jueves, 15 de julio de 2010

Herida

Bajo el sopor de un calor que no da tregua y bajo los efectos de una infección de oído que no remite,me dedico a revisionar pelís que en otro momento de mi vida me encantaron.

Herida( Damage) es una película británica-francesa de 1992 dirigida por Louis Malle y protagonizada por Jeremy Irons, Juliette Binoche, Rupert Graves y Miranda Richardson.
Basada en la novela Damage de Josephine Hart. Miranda Richardson ganó el Premio BAFTA a la mejor actriz de reparto, y fue nominada al Premio Oscar.
La historia se centra en la figura de un ministro británico,Dr. Stephen Fleming,(Jeremy Irons ) casado con Ingrid Fleming (Miranda Richardson),se enamora perdidamente de Anna Barton(Juliette Binoche),la novia de su único hijo ,Martyn Fleming (Rupert Graves).



A partir de ahí,la pasión desenfrenada le llevará por caminos nunca antes transitados en un hombre frío,flemático y distante que pensaba que la vida se podía tener bajo control.























La pasión,que nunca antes había irrumpido en su vida le llevará por un camino sin retorno a través del cual será imposible medir las consecuencias.


Pero realmente ¿es el amor lo único que importa independientemente del final?ésta es la reflexión que se hace Stephen,presa de amor adictivo hasta la locura,precisamente él,un hombre que nada dejaba al azar.Resulta paradójico como el destino canalla traza los vértices de un triángulo maldito,para Stephen, un hombre cabal y calculador,el azar o la casualidad,le tenía reservada una jugada fatal.














Y me planteo ahora si realmente el amor,ese adentrarse en lo desconocido,es como se dice,lo único que importa,porque esa reflexión que por supuesto no dudé ni un instante la primera vez que ví la película hace ya algunos años,ahora me despierta más duda,que certeza,y no sé hasta qué punto el final no importa si ves claramente o intuyes con asombrosa clarividencia que tus pasos te van a conducir al desastre o incluso a la tragedia.


















Por otra parte, hay persona que parece designadas a moverse en círculos concéntricos,como es el caso de Anna Barton,y sí " hay que tener cuidado con las personas heridas,porque saben que pueden sobrevivir",cierto,pero al tiempo,Anna Barton, parece haber sido castigada en repetir pecado y penitencia,da igual que cambie de país,de casa,incluso de identidad,porque hay sucesos que están clavados para siempre en su conciencia y quizá en su propia culpa es quien la guía a recorrer de nuevo la andado.







Hay otra reflexión,por parte de Ingrid Fleming,la esposa engañada,que me llama poderosamente la atención y además,pasados los años,me doy cuenta de que es verdad y en su día,puede que incluso no deparara en ello.Una vez abierta la Caja de Pandora,Ingrid le dice a su esposo que para todo el mundo exite por encima de todo, una sola persona,para ella : su hijo,para Stephen : Anna, y para Anna......................................................................................¿quíen?
















Tal cual,no hay nada peor que obsesionarse por alguien que no obsesiona por ti,o peor,gravitar en torno a alguien que bajo el influjo de la pasión,te confunda y no seas capaz de distinguir que su epicentro no eres tú.
No sabemos en ningún momento de la película, ni siquiera al final,cúal era el epicentro de Anna Barton,tal vez,ella únicamente gravitaba en torno a su tristeza y su fatalidad,una constante que únicamente han presenciado como testigos,su madre y su amigo,Peter.
















Para quienes hayan visto la película hace tiempo,como es mi caso,les invito se expongan al curioso experimento de verla con otros ojos,con el paso del tiempo,ya no somos los mismos espectadores que fuímos,y  la percepción y las conclusiones,difieren y se distancian de ese/a que fuímos.
Para quienes sencillamente no la hayan visto,la película es una interesante reflexión sobre la pasión y su poder ciclón.




23 comentarios:

sé de cine dijo...

La vi hace mucho y me encantó. Odié al personaje de Jeremy Irons.

troyana dijo...

Sé de cine,
la película a mí también me ha encantado,verla por segunda vez,después de tanto tiempo,ha sido un total descubrimiento para mí.El personaje de Stephen para mí es el más egoísta de todos,pero al mismo tiempo,por primera vez en su vida,es presa absoluta de una pasión sobre la que no ejerce ningún control.No le justifico la falta de empatía o de escrúpulos,pero en cierto modo,entiendo esa insana adicción tras una vida cuidadosamente milimetrada, tan distante y correcta,tan previsible,medida y segura.En cualquier caso,la pasión desenfrenada por definición,está reñida con la extensión.

Gata Vagabunda dijo...

Louis Malle era un genio.

Por cierto, la Binoche no ha cambiado un ápice. Mírenla en "Copia conforme" de Kiarostami... Qué intensidad. Ayer y hoy.

Un beso

troyana dijo...

Gata!qué alegría verte por aquí:)
A ver si consigo la película que mencionas,normalmente nos pones los dientes largos con películas que aquí no han llegado o finalmente las encuentro sin subtítulos,pero se buscará como mínimo.
A la angelical Juliet Binoche le encajan bien estos papeles intensos,se maneja en todos los registros.
otro beso para ti

Antígona dijo...

Pues tienes toda la razón, probablemente la debería ver otra vez, porque además es una película que por alguna razón no me gustó.

Tal vez no me creyera esa pasión desenfrenada de Stephen por Anna, o no lograra entenderla porque no consiguiera vislumbrar los motivos por los que se desataba en la película -no digo que las pasiones irrefrenables tengan un carácter totalmente explicable, pero sí me parece que puede haber factores biográficos, vivenciales, que las hagan mínimamente comprensibles-; o tal vez, simplemente, no es que no me gustara la película sino que no me gustó el comportamiento de Stephen y ahora confundo una cosa con otra.

Porque, ¿tú crees realmente que existen pasiones irrefrenables, es decir, pasiones que nos dominen por completo hasta el punto de dañar a nuestros seres más queridos? ¿No hay aquí también un elemento de decisión del que somos responsables, que es la decisión de dejarse arrastrar por la pasión u oponerse a ella justamente para no herir? ¿No puede ser que Stephen opte por entregarse a esa pasión, caiga quien caiga, arrepentido de una vida donde se ha impuesto un excesivo control? ¿Y qué ocurre también con el grado de responsabilidad de Anna? Porque estar herido no es motivo suficiente para que por ello se nos tolere y acepte cualquier conducta.

En fin, no sé si mis preguntas vendrán mucho a cuento, porque la peli la vi hace ya bastante y la tengo también bastante desdibujada. Pero, en cualquier caso, yo respondería a la tuya que el amor no puede ser lo único que importe con independencia de su final. ¿De qué vale un amor que conduce a la tragedia? Esa tragedia no permitirá su supervivencia, por lo que el amor estará condenado desde un principio, de manera que, ni tan siquiera por motivos egoístas, es decir, pensando simplemente en el disfrute de ese amor, creo que valga la pena entregarse a él si es tan fácil anticipar el desastre. ¿No nos daña ya suficientemente la vida como para encima sumergirnos de lleno en aquello que positivamente sabemos que nos dañará y cuyo daño está en nuestra mano evitar?

Cuídate ese oído y ánimo con el calor, que realmente este verano está resultando insufrible.

Más besos!

troyana dijo...

Antigona,
cómo me gustan estos debates,creo que es una de las principales razones por las que escribo:)

Me pregunto por qué nos cuesta(y digo nos)entender tanto la pasión desenfrenada de Stephen,¿no será que como él hemos llegado incluso a domesticar nuestras emociones hasta tal punto que algo que se escape a nuestro control practicamente nos parece imposible?

Posiblemente,yo no sea la más indicada para rebatirte Antígona,me temo que yo,como tú,creo en la responsabilidad última de la persona a la hora de echar el freno a una pasión que puede dañar a terceros y más que sabes que es posible acabe en tragedia.
Yo no sé si la pasión es explicable desde el punto de vista biográfico,vivencial...puede que en algunos casos sea así o varíe según a quíen le preguntes.No sé si puede extraerse un patrón para comprender qué nos lleva a desear de tal manera a otra persona sin importar las consecuencias que nos pueda traer la culminación de ese deseo.
Sin dudas te diré que detesto la falta de escrúpulos y el egoísmo exacerbado,ese ego que nos ciega hasta el punto de ver más allá del objeto de nuestro deseo y nuestra apetencia ¿pasajera?
He conocido personas-ciclón que permanecen impasibles mientras van arrasando con todo lo que entra en su perímetro de acción pero el caso de Stephen es distinto,porque él no es un seductor,más bien aquí es derrotado,es seducido por una persona que sucumbe a su deseo pero también de una manera lánguida,casi pasiva y subordinada.

La verdad es que esta infidelidad rompe moldes,al menos para mí,porque no distingo seductor/a de seducido/a.

Por otro lado,detesto la vida de Stephen y todo lo que representa,esa distancia con la vida,cada gesto oportuno,cada día vivido con cuadrícula,y siempre dentro en el margen de lo debido.Sólo por ahí,puedo entender que por una vez en su vida,algo lo trastoque del todo,se salga de lo previsto y sea él más peón que jugador.

Y sí,sólo por el hecho de estar herida,Anna no queda eximida de toda responsabilidad en el engaño, pero es que Anna parece también más víctima que culpable,es como si arrastrara una culpa que la atormenta y que le lleva a actuar rozando lo sumiso en su relación con Stephen.

No sé,por favor si algún psicólog@ y/o psiquiatra nos lee,que entre y arroje un poco de luz ante tanto interrogante.Se agradecería algún marco teórico o patrón referencial;)

Más besos para ti!

jordicine dijo...

La ví hace mucho tiempo, pero guardo un buen recuerdo de ella. Un beso, TROYANA.

troyana dijo...

Jordi,
A mí el director,como ha dicho Gata,me parece un genio,pocas pelis llevan tan bien el paso del tiempo.ç
bss

Emily dijo...

Faré el què dius i la miraré de nou
:)

troyana dijo...

Emily,
faràs bé,després et passes per açí i em contes a vore si canvia la cosa o no;)

xpuedosaltarcharcosx dijo...

Tal vez deba revisarla de nuevo, porque cuando la vi en su día, en un cine que dejó de existir, no me gustó. Excesivamente pomposa y autocomplaciente. Con unos actores afectados de los que únicamente podría salvarse a Miranda Richardson y un guión ombliguista. Me aburrió, sinceramente.

Lo mejor tal vez sea el final. Ese cúmulo de consecuencias que acarrea toda decisión. Lo residual casi siempre es amargo en las historias a tres bandas.

Cuida esa infección de oído...

Besos, Troyana.

Bargalloneta dijo...

bufff!!!!!!!!
me impactó muchísimo.... no sñe si hacer el experimento..... el recuerdo que tengo es bueno , que pasará si ahora me decepciona???
no he recibido ningun mail, que propuesta me hacias????? me he quedado con ganas de saber ,-)
un beso!

troyana dijo...

Alex,
qué duro eres cuando quieres;)no me creo que esta película te aburriera,la puedes tildar de pomposa,pero ¿¿¿aburrida???a mí me parece intensísima y creo que si le dieras otra oportunidad,te sorprendería.
El final es tremendo,cuesta recuperarse de tal impacto,pero es lo que tienen estas pasiones al límite,tan ciegas y desbordantes.
Ya estoy mejor de la otitis,gracias carinyet.
Besos para ti !
Bagalloneta,
la peli es tela marinera.Yo me arriesgaría a verla otra vez,no creo te vaya a decepcionar,resiste bien el paso del tiempo,en mi opinión.
La propuesta que quería hacerte es la siguiente:
se está cociendo un proyecto de un blog comunitario que parte de 2 premisas en sus integrantes:Mujeres y cinéfilas 100%.Todo surgió un poco en broma,un poco en serio en los comentarios de la entrada "Aniversario historias-troyanas" donde nos preguntábamos ¿por qué no hay blogs comunitarios de cine escritos por mujeres?? y así se abre la idea de crear uno y de ofrecerlo a comentaristas habituales cuyos blogs son esencialmente cinematográficos,como el tuyo.
Dicho esto, ¿te apetece??
bsts per a tu!

Scotty dijo...

Hola, amiga Troyana. Hola a todos..

Herida es de las películas que más me emocionaron. Louis Malle es un maestro de las emociones. Yo sí que viví ese fatalismo que atenaza a los protagonistas, a los cuatro, por uno u otro motivo. Todos atrapados en una espiral incontrolable de sentimientos. Las escena de amor/sexo entre Irons y Binoche, de lo más emotivo. Tragedia de los sentimientos. Miranda Richarson, genial.

Me gustaría verla de nuevo y quizás lo haga ya que creo que está por mis estanterías.

Un abarazo.

troyana dijo...

Scotty,
todos los personajes arrastran una fatalidad que finalmente estalla.
Todos están tremendos,y Miranda Richarson da el do de pecho en mi opinión en la escena en la que recien se acaba de golpear a sí misma ya que el dolor la desbordaba.
bss

Zamarat dijo...

Pues yo no la he visto, así que me la apunto para verla ahora, que estoy de vacaciones. Feliz domingo!

troyana dijo...

Zamarat,
ya me contarás.
Féliz domingo para ti también!

Rita dijo...

La vaig veure fa anys, quan la van estrenar, i recordo que em va agradar molt.

No tinc presents els detalls i em costa ara analitzar-los, crec que l'hauré de reveure. Ja et diré!
Petons, maca!

bela dijo...

Que reflexiones tan interesantes, troyana. La verdad es que me ha apetecido volver a verla despues de tantos años para ver que me produce. Recuerdo que me encantó. Si es cierto que ahora la veré con otros ojos.
Un saludo

troyana dijo...

Rita,
ja em diràs.feliÇ estiu i bsts per a tu!
Bela
esto de ver películas que vimos en otro momento de nuestra vida,es todo un experimento.Estoy volviendo este verano a ver "A 2 metros bajo tierra" y también ha cambiado mi percepción a cuando la vi por primera vez,siempre surgen nuevas preguntas,descubrimientos,detalles que antes pasaron inadvertidos y ahora te llaman la atención...aprovecho por cierto para recomendar la serie,aun con nuevos ojos,no deja de fascinarme.
Otro saludo para ti y bienvenida!

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola,

Estimado blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis 2 sitios webs.

Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

Espero tu Respuesta a munekitacat@hotmail.com

Un cordial saludo

Catherine Mejia

ethan dijo...

Es una película que me encanta. De amor y obsesiones; y tragedias. Las pasiones están presentes, es un amor cercano a la enfermedad. esa enorme fotografía del final lo dice todo.
Saludos!

troyana dijo...

Catherine Mejia,
gracias,pero no me interesa.
Ethan
es una película intensa y sí,ese amor roza lo enfermizo.Esa enorme fotografía es una síntesis perfecta de la película.
saludos!