sábado, 25 de septiembre de 2010

El Rey Pescador

Por recomendación de un amigo que le da un aire a Jeff Bridges, anoche vi " El Rey Pescador".
Es una película de 1991 dirigida por Terry Gillian e interpretada por  Jeff Bridges, Robin Williams, Amanda Plummert, Mercedes Ruehl, Michael Jeter y Harry Shearer.




La película cuenta la historia de Jack (Jeff Bridges), un locutor de radio sarcástico,descreído y arrogante que aconseja a sus oyentes en torno a cuestiones sentimentales, generando en ellos más que sentimientos conciliadores, el odio y la aversión hacia el género humano en general  y Parry (Robin Williams), un profesor de historia medieval, que a raiz del asesinato de su mujer a manos de un desequilibrado,ha perdido la cabeza y está obsesionado por encontrar el Santo Grial en la ciudad de New York.




Paradojas del destino, Jack descubre que el asesino de la mujer de Parry era Edwin, un oyente de su programa de radio que tras hablar con Jack una noche y recibir una buena dosis de rencor y recelo hacia la especie humana,decide emprenderla a tiros en una cafetería.




Por esta razón,Jack se siente responsable de la tragedia y de la desgracia de Perry, que se ha convertido en un paranoico con visiones,que vive en un sotano, cuyos amigos viven en las calles de New York y su única motivación para seguir vivo es encontrar el Santo Grial y seguir desde lejos  los pasos de Lidia, una joven solitaria y algo excéntrica que no conoce más que de vista pero de la que está secretamente enamorado.



Jack se da cuenta,tras haber tocado fondo,sumergido en el alcohol,dando la espalda a su novia y con un intento fallido de suicidio,que su salvación pasa por ayudar a Perry en su locura.El único modo de perdonarse a sí mismo es abandonarse en la irracional aventura de conseguir el Santo Grial para Perry al tiempo que ayudado por su novia,consigue que conozca personalmente a Lidia.




En general "El Rey Pescador", me parece una producción algo desigual,incluso previsible pero hay escenas llenas de fuerza y emotividad,como el monólogo de Jack en plena noche,a los pies de una estatua con el muñeco articulado de Pinocho en las manos y la escena en la que Perry le cuenta a Jack la leyenda del Rey Pescador.










La película que en su día se llevó multitud de premios,se aleja del formato clásico made in Hollywood y nos sumerge en una fábula moderna a medio camino entre lo mitológico y la realidad, con tintes surrealistas e incluso esperpénticos,nos habla de la importancia de perdonarse a sí mismo,de lidiar con un pasado tormentoso y de que a veces,el camino para redimirse a sí mism@ pasa por  ayudar a libersarse de sus propios demonios a los demás.



17 comentarios:

Marga dijo...

Me sucede lo que a ti, la peli me pareció desigual pero tiene un algo... imagino que su carga de humanidad aunque la historia a veces se desdibuje y parezca demasiado irreal.

Y reconozco que la presencia de Bridges también influye, ays... jeje.

troyana dijo...

Marga,
Jeff Bridges me parece un buen actor,y además aquí físicamente está en su mejor momento;)Incluso en "Corazón salvaje" todavía le quedaba un algo de ese atractivo de "El rey pescador", ya se sabe que "quien tuvo,retuvo".
Por otro lado, la película no me parece en absoluto redonda,puede incluso por momentos caer en la sensiblería o mezclar los géneros y perderse entre lo ficticio y lo irreal, sin embargo,hay una fuerza tremenda en algunos monólogos y también en algunas escenas en las que ese tinte humano cobra un relieve casi espiritual y eso fué lo que me llevó a dedicarle esta entrada.
Floja o no,el director,como poco,es original,la estética,el lenguaje es muy personal(disfrutarán los amantes de la estética algo kitch de los 90)y la historia se presta a una reflexión en torno a la redención de uno mism@ y también en torno a la necesidad de crecer ayudando a crecer a los demás.
También me dió que pensar la Layenda del Rey Pescador,el modo en que consigue el Santo Grial,después de tantos esfuerzos,postrado en su cama de la mano de un tonto.
En ocasiones,el esfuerzo no es suficiente.La suerte aquí jugó a favor del Rey al llevarle al lado de ese tonto.
saludos!

Bruja Truca dijo...

No la he visto, pero la historia en si parece interesante. Habrá que verla para juzgar lo demás pero a veces el poder de lo que se cuenta supera a la película en si. Y estará bien ver a Robin Williams haciendo semejante personaje. Su carrera me recuerda un poco a Jim Carrey, demasiado encasillada en papeles cómicos.
Besos

troyana dijo...

Bruja Truca,
esto del cine ya se sabe que es ante todo,una experiencia subjetiva,pero sí,estoy contigo que a veces la fuerza de un mensaje pueden superar a la película en sí.En cualquier caso,ya me contarás cuando la veas,porque cada un@ extrae una interpretación particular.
A mí me llegó lo dicho: ese intento de redimirse a sí mismo intentando a ayudar a los demás y también esa manera de llegar hasta lo que se desea de la forma más absurda,imprevisible y ajena a la propia voluntad.Paradojas de la vida.
Robin Williams no es uno de mis actores favoritos,pero aquí su interpretación(en mi opinión,casi siempre algo historiónica)resulta bastante creible dando vida a un personaje con síntomas de paranoia y esquizofrenia.
Al parecer,este director Terry Giliam (uno de los Monty Pyton),se siente algo fascinado por la locura.
Espero tus impresiones,Bruja,siempre enriquecedoras.
bss

Antígona dijo...

Yo tampoco la he visto, Troyana, pero creo que con lo que dices la bajaré para verla en algún momento. Me gusta esa idea de que el perdón hacia uno mismo, tan necesario si uno desea vivir reconciliado con la propia piel, pasa por la acción benéfica hacia los otros, por la restauración de un daño que, aunque no proceda de la propia mano, de alguna manera guarda relación con ella y hace surgir el sentimiento de la responsabilidad moral.

Toda la trama me ha recordado a otra película que me recomendó un amigo hace un tiempo. Es una peli de Oliver Stone que en castellano se tituló "Hablando con la muerte" (en el original, creo, Talking Radio). Su protagonista es alguien muy parecido a Jack, lleno de amargura y contradicciones, que insulta y humilla a sus oyentes, quienes, sin embargo, no por ello dejan de llamar a su programa. Es una peli muy dura, nada que ver con la idea de la redención de "El Rey Pescador", pero en la que no puede dejar de plantearse que tal vez esa actitud del protagonista responda a una voluntad de, por medio de la provocación, hacer reaccionar a la gente para que supere la mediocridad y miseria de sus vidas. Aunque no es una peli agradable de ver, te la recomiendo vivamente.

Un beso y un abrazo!

Antígona dijo...

Corrijo: no es Talking Radio sino Talk Radio.

Más besos!

troyana dijo...

Antígona,
sé que a ti,como al director,uno de los temas que te gusta abordar en La Cólera de Aquiles-además de la muerte;)-es el tema de la locura.
Esta película es un poco extraña e inclasificable pero a mí me caló la lectura que puede extraerse de las cosas que les van pasando tanto a Jack como a Perry.
Esa redención de uno mismo por parte de Jack surge después de un proceso de auto-abandono,de caer en un pozo de angustia,dolor,hastío,culpa y alcohol en el que sin duda,toca fondo y la única salida que vislumbra es el suicidio.
En ocasiones,para resurgir,es preciso haber caido a lo más bajo,pero justo cuando la vida parecía que no tenía nada más que ofrecerle,se cruza en su camino Perry y como dices,intenta paliar su remordimiento paliando los daños que de forma indirecta habría podido causarle.
Es imposible reparar la pérdida de su esposa,pero tal vez pueda mitigar su dolor,ayudándole a alcanzar lo que ahora desea y por él mismo, no ha podido conseguir.
Antígona,si la ves ya me contarás.Por mi parte,ya queda anotada tu recomendación.
Por cierto Antígona,te invito a que visites la última aventura en la que me he embaucado en la globosfera,se trata de un blog a cargo de un grupo de bloggeras cinéfilas:
http://zinefilaz.blogspot.com/
en ella,además de las recomendables entradas de mis compañeras de blog, puedes leer la entrada que le dediqué a la película:
"Madres e hijas" de Rodrigo García.
Besos

jordicine dijo...

Hace tiempo que la ví, pero guardo un buen recuerdo. Además, Jeff Bridges me gusta mucho. Un beso, TROYANA.

troyana dijo...

jordi,a mí también me gusta mucho Jeff Bridges, y la película,aun sin ser redonda,merece la pena.
bs

ethan dijo...

No me gustó. Me aburrí, me pareció que le faltaba ritmo. A lo mejor no estaba en mi mejor momento para verla. Puede que le de otra oportunidad.
Saludos!

troyana dijo...

Ethan,
hay películas que sin ser grandes películas(y ojo,que esa es mi opinión porque en su día fué premiada con varios galardones de prestigio),por momentos te llegan,te dicen cosas.Es lo que me ha pasado a mí con "El rey pescador".
bs

princesadehojalata dijo...

Siento la frivolidad pero: tienes un amigo que se da un aire a Jeff Bridges?? Madre mía. Adoro a ese hombre.

troyana dijo...

Princesa,
ja,ja,ja,ja,bueno es que Jeff es Jeff y es guapísimo, pero al parecer no soy la única que se lo ha dicho a mi amigo;)

xpuedosaltarcharcosx dijo...

Adivina... Sí, hace días volví a perder un mensaje enviado a tu blog. Cosa de mi torpeza y de mi netbook, no te apures.

Te decía, si no recuerdo mal, que esta película es muy especial para mí por el momento en que la vi y lo que ocurría a mi alrededor por entonces. Y está por pasión por Terry Gilliam, al que considero un genio imposible y absoluto.

Una de esas películas en las que mirarte cuando hace frío y todo parece jugar en tu contra. Una maravilla que, por lo que leo, no te ha calado por completo, como a mí.

Besos, Troyana.

troyana dijo...

Alex,
me alegra habértela recordado.Se puede decir que no me ha parecido una película redonda,pero sí me han calado algunas de las escenas que rescato y que me parecen con toda su extravagancia, de una humanidad poco habitual.De no haber sido así,ni le hubiera dedicado una entrada,porque aunque veo más pelis de las que comento,por aquí sólo comparto lo que de alguna manera me cala en mayor o menor medida.Este director me llama la atención,creo que tiene algo de genio loco,así que le seguiré la pista.Gracias,Alex,por insistir con mi blog y a pesar de las incidencias,comentar.
Besos

k dijo...

Por eso mismo que comentas la tengo en mi carpeta de pelis favoritas. No es redonda, ni siquiera es brillante, pero tiene una cualidad magnética, algo que me hace adorarla.

Jeff Bridges alcanzó su momento cumbre con el Lebowski de los hermanos Coen (para mi gusto). Pero aquí está enorme.

Me has dado una idea para un post. Gracias! :)

troyana dijo...

K.,
me alegra pases por historias-troyanas;)
Éste director es uno de los Monty Pyton,así que de ahí,puede salir cualquier cosa,no crees?;)a mí particularmente siempre me han parecido geniales,disparatados,con un humor irónico,inteligente y surrealista, así que sus precedentes,de entrada,me tiran para adelante.
En cuanto a la peli, es extraña pero sí tiene un punto magnético-mágico que engancha.
Jeff Bridges,además de guapo,siempre me ha parecido un buen actor,con el gran Lebowski tocó la cima,tienes razón,ese Nota quedará para siempre en nuestra memoria:)pero aquí tiene momentos deslumbrantes.
Espero me tengas al corriente de esa idea para la que he servido de musa,O.K.?
saludos!