viernes, 4 de junio de 2010

Canino


Tenía muchas ganas de verla,sabía que me gustaría.Y lo cierto es que una vez vista,me cuesta imaginar que "Canino" (2009) deje a alguien indiferente.
El director griego Giorgos Lanthimos nos sumerge en el día a día de una familia compuesta por padre,madre y tres hijos ya adultos.Viven una mansión espaciosa,con jardín y piscina,completamente cercada por un alto muro.Los hijos jamás han salido al exterior,los padres los han mantenido aislados en el hogar,intentando mantenerlos a salvo de todos los peligros e inseguridades que se encuentran en el mundo real.





Los hijos han crecido sin tele y sin teléfono, creen porque así se lo han dicho sus padres,que  los aviones que pasan volando son juguetes y si se caen, el primero que llegue hasta el lugar donde ha caído, puede conservarlo a modo de trofeo,que el mar es un tipo de silla forrada de cuero y los zombies son unas pequeñas flores amarillas.La única persona del exterior que tiene acceso a la casa es Christine,que trabaja de guardia de seguridad en la misma fábrica que el padre, y que ocasionalmente entra con él,llevando durante el trayecto de la fábrica a la casa los ojos vendados,a fin de satisfaccer las necesidades sexuales del hijo.
Todo vale para mantener la supuesta "inocencia" de sus hijos:cambiar la letra a las canciones de Frank Sinatra,quitar las etiquetas de los productos de consumo,esconder el teléfono,inventarse el significado de las palabras...incluso el incesto se contempla como una opción si con ello se preserva la seguridad y la falta de contaminación con el mundo exterior.



No sé el alcance de las intenciones del director,pero en mi opinión "Canino" pone en tela de juicio un sistema educativo parental autoritario, pero ahí se abre el debate de hasta qué punto es lícito que un padre o una madre ejerza esa educación castrante sobre sus hijos.
Es evidente que para llegar a ser persona,no basta con tener las necesidades básicas cubiertas,la socialización como proceso de desarrollo personal integral,es esencial,así como la capacidad de expresión,la libertad de pensamiento,de comunicación, la expansión a nivel espiritual....un ser humano de otro modo,se convierte en un autómata aislado,incapaz de aprender,experimentar,de crear nuevos lazos,de explorar y vivir una vida lo más libre posible expuestos también como estamos al peligro,a la duda,a la inseguridad, a la continua ley de ensayo y error para crecer y madurar.


Canino nos enfrenta a un claustrofóbico microcosmos,donde todo lo que la persona aprende pasa antes por mil filtros,con códigos manipulados, donde los hijos  no son  dueños de sí mismos y están encerrados entre muros fisicos y también psicológicos y sociales.



Sirviéndose de magníficas interpretaciones: Christos Stergioglou, Michelle Valley, Aggeliki Papoulia, Mary Tsoni, Hristos Passalis y Anna Kalaitzidou,la película en su argumento, me ha recordado a "El Bosque"de M. Night Shyamalan,tal vez por ese íntento de preservar a los hijos a salvo de lo desconocido,en el Bosque,sin  que los miembros de la comunidad pudieran franquear los límites determinados por los líderes  y en Canino, por unos padres con unos métodos educativos dictatoriales. Al fin y al cabo se trata de salvaguardar de lo desconocido y de lo incierto,a los hijos,a los miembros sumisos de un grupo o una comunidad,manteniéndoles puros,a salvo,protegidos...pero al mismo tiempo,limitados,esclavos de sus progenitores o sus protectores,carentes de toda libertad individual.





Extrapolar esto a un sistema politico o social puede ser arriesgado,sin embargo,Canino,da que pensar,en tanto en cuanto un Estado benefactor y protector puede llegar a hacer en nombre de la seguridad de ciudadanos,mermando su capacidad crítica o su poder subversivo y libre-pensador.
Tal vez,no era ésa la intención del director,puede ser,pero sólo el hecho de hacernos reflexionar, a tod@s sobre la importancia de la libertad personal,y conjeturar y especular,ya para mí,merece un sobresaliente.









23 comentarios:

@ngel dijo...

Hola troyana ,una película diferente y que no pasa desapercibida por el espectador ,muy original y que recordaremos mucho tiempo los que tenemos la suerte de haberla visto,saludos!

troyana dijo...

Angel,
es de esas películas que como dice Alex(de puedo saltar charcos): "va creciendo en tu cabeza".
Me han gustado muchos las declaraciones del director que has colgado en tu blog especialmente ésta:

"Mi coguionista y yo queríamos hacer algo sobre el futuro de la família tradicional . Me di cuenta de que estaba en vias de desaparición y que a buen seguro había gente que no quería que esto sucediera.Me pareció muy interesante imaginar un padre que protege a sus hijos de la realidad privándoles de la posibilidad de distinguir entre lo verdadero y lo falso.La familia en Grecia es todavía un patriarcado y es cierto que tome muchos elementos de la familia tradidicional griega ,aunque la historia podia pasar en cualquier punto del planeta".

Y ésta:
"La película puede ser tambien un comentario indirecto sobre la ilusión de las masas,sobre como los líderes mundiales y los medios solo muestran una parte de la información a la gente...Hay que evitar quedarnos dormidos sobre nuestras certezas,todo es cuestionable".
Muchas gracias por compartirlas.
saludos!

ethan dijo...

Me la perdí en el festival de Sevilla, el pasado Otoño (y es que uno no tiene el don de la ubicuidad), pero espero verla pronto.
Besos

troyana dijo...

Ethan,
te la recomiendo con entusiasmo y me gustaría conocer tus impresiones.

Antígona dijo...

Qué planteamiento tan interesante el de esta peli, Troyana!

Leyéndote me han venido a la cabeza las teorías de George Lakoff. Más o menos –tampoco es que lo tenga ahora muy fresco- viene a decir que los votantes de derechas y los votantes de izquierdas parten de diferentes marcos cognitivos o visiones del mundo basados en modelos familiares también distintos. Lo que él llama el modelo del padre estricto o autoritario parte del supuesto de que el mundo es un lugar hostil, donde los otros son siempre un peligro del que hay que protegerse. Prosperar en ese mundo exige disciplina y obediencia. Este modelo cognitivo es el que primaría en los votantes de derechas. Frente a él, el llamado modelo del padre protector, propio de los votantes de izquierdas, supone una visión del mundo basada en la confianza, la comunicación y la responsabilidad. Los otros no son una amenaza, sino una posible comunidad que cada cual puede contribuir a hacer mejor.

Lo que cuentas de esta película podría entenderse como una suerte de interpretación de lo que significa esa visión del mundo del padre estricto o autoritario llevada hasta sus últimas consecuencias. Porque esa voluntad patológica de proteger a los hijos del exterior del microcosmos familiar sólo puede responder a una concepción tremendamente negativa de lo que ese exterior representa: amenaza, lugar del mal, fuente de corrupción y degeneración… Una concepción que, a mi modo de ver, siempre traza una línea divisoria igualmente patológica entre los seres humanos, según la cual la verdad y la bondad siempre recaen del lado en el que yo me encuentro, y la falsedad y la maldad allí donde están esos otros con los que jamás podré identificarme y de lo que debo apartarme y protegerme constantemente.

El miedo, por tanto, es lo que define esencialmente esa visión del mundo. El miedo que, como bien sugieres, resulta intrínsecamente incompatible con la libertad, si toda libertad entraña riesgos y la única forma posible de eludirlos es recortar drásticamente esa libertad.

La cuestión es, también para mí, que la libertad es un valor irrenunciable y absolutamente indispensable para crecer como personas, por lo que es necesario aceptarla con todos sus riesgos. En primer lugar, porque es imposible crecer dentro de una jaula. Y, en segundo, porque todas las jaulas son en el fondo endebles y antes o después acaban quebrándose, dejando a la intemperie a quienes no han sido educados para poder vivir fuera de ellos.

Este peli sí que no me la pierdo! Ya te contaré :)

Un beso y un abrazo!

troyana dijo...

Antígona,

me cuadra que te guste la película.Es muy interesante todo lo que citas de George Lakoff.
Ahora que conozco un poco más las intenciones del director,entiendo ese análisis de la familia tradicional,regida fundamentalmente por el patriarcado,un módelo en decadencia tal vez en muchos estados,pero también de fuertes raices no sólo en estados como Grecia.

El miedo es un peligroso consejero en ese modelo autoritario,porque como bien dices la libertad entraña riesgos,y el miedo es el primer obstáculo para decidir correrlos.Esa jerarquía,esa manipulación a la hora de educar,puede que ahora nos resulte obsoleta,pero conviene estudiar sus efectos perversos sobre el desarrollo del ser humano,para no volver a andar caminos que no conducen más que a la represión,a la inhibición y al estancamiento.

Me parece muy interesante la
extrapolación del debate a nivel de estados,ya que la información dosificada y en muchos casos,manipulada,tiende a contener a las masas y a su posible capacidad de iniciativa,de cambio,de réplica.

Te gustará mucho la película,seguro Antígona,algunos blogs han establecido analogías con el Mito de la Caverna de Platón:

http://babel36.wordpress.com/2010/05/16/canino-kynodontas-de-yorgos-lanthimos/

Espero con vivo interés tus impresiones cuando la veas.
Otro beso y otro abrazo para ti!

jordicine dijo...

Me pareció una película sensacional, ya lo sabes. Creo que con el tiempo se convertirá en un clásico. Me recordó muchísimo el cine de Haneke. Un abrazo.

troyana dijo...

Jordi,
a mi también me ha parecido extraordinaria,a veces,no hace falta un gran despliegue de medios para contar una historia interesante que nos haga pensar.
bss

LU dijo...

Tengo ganas de verla, entonces, ya sabes, no te leo hasta que vaya al cine

Creo que no llega el mail porque los comentarios quedan con un no-respuesta blogger. Copio el mail de la tartaruga, mándame un simple hola y vuelvo a enviar mi interpretación del final del hombre del tren.

tartarugamaxica@yahoo.es

BIQUIÑOS

troyana dijo...

Lu,
me parece perfecto,espero cuando la veas,me cuentes tus impresiones,o mejor,le dediques una entrada,la peli bien lo merece.Te envío un correo y me descifras el desenlace de "El hombre del tren" según tu interpretación.Gracias de entrada.
biquiños

Bargalloneta dijo...

Hola,
acabo de descubrirte gracias a Jordicine... ya tienes otra seguidora.
A mi me impactó muchísimo, de hecho ya estoy escribiendo el comentario pero creo que es una de las mejores películas del año

troyana dijo...

Bargalloneta,
muy interesante tu blog,ya te he dejado algún comentario.Estamos de acuerdo,Canino para mí,de lo mejorcito del año.
saludos y bienvenida!

xpuedosaltarcharcosx dijo...

Nada, que no hay manera de que coincidamos en el visionado de una peli. Otra que tengo en cartera y sin previsión clara de cuándo podré verla.

Hasta entonces, palabra que comentaré, "Celda 211" y "Habitación en Roma" mediante...

Besos.

troyana dijo...

Alex,
supongo siempre te digo lo mismo(soy fácilmente impresionable y teatrera)pero es que CANINO merece mucho la pena.Así que no la dejes pasar por alto,porque la disfrutarás,la reflexionarás...se te quedará por unos días clavada en tu cabeza,ya me dirás si me equivoco o no.
bss

Helene Hanff dijo...

Me encanta la reflexión que haces sobre la película. Desde luego que no puede dejar a nadie indiferente. Yo salí del cine un poco confundida, no sabía muy bien si me había gustado o no, pero desde luego, me impresionó muchísimo. Hasta tiene sus momentos cómicos.
Un beso, Troyana.

troyana dijo...

Helene Hanff,
yo también vi momentos cómicos en mitad de tanto surrealismo,por ejemplo el baile en solitario que hace la hermana mayor o el numerito musical que se gastan los 3 hermanos,las hermanas bailando,el hermano,a la guitarra.Impresionante.
Bsos

Lázaro dijo...

Hola Troyana..
A mí me gusto mucho tambien,propuesta diferente pero no original ya que esta muy influenciada por Haneke,
Subrealista 100%,terrible..
tenia que haber ganado en Sitges...
el presidente del jurado no lo vio asi..
saludos

troyana dijo...

Lázaro,
yo creo que se puede recibir fuertes influencias de otros/as directores y seguir siendo rompedor y original,no me parecen incompatibles estas ideas ni en el cine,ni en la música,ni en la literatura...etc.En cuanto al tema de los festivales,pues ya sabemos que no siempre los premios son secundados por la opinión pública,desconozco contra qué películas competía pero creo que el director griego,con indepencidencia a Sitges,está recibiendo un amplio y merecido reconocimiento por su película allá por donde va.
saludos!

zabala azkez dijo...

Hola. Soy nuevo. ¿Qué tal?

Yo vi "Canino" hace una semana. Escribí una entrada en mi blog (http://palabradepezabisal.blogspot.com/2010/09/canino-1-introduccion.html) y ahora estoy con otra donde voy a ampliar la reflexión, precisamente sobre lo que dices tú en tu último párrafo: "Extrapolar esto a un sistema politico o social puede ser arriesgado". Pues bien, eso haré.Jajaja.

Un saludo

troyana dijo...

Zabala,
he leído tu entrada y me han parecido muy interesantes tus aportaciones sobre los encuadres,los planos...etc.
En cuanto al análisis socio-político,yo no he querido aventurarme a entrar en esas interpretaciones más globales,pero está claro,que cada uno es libre de extrapolar y hacer una libre lectura más global.
saludos.

Scotty dijo...

Querida Troyana. Creía que había dejado comentario en este post, pero debió ser en mi blog.

Todavía no he visto esta película. A los cines de mi ciudad no ha llegado y esperaré a que salga en DVD. Si te ha gustado tanto seguro que es muy buena. Tiene trazas de estar en la onda de Michael Haneke, al menos en lo argumental.

Cuando la vea procuraré comentarla.

Recibe un fuerte abrazo.

troyana dijo...

Scotty,
muchos han sido los que han señalado la influencia de Haneke en "Canino".A mí,que no he visto "La cinta blanca" me recordó a la película "El Bosque" de M. Night Shyamalan.
Espero cuando la hayas visto,compartas tus impresiones conmigo,pues siempre son enriquecedoras para mí.
Otro abrazo para ti.

Alex dijo...

Al fin pude verla, si bien sigo sin ver "Habitación en Roma" y "Celda 211" :p

Compleja opinión mantengo sobre ella. El semáforo interior que me indica aquello que me resulta imprescindible no marca la luz verde en el caso de "Canino". Excelente película, sin duda, que consigió inquietarme e irritarme al tiempo, pero que no me fascinó ni me cabreó. Esa tibieza que le impide romper es la que me aleja de ella.

Besos, Troyana.