domingo, 12 de enero de 2014

Blue Jasmine y La vida de Adele





BLUE JASMINE

 Anoche vi la última de Woody Allen en el cine con un amigo.
Tenía muchas expectativas puestas y salí desconcertada.
No digo que no me gustó,que me gustó mucho, pero tal vez esperaba algunos toques más de comedia.

Blue Jasmine se centra en la vida de Jasmine,una mujer de New York rica y acostumbrada a vivir a lo grande,que de la noche a la mañana se ve arruinada debido a los negocios sucios de su difunto esposo.
Por eso,se traslada temporalmente a casa de su hermana Ginger,que vive mucho más humildemente que ella en San Francisco.Bueno, por eso y porque Jasmine está física y mentalmente desequilibrada.
En San Francisco,conocerá  también al novio de Ginger, con el que chocará desde el primer momento,entre otras cosas porque Jasmine es sofisticada y elitista y el entorno de Ginger en general es mucho más humilde e incluso,tosco y para ella,como no,vulgar.

Aviso ahondaré en la psicología de los personajes y en la trama,quien no quiera detalles antes de ver la película,que postergue la reseña aquí.

QUIEN AVISA,NO ES "SPOILER".




La película como no,me recordó a   nivel argumental  a "Un tranvía llamado deseo" aunque sólo a nivel argumental,ya que por ejemplo a la fuerza y el carisma de Marlon Brando,no hay actor vivo en mi opinión que le haga sombra,pero sí,hay líneas argumentales semejantes.
 La Blanche de Elia kazan aquí sería Jasmine,extraordinariamente interpretada por Cate Blanchett.
 Ese choque de personalidades opuestas entre Blanche y Stanley  en "Un tranvía llamado deseo" aquí lo encontramos entre Jasmine y el novio de Ginger. Más allá de las similitudes,las distancias lógicamente son enormes.
Woody Allen nos deja el retrato de una sociedad actual completamente perdida en la vorágine del capitalismo,el materialismo,la corrupción y el consumismo.Todo en la figura de Jasmine y su ex-marido,el cual ha sido capaz de estafar a mucha gente a cambio de enriquecerse rápidamente y sin ningún tipo de escrúpulo(¿os suena?). Ella por su parte,se ha dedicado a mirar para otro lado,mientras él le era infiel y pagaba todos sus caprichos,que no estaban precisamente al alcance de cualquiera.

Ginger mientras tanto depositaba también sus ahorros en sus manos,siendo una víctima más de sus oscuras especulaciones  financieras.


Blue Jasmine también es para mí el retrato de la infelicidad en el personaje de Jasmine.
Es un manual de dependencia emocional,no sabe qué hacer con su vida,no sabe quien es si no está al lado de un hombre rico que le proporcione todos los lujos a los que se ha habituado, y lo peor,ha pagado ya un altísimo precio por estar tanto tiempo a la deriva.
Da la impresión que el daño que Jasmine ha sufrido es casi irreparable,repite un patrón que sin duda le conduce a la élite pero también al desequilibrio,al vacío, a la soledad y a la derrota.

Ginger no es tampoco un modelo femenino salvable de la quema,da la sensación de que sus relaciones son asfixiantes y posesivas,pero en comparación con su hermana,podemos decir que vive  momentos,secuencias de felicidad.

¿Hay moraleja en el cuento? bueno,cada uno hará su lectura personalísima,pero la mía es sin duda que el dinero no te lleva al Edén y sí a veces al vacío y al aislamiento.

La vida de Jasmine (lo decía Elvira Lindo en un artículo de "El País") es desgraciadamente la vida de muchas mujeres,no sólo en Manhatan. Son víctimas de sí mismas,cierto,no podemos negar el derecho a que cada una elija, pero para mí resulta tremendamente desolador ver ese retrato  femenino  en el que no existe un proyecto de vida propio sentido ni con ilusión ni con entusiasmo.
Tal cual decía Sabina "era tan pobre,que no tenía más que dinero" y añado ¿cuan pobre no serás si de repente encima también te ves desprovista de eso?¿qué hiciste con tu vida?¿quien te lloraría si de repente desaparecieras?


Esa imagen última de Jasmine hablando sola,con la mirada perdida y enrojecida,en el banco de la calle,junto a una desconocida para mí,ya  le vale el Oscar, y si de mí dependiera, creedme se lo daría.
Blanchett es Jasmine y Blue Jasmine es lo que es gracias a ella.
Blanchett nos deja aquí la mejor interpretación de su carrera hasta la fecha y Allen orquesta un ejercicio de interpretación espléndido despachándose de paso contra el elitismo,la superficialidad,la condescendencia y la arrogancia que en ocasiones otorga el dinero.

 Así que decidme si no da pie como mínimo a la reflexión.

LA VIDA DE ADÈLE




Dirigida por Abdellatif Kechiche en el 2013, la película francesa ”La vida d´Adèle “ es una adaptación de la novela gráfica "Blue", de Julie Maroh.

Tal cual nos anuncia el título, la película nos narra la  vida de Adèle (Adèle Exarchopoulos) en su paso de la adolescencia a la juventud, ese tránsito en el que a marchas  forzadas la identidad personal cobra forma( incluida la identidad sexual )y las experiencias vividas cobran una dimensión en relieve dejando una huella imborrable ya en la vida adulta.

Es en el punto de partida de ese viaje iniciático, a los 15 años, cuando Adèle conoce a Emma (Léa Seydoux), una joven con el pelo azul, estudiante de Bellas Artes, algo mayor que ella, de la que se enamorará sin previo aviso, poniendo del revés todo el mundo hasta ahora conocido.

Adèle que hasta ese momento sólo había salido con chicos, se verá de la noche a la mañana juzgada por sus amistades en el instituto, incluso antes de que nada pasara, únicamente por relacionarse con alguien con una orientación sexual diferente que pondrá al descubierto toda la homofobia de su entorno social. Sin embargo ,Adèle no se amedranta ante lo desconocido y decide seguir su instinto, su curiosidad y adentrarse en una relación más que nunca sin manual, con la única garantía de su amor.

Ahondaré en la historia de amor, en los personajes, si alguien no ha visto la película y no quiere detalles previos, sugiero que postergue la lectura de la reseña aquí.

QUIEN AVISA,NO ES "SPOILER".

La película no es ni más ni menos que un recorrido por las distintas fases del amor, empezando por ese amor-pasión cegador, carnal, hambriento y sediento a partes iguales, nunca es suficiente cuando quizá por primera vez, hemos caído en la trampa de ese amor intacto, puro, sin lastres ni secuelas, correspondido y voraz.
Ese descubrimiento mutuo es de una belleza extrema.
Me gusta especialmente el inicio de la historia que se introduce a través de una clase de literatura a modo de premonición , cuando en clase analizan una novela “La vida de Marianne” y hablan de la predestinación de los encuentros, tal cual el amor a primera vista.
Y justo después, Adèle se cruza por la calle con Emma y ambas se quedan mirándose .Adèle por unos instantes pierde la noción del tiempo y del espacio e incluso tiene dificultades para respirar.

Adèle en paralelo sale con un chico de la escuela, pero no le llena y siente que está fingiendo.
Siento que estoy fingiendo en todo. Soy yo a la que le falta algo"

Algo dentro de ella crece, no sabe a qué se debe ese vacío pero está decidida a ser coherente con lo que siente, no vivir de cara a lo que los demás esperan de ella o acobardarse por la desaprobación social.

En relación a las escenas de sexo,después de todo lo leído :
¿saltarían las mismas alarmas  por explícitas si habláramos de escenas entre diferentes  sexos?¿tendría el director que haberse documentado más y consultar de paso a los colectivos implicados para haberlas hecho puede que más verosímiles al carácter y la circunstancia de cada uno de los personajes y al momento de la relación?

Más allá de controversias (al parecer  las actrices volcaron comentarios sobre ‘esclavismo’ y ‘abuso’ contra el director antes de su estreno comercial en Francia ) no se pueden negar a nivel interpretativo muchos méritos a una película arriesgada que requiere una entrega física y emocional absoluta.Como muestra,esa ovación de más de 3 minutos en Cannes,que el compañero bloggero Ciudadano Noodless en una estupenda reseña recoge aquí.
Enumero a continuación algunas de las escenas que me parece merecen ser destacadas:


1)La primera manifestación contra los recortes en educación y la privatización (¿os suena de algo el motivo?)
 Adèle está completamente entregada, desinhibida.
Todavía no conoce a Emma.
Se oyen consignas como:                                                                                                                         
“ No a la privatización” “ No a la reducción de empleos” “Más dinero para educación”
La banda sonora es todo un acierto….se escucha “No nos rendiremos”
Adèle está radiante y feliz. Es una escena que estremece por vitalista.

         2) En clase de literatura de nuevo. Se habla de la tragedia.
“la tragedia es lo inevitable, es de no podemos escapar, pase lo que pase, concierne a la eternidad, concierne a lo que es infinito, concierne el mecanismo, la esencia de la humanidad”


       3)   El primer encuentro con Emma  
Adèle ha llegado hasta un bar gay sola, entre otras cosas porque ha seguido desde cierta a distancia a un grupo de chicas entre las que se encuentra Emma.
Emma no tarda mucho en empezar a hablar con ella ,Adèle dice que ha caído allí de casualidad y Emma  le dice que “la casualidad no existe”.
En su primera conversación hablan de literatura, de pintura, de cine americano. Salen a la palestra nombres como Picasso, Kubrick, Scorsese.

       4)Su segundo encuentro a la salida de la escuela.
Emma se presenta sin previo aviso en la escuela de Adèle y se van a un parque.
Todo un revuelo de comentarios y rumores detrás de ellas.
Es una escena muy luminosa y ya solas, en un banco hablan de Sartre ,del existencialismo y de  la libertad.Es la fase del descubrimiento mutuo.

5)La escena del primer beso, porque estaba claro que si alguien iba a iniciarlo era Adèle, con autoconfianza y naturalidad.

6)La manifestación 
Ellas ya han tenido sexo y participan en esta manifestación posiblemente del día del orgullo gay como pareja. La música,la fotografía,la alegría y el colorido del momento es todo un despliegue escénico.




7) La fiesta de cumpleaños de Adèle

Suena la estupenda canción Lykke Li, "I follow rivers" y Adèle está sorprendida y contenta de tener allí a todos sus familiares más próximos y amigos,sin embargo,alguien le falta…


8)La fiesta de Emma.
La conversación entre los amigos de Emma sobre las diferencias en el placer entre hombres y mujeres es muy interesante.Se habla,entre otros temas, de la diferencia de orgasmos entre unos y otros.

9)Tras la discusión entre Emma y Adèle

Adèle deambula llorando por la calle, de noche, después de que Emma la haya echado de su casa, el llanto incontrolado le entrecorta la respiración, es como si se encanara…
Es la viva imagen del desconsuelo y la desesperación.
Al poco tiempo, vuelve al banco donde seguramente perdieron la noción de los besos que en otro momento se dieron allí, ahora sola,se queda dormida.
10)El reencuentro en la cafetería

El amor y el deseo de Adèle intacto, como si no hubieran pasado tres años.
Emma está en otro momento de su vida, con otra persona.
Es ahí donde definitivamente, Adèle se rompe, sabe que no hay manera de hacer retroceder el tiempo, que el cariño para Emma ha venido a ocupar el lugar que en otro momento ocupó el deseo y el amor. Su consternación nos arrastra.
Lo hemos visto muchas veces en el cine y quizá lo habremos vivido alguna vez en carne propia, pero igualmente, duele.
11)La exposición de pintura.

Adèle asiste a ese evento como amiga de Emma.
Perdida deambula por las salas, de fondo ,fundido y borroso, las fotos de Emma,la artista,con su actual pareja. Adèle se siente fuera de lugar.
El azul aunque ya no esté en el pelo de Emma, sigue siendo clave en la escena, en los cuadros ,en el vestido de Adèle.


Más allá de su metraje (al que muchos han considerado excesivo ya que alcanza las tres horas ) pienso que es una película  más que recomendable ,que la película es un logro gracias sobre todo a la interpretación de Adèle Exarchopoulos y de  Léa Seydoux y que todos/as las que hayáis, hayamos vivido un gran amor a esa edad con independencia de la orientación sexual, nos sentiremos tocados por esta historia repleta de amor, pasión, dolor, desgarro e  declive final.
No voy a hablar del final, que me parece elegante, sutil, un punto final azul que encierra un nuevo comienzo, después de todo  qué otra cosa es vivir sino sobreponerse una y otra vez.



26 comentarios:

Maribel dijo...

He visto “Blue Jasmine” y aunque creo que no va a ser mi nuevo Allen favorito, aprecio la película. Tiene puntos débiles, pero me ha parecido que W.A. ha arriesgado porque normalmente cuando se aventura con personajes seriamente enfermos mentalmente (“Interiores”) suele llevarse bastantes críticas. Los espectadores están más cómodos cuando utiliza personajes un poco neuróticos pero divertidos. Además es la primera vez que introduce un problema social como las consecuencias de los casos de esos especuladores tipo Madoff que desgraciadamente están proliferando tanto ahora.

Mención especial para Cate Blanchett porque consigue que en ocasiones lleguemos a sufrir por Jasmine que es en gran medida responsable de su propio descenso a los infiernos. Pero la actriz logra que se empatice con ella, sobre todo cuando se desmorona su fachada de arrogancia y deja ver la fragilidad y el pánico en los ojos de un personaje despojado de todo.

Un abrazo

Juan Roures dijo...

Dos de las películas que más me han gustados este año. Por suerte, disfruté de ambas en pantalla grande. Además, poseen las dos interpretaciones femeninas más destacables del año. Un saludo :)

TRoyaNa dijo...

Maribel,
con "Blue Jasmine"salí algo contrariada del cine a decir verdad,igual mis expectativas eran excesivas,igual esperaba algo más de ligereza.No es que no aprecie la película,porque la valoro y mucho,pero tal vez esperaba algo más radicalmente diferente a la trayectoria de W.A.
Quizá esta "Blue Jasmine" se mueve en una frecuencia parecida a la de "Match Point" un drama que profundiza,analiza y que satiriza.
Si A.W. no señalara algunas de las lacras que estamos sufriendo en la sociedad de los países supuestamente desarrollados,tales como la corrupción y la desigualdad social,no sería un hombre de este tiempo y aquí nos deja algunas notas de esas fisuras en el sistema actual.
Cate Blanchett está extraordinaria.
Yo le daría el Oscar sin duda.
Me parece que es ella la que hace grande la película.
Y sí,muestra descarnadamente el trastorno mental de una mujer que no ha podido encajar ese drástico cambio en su vida,pasar de lo más alto a lo más bajo y saberse adaptar es una habilidad no exenta de precios y ella desde luego,paga uno altísimo.
Me parece que su mirada en la última escena lo dice todo,ya no hay retorno,es un daño irreversible el suyo,demasiada caída en picado.
Presiento que me voy a enfadar si no le reconocen el mérito a una interpretación tan verosimil,lo veo venir....;)
Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Juan Roures,
estamos de acuerdo,dos peliculas grandes donde las mujeres dejan a nivel interpretativo un listón altísimo.
Únicamente he visto en pantalla grande "Blue Jasmine".
"La vida de Adèle" la vi en versión original y me parece que nos ha descubierto una actriz, Adèle,a la que necesariamente hay que seguir.
Saludos!

Luna Llena dijo...

Ninguna de las dos me ha convencido del todo por un motivo o por otro. Pero en las dos las interpretaciones femeninas son excelentes, destaco especialmente la de Blanchett.

En la de W Allen me distancia que la protagonista pertenezca a esa elite que ha derrochado el dinero ajeno y ha hundido en la miseria a países enteros, no puedo mostrar interés por sus problemas emocionales.

En la de Kechiche me agotó lo repetitiva que la encontré por su duración. Es una historia de amor (y desamor) interesante, tierna y llena de escenas extraordinarias tal y como has señalado en tu reseña.

Ambas películas tienen aspectos interesantes pero no acabaron de convencerme (no sé qué me pasa con el cine últimamente pero no logra cautivarme como hace tiempo).

Un abrazo!!

Manderly dijo...

Genial Cate Blanchett!! Uno de los mejores papeles de su carreta y eso que nos tiene acostumbrados a grandes personajes!
Es imposible no acordarnos de 'Un tranvía llamado Deseo' porque las similitudes son muchas.
Buen trabajo también el de Sally Hawkins!

Todavía no he visto La vida de Adele aunque, a raíz de la película, he leído la novela gráfica en la que se basa y por lo que se dice, parece que son muy similares.

Saludos.

TRoyaNa dijo...

Manderly,
pues sí,genial Cate Blanchett,mejor imposible.Y mira que a mí ya me tenía ganada por su interpretación en "Diario de un escándalo", pero es que aquí a Jasmine,la borda.
Las similitudes como dices con "Un tranvía llamado deseo"son muchas,es cierto,aunque claro,Marlon es Marlon y aquí el equivalente a Stanley,en mi opinión,no puede ni de lejos hacerle sombra.
Por otra parte,tienes razón en que Sally Hawkins está francamente bien en el papel de Ginger.
A mí esta actriz me gustó mucho en "Happy,un cuento sobre la felicidad".
Saludoss!

TRoyaNa dijo...

Luna LLena
te entiendo perfectamente cuando dices que lo último que has visto en cine no te ha cautivado.A mí me pasa a temporadas,pero cuando aparece algo que por lo que sea me llega,suelo venir aquí a compartirlo,ojalá me pasara más a menudo.

En relación a "Blue Jasmine", comprendo que te cueste empatizar con el personaje de Jasmine.Lo piensas fríamente y está claro que ella misma se ha buscado su propia soledad,incluso su desequilibrio,al mezclar constantemente pastillas con alcohol.También es cierto que ella y su marido han perjudicado a muchas otras personas,con sus fraudes financieros,él directamente,ella por beneficiarse y mirar para otro lado.
Todo eso está ahí y son razones de peso para no simpatizar con Jasmine,más cuando ella es elitista y estirada y siente un profundo desprecio por la gente corriente y moliente de clase baja.
Pero al final,lo que queda de ella es una mujer sola con un severo trastorno mental que intuyo irreversible.Por eso no puedo evitar empatizar,porque me parece una víctima de sí misma, que no ha sabido vivir la vida,más allá del despilfarro y el lujo,que ha desperdiciado la oportunidad de crear relaciones significativas,incluida también la de su hermana,que al final,puede que sea eso y no el dinero,lo que nos puede hacer mediana o mayormente felices y no lo ha sabido ver.
En fin,que no lo puedo evitar,que me parece un poco triste y desde luego,infinitamente más pobre que Ginger.
Por lo que toca a "La vida de Adèle" a mí personalmente no se me hizo ni larga ni pesada.Me parece que todo el mérito es de la credibilidad emocional que me transmitió la historia de amor y desamor.Las actrices están extraordinarias y Adèle( como Cate en "Blue Jasmine"),tendría que llevarse un Oscar a casa este año si se hace justicia a su talento por otro parte,tan prometedor.
Un abrazo!

Melvin dijo...

No he conseguido ver la segunda, a la que le tengo ganas... Y lejos de polémicas... La quiero ver por la historia en sí misma... Como, por otra parte, suelo hacer con todas las películas. En cuanto a nuestra Blue Blanchett... Qué te voy a decir...enamoraito me deja siempre con su finura a la hora de interpretar... Ella es piel y alma de conflictos...tras su mirada se esconden pobreza, soledad, abandono, deriva, búsqueda y tantas cosas reconocibles... En cuanto a Woody, me gusta su incansable afán por decir lo que quiere decir... Es un genio aunque se sumerja en el drama... Lo adoro...jejeje.... Besotes.

TRoyaNa dijo...

Melvin,
no te pierdas "La vida de Adele".
La historia de amor-desamor tiene un calado emocional desbordante.
Es lo que más me ha impresionado.
La actriz principal,que también se llama Adèle va a dar mucho que hablar,me parece un talento más que prometedor.
En cuanto a Woody Allen,qué te voy a decir,sutil pero crítico con la sociedad actual repleta de farsantes y corruptos.Y esas mujeres como Jasmine,ajenas a la desigualdad,egoístas,sibaritas y más solas que la una.
Sin embargo,aquí,no puedo dejar de empatizar con Jasmine (Cate está SOBERBIA)porque como le decía a Luna LLena,¿qué queda de ella?una mujer que habla sola,aislada,medicada,delirante,perdida,completamente desquiciada.
Woody Allen sigue siendo un genio a sus setenta y pico años pero en "Blue Jasmine" gran parte del mérito lo tiene Blanchett,en mi opinión.

Besetes

Daniel Bermeo dijo...

Me encanta lo que dices en el último párrafo sobre "La Vida de Adéle". No me pareció tampoco excesiva. Algunos la han sentido falsa, por el contrario yo no le pude encontrar mayor realismo a su historia. Es fascinante el trabajo de dirección y las interpretaciones, que creo, son de las mejores del año. Adéle es todo un descubrimiento, se sumerge con una increíble naturalidad a esta historia, se percibe su entrega.
Las escenas que mencionas son bellísimas. El momento del primer beso, la discusión y el posterior deambular por las calles de Adèle y el reencuentro en la cafetería son mis escenas preferidad del film. Un gozo. Sobre Blue Jasmine no te he leído mucho porque aun estoy por ver el film, pero me ha gustado lo poquito que has dicho de ella.

Un abrazoooo!

TRoyaNa dijo...

Daniel,
a mí no me pareció pesada ni larga porque me creí la historia desde el minuto uno,gracias a la increíble interpretación de las actrices y sobre todo al contenido emocional.
Adèle es una actriz que llena la pantalla,el director hace un seguimiento de su cotidianeidad (dormir,comer...etc) y todo resulta honesto en gran parte por su naturalidad,resulta que no parece estar actuando,parece ser ella misma,tal cual.
En relación a "Blue Jasmine" me parece que la película la hace grande la magnífica interpretación de Cate Blanchett,que se acaba de llevar el Globo de Oro como mejor actriz en película dramática,como no podía ser de otro modo.
Otro abrazo para ti!


C. Noodles dijo...

TRoyaNa me alegra que te haya gustado La Vida de Adele. Todo lo que señalas de ella es un cúmulo de virtudes de la gran película que es.
A mi no se me hizo pesada, al contrario, se me pasó volando y quería más.
Sobre Blue Jasmine es verdad que no parece tan Allen. Me parece una buena película pero no se las grandes y tampoco la gran recuperación que algunos han visto.

Por último es curioso como estas dos películas se apoyan en dos grandes interpretaciones. Por un lado está la maravillosa Adèle que sin ella no se entendería la fantástica historia de amor (sin dejar de lado a Emma)
Y Cate Blanchet es la película, así de rotundo. Sin ella, ¿estaríamos ante una película regular?... seguramente, que gran actriz!

Un abrazo!

Carmela dijo...

Dos películas que me apunto, Troyana, y gracias por ese don maravilloso que tienes para hacérnosla llegar y despertar nuestro interés por ellas.
Un beso, y Feliz Año, aunque vaya retrasada :))

TRoyaNa dijo...

C.Noodlees
he de agradecerte tu entrada,porque vino a acrecentar el interés que ya tenía por ver "La vida de Adèle".

Me parece que esta película no la olvidaremos nunca,es de ésas que se quedan a modo referencial,marcan un antes y un después,incluso con las objeciones en relación a las escenas de sexo,la película es grande,en gran parte gracias a Adèle y a Léa.

En relación a "Blue Jasmine",creo que Cate Blanchet se llevará el Oscar y estoy de acuerdo contigo en que es ella la que hace crecer la película.
No me parece lo mejor de Woody Allen,sinceramente,pero es un drama interesante en la línea de "Match Point" y otro personaje que hará historia es el de Jasmine,incluso podría quedarse el nombre para acuñar cierto prototipo de mujer : desquiciada,sola,materialista,adicta al lujo y las compras,experta en hacerse la "longuis" ante los delitos de su esposo.
Toda esa credibilidad que tiene el personaje se la otorga Blanchet,así desde aquí,la aplaudo,y me alegraré si logra alzarse con la estatuilla.

Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Carmela,
me alegra verte por aquí y de nada,ya sabes que para mí es un auténtico placer compartir con vosotr@s las historias que en el cine por una razón u otra, me llegan.
Otro beso para ti y también te deseo un feliz y cinéfilo y fotografiado y musicalizado 2014.

LU dijo...

Todavía no he visto La vida de Adele. Cuando lo haga, paso por aquí y te leo, y hablamos del final…

De la primera, no digo nada…..

Biquiños

TRoyaNa dijo...

Lu,
la verdad es que ya echo un poco de menos eso de debatir contigo sobre un desenlace,así que a la espera quedo por aquí...
¿por qué no dices nada de "Blue Jasmine?
Biquiños

Zamarat dijo...

Me llama mucho la atención "La vida de Adèle" así que la veré en cuanto tenga ocasión.
En cuanto a la de Woody Allen, varias personas me han dicho que no les convenció, así que me he desanimado un poco.
Abrazo!

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
para mí "La vida de Adèle" ha sido de lo mejorcito que nos dejó el 2013.
No te la pierdas y no dudes en pasarte por aquí después si te apetece compartir impresiones.
En relación a "Blue Jasmine",supongo que como fan-fan de W.Allen no soy muy objetiva,pero la verdad es que es posible esperara más.Tal vez todo lo leído a su favor previamente,no ayudó.
Demasiadas expectativas.
Sin embargo,hay varios elementos en esta película destacables y uno de ellos es la interpretación de Cate Blanchett bordando esa Jasmine que ya se queda como icono de la mujer tan pija y elitista como sola,desequilibrada e infeliz.
Solo por Jasmine y Ginger,su antagonista hermana,merece la pena la película.
Ya me contarás.
Otro abrazo para ti!

Paula Alonso dijo...

Sinceramente, para que se hagan películas lésbicas como "La vida de Adèle" prefiero que no se haga ninguna… porque mucho decir que visibilizan y normalizan pero parece que nadie ve que en realidad estamos en lo de siempre: las relaciones entre mujeres se convierten en objetos de morbo masculino y en escenitas degradantes de tetas y coños antes que en cualquier otra cosa, y eso es más un retroceso que un avance.
Soy lesbiana y estoy muy harta de escuchar tantas alabanzas absurdas a esta película que no es más que el desahogo pornográfico de las obsesiones de un director déspota. Fui a verla ilusionadísima porque el cómic me había encantado y tenía las esperanzas de encontrarme con algo igual de bueno o quizá mejor, pero no puedo expresar mi sorpresa al encontrarme tamaña basura… Quince minutos de porno lésbico completamente gratuito e injustificado que ensucian el resto del metraje y actúan a modo de llamada de atención desesperada (así como llamada a la recaudación, a la audiencia y a la crítica masculina) para disculpar tres horas insustanciales, desaprovechadas y vacías, con lo que podía haber dado de sí una temática inicial tan fantástica. El director sólo se preocupó de rodar tijeras y cunnilingus, no hay rastro de la profundidad de la novela gráfica, de su estética cautivante, de su buen gusto, de su sensibilidad, de su despliegue en cuanto a temas y motivos… sólo sexo explícito, poses ridículas y morbo facilón para arrastrar a la gente a verla y convertirla en vouyers.
Sin esas largas escenas de sexo la película habría ganado en dignidad y fuerza, precisamente es contraproducente a su causa este excesivo regodeo. En lugar de estas escenas (o de gran parte de ellas) se podría haber aprovechado metraje e incluir, por ejemplo, una escena de ataque homófobo de los que están tan tristemente vigentes en Francia u otros países europeos, eso sí contribuiría a una mayor sensibilización del público y no una escena como la de las tijeras con la que la película cae en el ridículo, se descalifica a sí misma y le da la razón a quienes afirman que es pornografía mostrada sólo con el propósito de excitar. ¿Cuál es la intención si no de regodearse de tal manera? ¿Si no vemos ocho orgasmos no entendemos la pasión entre ambas protagonistas? ¿O la “necesidad” de meter estos quince minutos de sexo salvaje era porque si no nadie aguantaría tres horas soporíferas viendo a una actriz con cara de empanada?
Me pregunto cómo es posible que nadie (o muy pocos) vean lo que es en realidad esta película: una fantasía pornográfica de un director heterosexual, basándose en un juicio apriorístico de cómo follan dos lesbianas que no es más que su propio deseo puesto en imágenes (y además tiránicamente, en plan “vosotras tocaos hasta la extenuación que yo filmo mientras babeo). De haber sido dos hombres los protagonistas (o un hombre y una mujer), el director jamás se habría recreado así en una escena sexual entre ellos y la película no habría sido tan brillante para los críticos. Si la pareja hubiera sido heterosexual y si el sexo, aunque realista, hubiera sido tratado de manera más sutil, de esta película ni se habla. Y mucho menos se la premia. Pero claro, a los críticos heterosexuales les ha gustado mucho y por eso ganó Cannes…
Por eso, lo que me escama de todo esto (aparte de que me es imposible simpatizar con un señor que ha hecho que sus actrices se sientan poco menos que abusadas…) es que el director ha reducido una historia compleja sobre el amor, la amistad, la intimidad… en una larguísima escena de sexo hecha desde el punto de vista de un observador masculino y heterosexual (qué sorpresa) que reduce a las lesbianas y a las mujeres en general en objetos hipersexualizados cuyas prácticas sexuales son y deben ser aquellas que despiertan los deseos de este público en particular. Como siempre, se reduce a las mujeres (lesbianas o no) a lo mismo. Objetos. Objetos con los que vender, comerciar, excitar… objetos masturbatorios y poco más.
Esta película no hace ningún favor a la causa homosexual, más bien todo lo contrario.

Paula Alonso dijo...

Si me extiendo tanto y me expreso con tanta vehemencia es porque quiero que mi punto de vista (que es el de muchas lesbianas también) ayude a entender por qué tanta indignación justificada con esta película, por eso insisto en dar explicaciones de lo que considero que es un enfado lógico (el que también siente la propia autora del cómic) y no una pura histeria “porque sí”.
Recomiendo encarecidamente la lectura del cómic original para que cualquiera compruebe la diferencia por sí mismo en todo cuanto afirmo: claro que hay sexo, de hecho nadie niega la necesidad de que lo haya, pero está tratado de una manera completamente diferente: con buen gusto, sensibilidad y respeto. Son escenas estéticas y realistas, no tan facilonas, exageradas y burdas como en la película, donde la mirada masculina y casi onanista se delata por sí sola. La autora, Julie Maroh, también expresó su indignación al respecto. Conste, insisto, que en ningún momento se discute sobre no mostrar sexo en la película, de hecho es necesario y está justificado que se muestre, pero no ASÍ. El problema no es con el sexo explícito siempre que esté justificado y bien presentado. El problema es cuando se ha decidido mostrar una escena sexual larguísima con el único propósito de crear morbo gratuito y polémica para después querer tomar al espectador por tonto, hacerse el ingenuo y pretender venderlo como “arte”. Eso es lo indignante. Más que una relación sincera y realista entre dos mujeres parece una fantasía pornográfica bastante tópica (e incluso ridícula por determinadas posturas) de un hombre heterosexual.
Tened por seguro que si Kechiche hubiera dirigido “Brokeback Mountain” o una historia de amor con dos hombres como protagonistas, ni de coña se habría recreado tanto. Es por este cúmulo de circunstancias por el que las lesbianas nos sentimos tan ofendidas: se nos reduce siempre a lo mismo, al mismo papel de objetos destinados a dar placer o morbo a la audiencia… Es curioso que las mayores alabanzas procedan, justamente, de hombres heterosexuales; las mujeres, heteros o lesbianas, la ponen bastante peor y son mucho más críticas. Será quizá porque la cosificación sexual de la mujer es algo tan enquistado en nuestra sociedad, en todos los ámbitos, lo tenemos tan admitido, que ni se permite darle la vuelta cuando alguien lo cuestiona (y entonces, de hacerlo, se nos tacha de histéricas, mojigatas o estrechas de mente, como si confundiéramos “abiertos de mente” con “necesidad de mostrar sexo explícito”) y, como siempre, se visibiliza a las lesbianas sólo para la consecución del placer masculino; se las muestra como objetos sexuales en la pantalla con la hipócrita excusa de que es necesario ver esas escenas pornográficas para entender la vida de la protagonista. Y así, la vida de Adèle se queda reducida a “La vida sexual de Adèle”. Una película fácil, vulgar, pornográfica, con todo lo que podía haber dado de sí (no se dedica apenas atención a la lucha interior de la protagonista, a los conflictos con sus padres y amigas ni la solución a los mismos, no se incide en la necesidad de una mayor visibilización y normalización, etc.)… Creo sinceramente que Kechiche no quiso desarrollar con la misma extensión y profundidad ningún otro tema más que el sexual, disfrazando tal cantidad exagerada de escenas pornográficas bajo tres horas de “cine” y “arte”. El director parece que sólo se dirige a un público específico para que alabe su obra. Podía haber hecho una verdadera maravilla, pero se dejó cegar por el recurso más fácil y explícito. Es verdaderamente una lástima.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
TRoyaNa dijo...

Paula Alonso,
primero que nada,pedirte disculpas por la demora al contestar.No tengo notificador de la entrada de comentarios en entradas antiguas,y ya ves,ahora lo descubro.

Dejas muy clara tu opinión y estoy de acuerdo con muchos de los argumentos que expones,aunque mi valoración de la película en general,es bastante más benévola.

Pienso como tu,que la escena de sexo es excesivamente larga y además me parece incluso hasta inverosímil,dado el poco tiempo que llevaban juntas las protagonistas y sobre todo,la supuesta falta de experiencia por parte del personaje de Adèle.

También me parece que el director ha "abusado" de la entrega de las actrices y que eso da pie a dudosas intenciones en torno a mostrar una vez más el cuerpo de la mujer como un objeto de deseo o morbo al servicio del espectad@r,aunque en este sentido pienso que han habido otros directores que han suscitado las mismas críticas al mostrar explícitas escenas de cama entre hombre y mujer y también entre dos hombres.

No obstante,aún con esas objeciones,pienso que hay aspectos de la película rescatables y también dignas de mérito y mención.

Tal cual he remarcado en la entrada,hay también algunos aspectos que podemos interpretar como crítica o denuncia,como puede ser la homofobia que se muestra en el instituto cuando a Adèle se la empieza a asociar con la chica del pelo azul a nivel de pareja incluso amistad.

Me parece este aspecto es real,y la película sin centrarse en el acoso tampoco esconde la hostilidad que se suscita en el entorno escolar ante una pareja de chicas,en la que además una de ellas,se pensaba hasta entonces era heterosexual,como ocurre en "Fucking Amal".

Por otro lado,tampoco quiero restar mérito a las actrices,que como he señalado,al margen de las polémicas,me parece hacen un trabajo excepcional,en especialmente,en mi opinión,la protagonista principal,Adèle.

Me parecen rescatables,emotivas,intensas todas las escenas que he remarcado y en el plano emocional,la historia de estas dos jóvenes,me interesa y me conmueve,así que para mí el fallo estuvo en el tratamiento de las escenas sexuales,tratadas como pornográficas,ajenas a un ritmo en la relación y también ajenas a una supuesta falta de recorrido en el caso de Adèle.
También creo que es responsabilidad de un director documentarse, explorar, investigar con testimonios directos de los colectivos en este caso implicados,quedó claro que esa labor no se hizo.
Aún con todo,no descarto en términos absolutos la película,y me parece hay aspectos rescatables.
Agradezco mucho tu visión,me parece muy enriquecedora y apropiada.
Lo bueno y lo malo del cine es que es un ámbito muy subjetivo que da pie al intercambio de percepciones y visiones,todas ellas particulares,que ayudan a ampliar siempre un poco más nuestra concepción del mundo a través de la gran pantalla.


Contra La vida de Adèle dijo...

¿Por qué tantas lesbianas estamos en contra de esta película? Aquí enumeramos las razones:
- Fomenta tópicos machistas y morbo gratuito.
- Vulgariza impunemente la maravillosa obra original, #Elazuleselcolormascalido, de #JulieMaroh, y la sexualiza convirtiéndola en basura.
- Reduce la imagen de las lesbianas a mera pornografía para hombres y la relación entre ellas a una frívola fantasía machista.
- Cosifica y explota a las actrices, #LeaSeydoux y #AdeleExarchopoulos, para hacer de ellas simples objetos masturbatorios.
- Ningunea todos los temas profundos del cómic original, así como su buen gusto y sensibilidad, sacrificando su importancia para centrarse únicamente en la explicitud de unas larguísimas escenas sexuales totalmente innecesarias para la trama.
- Intenta convencer al espectador de que estas escenas son imprescindibles para entender la vida de la protagonista, y en cambio no se regodea ni la décima parte con las escenas de cama heterosexuales (también supuestamente importantes para entender la vida de la protagonista y su evolución).
- Convierte la visibilización y normalización lésbica en puro morbo para voyeurs y pajilleros.
- #AbdelatifKechiche demuestra una total falta de respeto hacia la idea original concebida por la autora.
- Es una película mediocre premiada y alabada injustamente sólo por su reclamo sexual, sin el cual la historia no destaca por nada y habría pasado completamente desapercibida.
- Es ofensiva para las lesbianas, utilizadas una vez más para lo mismo de siempre: la consecución del placer masculino.
- Toma por idiota al espectador queriendo venderle una supuesta gran historia de amor que no es más que vulgar pornografía.
- Desaprovecha un fantástico material original y lo que podía haber sido una valiosa y memorable obra de referencia queda reducida al reclamo fácil y comercial.
- Todo lo anterior se corrobora también con las eróticas fotos promocionales y la sexualizada campaña de publicidad.

LU dijo...

Quien avisa, no hay SPOILER, jajaja, es que eres genial.

Cierto que dije que pasaría por aquí una vez vista, y aquí estoy, con la ayuda inestimable del enlace (gracias).

La fase previa, como se conocen y esa clase de literatura, es que es pura magia, y muy bien llevado en el guión.

El sexo explícito siempre hace saltar a ciertos sectores, y, efectivamente si es entre dos mujeres, pues la bomba directa a explotar. Pero los que gritan son siempre los mismos, y sus argumentos no tienen nada que ver ni con el cine, ni con la vida….

De las escenas que señalas, a mi me gusta especialmente cuando la va a buscar por sorpresa al instituto y charlan en un banco.

Esa fiesta de cumpleaños es tan amargaaa. Y la siguiente fiesta ya es una despedida….

Otra parte que me gusta son los primeros encuentros con las respectivas familias y la gran diferencia de cómo muestran su relación.

El final, después de ese reencuentro, después de tanto tiempo, de un no olvidar…. Desde lo previo, eligiendo con mimo qué ponerse de ropa, la llegada, el reconocimiento de los demás, y el ir haciéndose cada vez más invisible. Sale a toda velocidad y se aleja corriendo. Quiere dejar atrás esa historia, de una vez, romper ya los lazos que la ataron y unieron. Me encanta. Potente, desoladora, evasiva, huida, tal vez la única manera de salir, correr, y no mirar atrás.


BICOS