emociones de forma habitual... con el pronto pasional que tengo sería tremendo...

En fín, es un tema complejo que cada cual tiene que gestionar para ir construyéndose...

No he visto la película pero parece interesante. La apunto e intentaré verla.

Besos y buen finde!!

David C. dijo...

Troyana:
Me ha llamado la atención. Ojala la vendan acá.
David

Pd: Muchas gracias por tus palabras en el blog.

TRoyaNa dijo...

Lu,
me alegra mucho que te haya gustado la entrada.Soy yo quien tiene que agradecerte a ti,haber visto la película y haber disfrutado con ella.

Por supuesto,que pasando de las críticas de l@s expert@s,l@s rect@s,los ortodox@s,los sabi@s y los dogmátic@s....ja,ja,ja...aquí se trata de ir incorporando del cine lo que de alguna forma nos "construye" como bien dice la amiga Uve más abajo...

En relación a la historia que cuenta la película,me ha llegado mucho eso la ruptura en arenas movedizas.Personalmente,nunca he sabido moverme en esas aguas,casi siempre naufrago.Me parece muy complicado superar algo cuando sigues en contacto con esa persona,no hablemos cuando en el caso de Ramiro y Andrea se siguen viendo después de haber roto,esas idas y venidas,remueven,confunden,es como no haberse ido nunca del todo.
Pienso que a veces es más fácil romper radical,del todo,al menos por un tiempo,cada cual,el que precise.
Pero esta claro que aquí,ninguno quiere eso.No pueden estar juntos pero se buscan (quedan,se envían mails,llamadas....etc),está claro que hay una necesidad mutua,pero no sabemos hasta qué punto,porque el final,queda ahí,en interrogante,abierto.....por supuesto que contrastaremos como en otras ocasiones vía mail impresiones...porque no sé si coincidiremos ,aunque yo creo que sí.¿no coincidimos con "Habitación en Roma?".....ays,no me acuerdo.....dios,qué memoria pez la mía,recuérdamelo tu,por favor,si te acuerdas.
Las referencias literarias parecen un recurso frecuente en según qué parejas.Es fácil terminar asociando un título o un autor a alguien que estuvo contigo,también una canción,un determinado estilo de música,un pintor o su pintura y como no,en el caso de las cinéfilas,una película,un actor,una actriz,alguna escena,algún director o también o muy especialmente,un extracto de guión.

En relación a la "cháchara sobre edificios" que mantienen ellos.Da la impresión de que en ese momento,esa conversación carece de toda relevancia,sin embargo,con el paso de los días,te das cuenta de que Ramiro cada vez que ve ese edificio,se acuerda de Andrea...incluso lo busca con la mirada.Tal cual la vida misma,conversaciones triviales que después se te quedan y evocan momentos,y dejan como dices,su poso.

Por otra parte,ese volver al origen,al comienzo,a los poemas,es como una búsqueda de sí mismo,de saber realmente qué rumbo tomar,hacia donde encaminar sus pasos,qué quiere :Canadá,Madrid,una compañera de la facultad,la "novia de conveniencia" de un amigo,la hermana pequeña de otro amigo que ahora ha crecido y se convierte de pronto en una "posible"....todo un maremágnum de posibilidades a su alcance....todo ello necesario para llegar a dilucidar la conclusión final....que no desvelaré aquí.

De nada,Lu,ha sido un placer,las gracias te las tengo que dar a ti,porque siempre rescatas del olvido o del ostracismo,pequeñas perlas,en este caso,vapuleadas bajo los ojos más doctos,y que saltando por encima de nuestros prejuicios,después disfrutamos con gusto.

Biquiños

TRoyaNa dijo...

Laura,
sí, tenéis razón las dos,Jane Austen y tu, "sentido y sensibilidad".
Supongo que en el equilibrio,está la virtud,pero lo cierto es que la razón,no precisa defensores,está muy bien considerada y la emoción,me parece a mí,no está en situación de igualdad....parece que hablemos de género,no?ja,ja,...

Supongo que la clave está en saber dilucidar en qué situaciones nos conviene más dejarnos llevar por una o por otra.
Hay momentos en los que es preciso ser racional 100% es verdad,como por ejemplo,cuando una pasión o una emoción nos arrastra por umbrales de sufrimiento difíciles de soportar....ahí por descontado que se ha de imponer la razón,pero también es verdad que hay momentos en los que de tanta razón,ves personas que no viven,solo PIENSAN,hay algunas cortadas con escuadra y cartabón,todo planificado,nada que se salga del orden previsto, no hablemos ya de lo inusual,lo asombroso,lo inusitado,que diría Rilke,dan la espalda a todo aquello que les descuadricule por temor a perder el control y también la falsa paz y seguridad que otorga lo transitado,lo conocido.
Al final,cada uno escoge su camino y cada cual con su proceso,su ritmo y su crecimiento.No somos quienes para evaluar ni mucho menos,juzgar.
Además,esto del racionalismo es muy extraño,he visto casos de personas muy controladoras y controladas,que se han dejado trastocar de la noche a la mañana por la persona más insospechada.Impredecibles que somos los seres humanos,los más racionales,también.

Otro tema sería el miedo,que es más una emoción que un pensamiento,y a ése también hay que ponerle freno,además cada cual con los suyos, en algunos casos,en una lucha sin tregua.
Y bueno,otro la furia,o la rabia....mejor sujetarlas que darles rienda suelta,o mejor aún, canalizarlas con almohadas o buscar espacios deshabitados donde poder chillar a grito " pelao "....ja,ja


En fin, que vuelvo a darte la razón,como dices,es un tema complejo que cada cual ha de ir gestionándose para construirse....,qué bonito te ha quedado,por cierto.

Besos y buen finde para ti también!

TRoyaNa dijo...

David,
si la encuentras y la ves,ya me contarás.
De nada,tu blog lo merece.
Saludos!

alex dijo...

Ante todo, gracias por la mención, Troyana. No he visto aún la película de Jonás Trueba, pero sí he leído muchas reseñas (la mayoría negativas) que a buen seguro no influirán en mí cuando finalmente la vea. Primero porque, como todo cinéfilo, busco la emoción; preciado bien más difícil de encontrar que el oro. Lo habitual es conseguir a cambio migajas, pequeñas virutas de emoción pura, ocultas en los recovecos más inaccesibles, lo que no impide que la excitación previa al visionado de una película, ese instante en el que se apagan las luces de la sala, siga siendo la mejor de las promesas.

No sé cuándo podré verla, pero cuando lo haga prometo pasarme por aquí para intercambiar impresiones. Prometido queda.

Besos, Troyana.

TRoyaNa dijo...

Alex,
es que lo dices tan bien que poco más puedo añadir.
La emoción,ese bien escaso más difícil de encontrar que el oro.
Pues aquí estaré para cuando vuelvas.
Besos

Tarántula dijo...

la voy a ver: ¡me has convencido! y lo has hecho en el momento en el que has dicho sobre el recorrido de la película por las calles de Madrid, ahora que yo precisamente me he mudado de esa ciudad y siento nostalgia, sería bonito ver esta peli, aún y cuando no me guste por lo almibarada, aunque, venga, las películas almibaradas siempre son necesarias.

Saludos mil!

TRoyaNa dijo...

Tarántula,
ja,ja,ja,ja
bueno,lo de "almibarada" no lo digo yo,pero es fácil que alguien se lo haya dicho,la verdad.
Y sí,en esta vida hay momentos para todo,para películas más duras,más blandas,más densas,más ligeras....depende de cómo nos encontremos nosotras también.
Si echas de menos Madrid,o si,como diría Sabina "te has dejado la vida por sus rincones" con esta película,te vas a reencontrar con muchas de sus calles,sus bares,sus cafés....y tanto que puede ser una experiencia bonita...
En esta película hay lugar para la música,para la literatura,para hablar de rupturas que se mueven en "arenas movedizas".....
Ya me contarás si finalmente decides darle una oportunidad.
Saludos tres mil!