martes, 4 de octubre de 2011

Todo o nada


Siempre que una película me impacta,empiezo a indagar en la filmografía de quien está en la dirección,por eso,desde que hace poco volví a ver "Secretos y mentiras" de1996( http://historias-troyanas.blogspot.com/2011/07/secretos-y-mentiras.html )me puse a buscar otras películas de Mike Leigh.


Había visto en cine "Happy,un cuento sobre la felicidad" del 2008 ( http://historias-troyanas.blogia.com/2008/101901-happy-un-cuento-sobre-la-felicidad.php ) y me decanté por "Dos chicas de hoy" (1997) a la que recientemente dediqué una entrada en Zinéfilas ( http://zinefilaz.blogspot.com/2011/09/dos-chicas-de-hoy.html 


Finalmente,ayer me decanté por otro título del mismo autor, "Todo o nada",una película que Mike Leigh dirigió en 2002.Una vez más,vemos como el director británico se siente inclinado a reflejar las clases sociales menos favorecidas,esa sociedad inglesa de bloques de protección oficial,donde habitan los "nadie" con pocas oportunidades y no pocas esperanzas truncadas.



En ese contexto en el que enfoca su mirada en la vida cotidiana,viven tres familias,son vecinas y las mujeres de cada una de esas familias son amigas.


La primera familia esta formada por Phil  Basset (Thimothy Spall) que  está casado con Penny ( Leslie Manville) y tienen dos hijos:Raquel (Alison Garland ) y Rory (James Corden).


Phil es un taxista abatido que suele soñar despierto y en mitad de su vida rutinaria y vacía,se deleita divagando filosóficamente de vez en cuando.


Penny es cajera en un supermercado,está cansada de su trabajo y su jornada que nunca acaba,pues llega a casa y las tareas del hogar la consumen, la falta de consideración de su hijo Rory y la aparente falta de apoyo por parte Phil.
Raquel por otra parte,trabaja en una residencia de ancianos,es una joven con sobrepeso  taciturna,parca en palabras,  se siente sola y se refugia en la lectura.


Y por último,Rory, un adolescente-joven perdido,que ni estudia ni trabaja,tiene sobrepeso y es rechazado en el vecindario por otros muchachos, está solo y su modo de reaccionar ante todo es la agresividad,que dirige en todas las direcciones al hablar pero especialmente hacia su madre.


Esas vidas que funcionan por inercia,son reales,la cámara de Leigh se adentra en sus hogares,sus miserias,sus actos más cotidianos,pero como maestro de  emociones que es (ya lo vimos en Secretos y Mentiras),con unos actores en estado de gracia ( de nuevo,magnífico Thimothy Spall y espléndida Leslie Manville)  ,nos lleva de la angustia a la esperanza,del declive a la eterna  voluntad de sobrevivir a la adversidad valiéndose del amor y el afecto como tabla de salvación.



La segunda familia está compuesta por Mareen (Ruth Sheen ) que es una madre soltera que vive con su hija,Donna (Helen Coker),una joven hostil que se acaba de quedar embarazada de un chico que no la respeta y que tiene un carácter violento e impulsivo.Mareen no está dispuesta a permitir que su hija Donna cometa los mismos errores que ella cometió.



La tercera familia la forman Carol (Marion Bailey) y Ron (Paul Jesson) que tienen una hija, Samantha (Sally Hawkins).Carol tiene problemas de alcoholismo y Ron trabaja también como taxista pero no consigue levantar cabeza.Si no fuera por la elección que hace de los hombres,se diría que Samantha es la única que tiene la cabeza sobre los hombros,pero se siente atraída por el novio de Donna y mantiene una relación extraña con un joven que la vigila todo el tiempo desde la calle y que no parece estar muy equilibrado.



En este panorama de bloques de protección oficial,Mike Leigh lanza un mensaje inequívoco,más allá del puro artificio cinematográfico,una idea global que apunta a una fe inquebrantable en la condición humana, aún en situaciones adversas,donde se hace difícil la esperanza.En cualquier momento de la forma más inesperada,un accidente,un traspié en uno de los vecinos, puede poner en jaque a toda la comunidad,que aparta incluso la hostilidad para ocuparse,cada uno en las medidas de sus posibilidades,de la contrariedad.Es la única salida redentora,más allá de la circunscripción de cada hogar,el sentimiento como fuerza a la que aferrarse ante la frustración,el dolor y la soledad.

16 comentarios:

nury dijo...

Llevo un par de días echando un vistazo a tu blog porque me gustan mucho las películas que seleccionas y lo que cuentas. Coincido bastante y creo que tus opiniones en las que no he tenido oportunidad de ver son dignas de tener en cuenta. Ya no tengo paciencia como antes y prefiero seleccionar un poco. Así que ha sido un placer conocerte y te seguiré encantada. Saludos.

Dona invisible dijo...

Un argument commovedor, aquesta dissecció dels barris que hi ha a tota gran ciutat... Estic segura que aquests personatges tenen molt a veure també amb qualsevol persona de l'àrea metropolitana de Barcelona, per posar només un exemple: les inquietuds, els anhels i sobretot les frustracions...
Me l'apunto!
Petonssssss

ethan dijo...

Mike Leigh, como Loach o Winterbottom (a veces) y algunos otros forman parte de ese grupo de directores ingleses que retratan la sociedad siguiendo las inquietudes de aquel "Free Cinema" que lo cambió todo.

troyana dijo...

Nury,
me alegro te haya gustado lo que has leído,un placer recibir visitantes nuevas a mi casa virtual y entiendo perfectamente eso de seleccionar,hay tanto por ver...
Ponte cómoda,estás en tu casa.
saludos y bienvenida!

troyana dijo...

D.I.
commovedor,i sí, aplicable a qualsevol barri d´una gran ciutat: Londres,París,Madrid,Barcelona....etc....etc....iguals i diferents,diferents però iguals...aquesta dissecció de la condició humana es al mateix temps local i global.
Bsts

troyana dijo...

Ethan,
sí,yo también le encuentro muchos puntos en común con Loach,por ejemplo,forman parte de ese grupo de directores ingleses que se enmarcan dentro de eso que se conoce como "cine social",enfocando su objetivo en las clases sociales menos favorecidas,haciéndose eco de unas vidas anónimas que simplemente subsisten en los países que gozan del supuesto " estado de binestar social".
saludos!

Laura Uve dijo...

Muy interesantes las películas que recojen el tema social, hoy, de forma realista y sin tópicos. Un director interesante, la verdad. No sé si la podré encontrar, se me acumula faena con las películas :(

Un abrazo grandeee!!

troyana dijo...

Laura Uve,
sin prisas,ante todo,el cine como la literatura,ha de ser un placer.
Ni aunque viviéramos tres vidas,podríamos verlo ni leerlo todo.

La oferta es ilimitada,por eso,es imprescindible seleccionar,decantarte por lo que mueva tu curiosidad...

En este caso,el cine social para mí es casi una apuesta segura,aunque también depende de quien esté en la dirección.
Por lo que toca a Leigh,todo lo visto me está gustando,sigo pensando que "Secretos y mentiras" es su obra cumbre,pero,ojo, estoy convencida de que si le das una oportunidad a "Todo o nada", te emocionará y te gustará.

Otro abrazo grande para ti!

alex dijo...

Mike Leigh es un tipo de lo más estimulante. Lejos de ser el mejor director de cine de la historia, como se le consideró hace pocos meses tras acumular las valoraciones de sus películas en IMDb (cuestión que en él mismo despertó sonrisas), tiene una carrera sólida y coherente como no muchos directores actuales. No he visto "Todo o Nada", cosa que haré, si bien no se cuándo, inmerso en mi vorágine habitual, pero películas como "Secretos y Mentiras", "Naked" o "Topsy-Turvy" ya suponen una garantía de que merece la pena echarle un vistazo.

Abrazos, Troyana.

troyana dijo...

Alex,
me siento incapaz de decantarme por un solo director/a que pudiera catalogar como el mejor director/a de cine de la historia.Seguro me saldría un buen ramillete,así que no me planteo elegir.
Me siento muy en sintonía con el lenguaje de Leigh,me gusta que se decante por los ciudadanos de a pie,los invisibles de las barriadas del centro o del extrarradio.
Para mí su obra cumbre sigue siendo "Secretos y mentiras" pero "Todo o nada" es un drama urbano que no tiene desperdicio.

Abrazos!!!!

Susan lenox dijo...

Troyana, sigues en la sintonia de postear cine del que mas me gusta.
Mike Leigh, gran, gran director de historias cotidianas, con las emociones a flor de piel TODO O NADA me encanto, aunque mi favorita es SECRETOS Y MENTIRAS Y EL SECRETO DE VERA DRAKE, me parecieron fabulosas.

Petons.

troyana dijo...

Susan,
es grandiosa esta película de "Todo o nada" con ese título además tan rotundo....
A mí me ha emocionado mucho,en medio del dolor,la desesperación,el desempleo,la escasez,la hostilidad... ese rayo de luz en lucha que siempre deja a la sombra vencida...que diría Miguel Hernández...

Mi favorita pese a que "Todo o nada" se le acerca, y mucho,sigue siendo "Secretos y Mentiras"...

Bsts

Zamarat dijo...

Suena bien. También vi "Happy" y me gustó mucho.
Abrazo!

troyana dijo...

Zamarat,
"Happy,un cuento sobre la felicidad" es una comedia muy optimista,la actriz protagonista por cierto,también sale en "Todo o nada",es Samantha.
Otro abrazo para ti!

LU dijo...

Me gusta especialmente este director, pero esta película la considero de las más flojas, a pesar de tener algunos de los elementos que le caracterizan.

http://tartarugamxica.blogspot.com/2010/01/todo-o-nada.html

Supongo que ya te lo habré dicho, pero si todavía no la has visto, te recomiendo, El secreto de Vera Drake:

http://tartarugamxica.blogspot.com/2009/11/capturing-friedmans-el-secreto-de-vera.html

Biquiños

troyana dijo...

Lu,
vengo de leer tus reseñas,y no deduzco de la que le dedicaste a "Todo o nada" que te pareciera floja en su día.

A mí me gusta mucho el director y esta película en concreto me ha parecido tremenda,no al nivel de "Secretos y mentiras"(que es suprema)pero con mucho acierto en el retrato social,un relato increíblemente humano,emotivo,realista y de algún modo,esperanzador.

No he visto todavía "El secreto de Vera Drake",deduzco que te gustó bastante.Tengo en cuenta la recomendación,como siempre.

Biquiños