jueves, 28 de julio de 2011

Cena de amigos



La película de Danièle Thompson "Cena de amigos"(2009) me ha recordado bastante a la también francesa "Pequeñas mentiras sin importancia"( http://historias-troyanas.blogspot.com/2011/06/de-los-amigos-de-peter-pequenas.html )pero también a la catalana "En la ciudad" de Cesc Gay ( http://historias-troyanas.blogspot.com/2010/12/en-la-ciudad.html ).
Las tres películas abordan una cuestión cada vez más palpable en las ciudades: la incomunicación.
Aquí en  "Cena de amigos" se hace alusión al término "la dictadura de las apariencias".Se trata de llevar una máscara de que "todo está bien" aunque por dentro,estés hecha mistos y todo en lo que creías se esté cayendo a pedazos.
Son cinco parejas de amigos que se reúnen,cenan,cuentan anécdotas y hablan de todo y de nada,pero eluden abrirse de forma honesta para evitar sacar a la luz sus heridas,sus miedos,sus dudas,sus fracasos a nivel emocional.

Vayamos pareja por pareja:



Primera pareja:han pasado por momentos bajos pero últimamente en apariencia la pareja se ha recompuesto.Es sólo en apariencia porque él se ve con alguien y ella sin buscarlo ni esperarlo se queda embarazada a los 42 años¿¿podrán decidir libremente su destino o se verán coartados por el futuro bebé??

.



Segunda pareja:Él abogado,ella,escritora.Tienen varios hijos en común y no se soportan.Ella es de las pocas que deja salir esa insatisfacción en grupo.Emmanuel Seigner está espléndida,siempre la recordaré por el inolvidable personaje que interpretaba en la más que recomendable "Lunas de Hiel" de Roman Polanki (si no la habéis visto,buscadla,no sé por qué no le he dedicado una entrada.....)



 Tercera pareja: él oncólogo,ella ginecóloga.Ella ya no está enamorada de él, de hecho,tiene un amante jockey pero no se atreve a hablar con sinceridad con su marido.




Cuarta pareja: él es 20 años mayor que ella,los demás no ven posible la relación,de hecho,al principio hasta les cuesta imaginarla.Se quieren,pero tienen que enfrentarse juntos a la incredulidad o el rechazo de los demás.Por si fuera poco,él conoce casualmente al padre de ella y congenian de maravilla cuando ella hace años no se habla con su padre,debido a su pasado infiel con su madre.


Me interesa de forma paralela,la relación entre las hermanas pues ella es hermana de la mujer de la primera pareja,y están enfrentadas por las diferentes posturas que toman en relación al padre y ahora por la "inadecuada" pareja de una de ellas,20 años mayor que ella.


Quinta pareja:en realidad,no son pareja,son los desemparejados,los solteros del grupo.Él acaba de ser abandonado por su pareja,ella ha vencido la batalla contra el cáncer,.y trabaja dando clases de flamenco.A veces,como diría Benedetti,la soledad puede ser una llama.O no.

La película me parece correcta,tal vez no me ha entusiasmado porque es un tema recurrente en la última comedia francesa,el ejemplo más reciente: "Pequeñas mentiras sin importancia", pero no obstante,no se puede restar méritos a algunas de la interpretaciones como  la de Emmanuel Seigner y tampoco desdeñar el jugoso debate que plantea en torno a frentes como la incomunicación y la hipocresía como modelo imperante en la relación social.


Vuelvo a hacerme algunas preguntas sobre la clase de sociedad en la que vivimos que nos empuja a la prisa y al fingimiento.No tenemos tiempo ni ganas de escuchar ni tan siquiera a los más íntimos. Esta sociedad que fomenta el ego y el consumo,de forma especialmente notoria  en el estrato social en el que se detiene la película:la burguesía,punto de fuga del que parten todo tipo de poses,de códigos de conducta a seguir en sociedad.
Pero,entonces:
¿de qué sirven los amigos si vamos a las cenas como quien va a la oficina?
¿se pude sobrevivir a la verdad o es más fácil vivir con una adecuada dosis de mentira e  hipocresía ?¿estamos preparados para oír la verdad cuando en algún momento eso supondrá que alguien nos diga lo que piensan de nosotros,de nuestras relaciones,de nuestras vidas?


En palabras de la directora:
(....)La película ilustra muy bien el dicho favorito de tu abuelo: "Es de buena educación mostrarse alegres". Pero yo también citaría a Ionesco: "Somos alegres, pero no somos bobos". Queríamos mostrar cómo ocultas tus sentimientos, tus preocupaciones y tu tristeza cuando estás actuando.(...)"

Como dice Juliette (Marina Hands): "Una cena en la que nadie cuenta nada es un coñazo, ¡pero una en la que se cuenta todo es un infierno!". Tuvimos que encontrar un punto medio, sobre todo teniendo en cuenta que si revelas cómo son realmente en sus vidas, a nivel profesional, personal, emocional, de amistad, también estás revelando lo que piensan o dicen unos de los otros. Durante esta cena salen a la luz algunos problemas, se crean historias, nacen nuevas relaciones. Al fin y al cabo se trata de la vida social, que conlleva una forma de aparentar, aunque haya que recurrir a la hipocresía o las mentiras, porque es lo que nos permite sobrevivir. No podemos "sobrevivir" con la verdad.(...)"


Por cierto,hablando de burguesía,ayer en el telediario,decían que el grupo más proclive a sufrir depresión eran las mujeres del primer mundo con una posición económica solvente.De nuevo ,las mujeres somos noticia por ser el grupo social más frágil y vulnerable,incluso teniendo dinero o poder,seguimos sin ser una amenaza real,porque en ese supuesto,en el primer mundo,al parecer se tienen todas las papeletas para caer en una depresión......

Esta entrada se la dedico a Laura Uve,que sé que ha disfrutado de la película y que le ha hecho reflexionar.Por cierto que si no habéis visto "En la ciudad" de Cesc Gay,os la recomiendo fervientemente,aborda una temática similar,pero teniendo como telón de fondo,Barcelona.

12 comentarios:

Manderly dijo...

Hay temporadas en las que se repiten demasiado las mismas temáticas y creo que llegan a saturarnos un poco.
Apuntada queda.
Un saludo.

Laura Uve dijo...

Graciassss.... me reitero, eres un sol y además de vacaciones (espero que cuentes el lugar en el que aún no has estado pero pronto estarás).

Estoy muy de acuerdo en lo que dices, el matrimonio más auténtico es el que más se insulta, la escritora y el abogado, él no se queda atrás. La actuación de Emmanuel Seigner, es buena, pero tiene algo en su cara que me distancia de ella (es raro, no suelo pillar manías de ese tipo..., no sé explicarlo mejor).

Absolutamente deliciosa la escena del novio y del padre de la hermana pequeña... cómo me reí cuando se marcaron el baile. También es buena la de la silla de ruedas que se pone de pie (por cierto, yo entendí que acaba ahí por un accidente de moto...).

El trasfondo es muy real, también lo es que la mayoría de la gente prefiere callar y mantener las apariencias......un rollo. Aprovechar una cena colectiva para decir las verdades es un infierno, hay que ir a las cenas con las verdades dichas.... y así disfrutar del mero placer de la compañía de las personas estimadas. Parece tan fácil ¿verdad?

Un abrazo grande grande

Intentaré ver la peli de Gay...pero voy siempre retrasada con el cine xd

troyana dijo...

Manderly,
no sé si será tendencia, pero esta comedia francesa y la de " Pequeñas mentiras...." me parece tienen bastantes rasgos comunes...en cualquier caso,es interesante y recomendable.
Si la ves,ya me contarás!
saludos!

Mario dijo...

Siempre estará de moda hablar de las relaciones de pareja, es el punto medio entre la primera juventud y la adultez, por eso su importancia, mucho de nuestro análisis personal a la media vida partirá de esa decisión amorosa, no es poca cosa. También es recurrente que se haga notar que la soltura económica luego trae vacíos existenciales, esto lo veo algo inexacto, quizás sea así para muchos cuando no se posee un plan de vida concreto porque el dinero nunca es la meta sino el camino, pasa cuando no tienes bien cimentada tu personalidad, no tienes gente que de verdad te complemente y no tienes metas definidas lo cual suele pasar por más inverosímil que nos paresca pero con todo ello en nuestra existencia se puede ser feliz en lo posible, tampoco es que necesites ser adinerado, vasta con un posición holgada. Por lo expuesto me interesa la película, quisiera ver un poco más de ello, quizás porque todavía no me saturo del tema por no abordarlo demasiado. Un abrazo.

Mario.

troyana dijo...

Laura,
muchas gracias.....no sé si este año iré a algún lugar que no haya estado antes,pero ése desde luego,siempre es mi deseo.

Sí, el matrimonio del abogado y la escritora es real,pero me incomodan esos arranques de brutal sinceridad en público.Supongo,como todo,en el grado medio está la virtud,ni estudiada hipocresía ni exhibición pública de lanzamiento de cuchillos.


Una de las escenas que más he disfrutado precisamente ha sido la del baile entre el padre de la novia y el novio,ambos prácticamente de la misma generación.He leído que la directora confiesa que siempre le ha gustado ver bailar a las personas así dejándose llevar como si fueran niños,a cualquier edad.

Lo del accidente no me queda claro,la verdad.Yo entendí que la ginecóloga tenía una enfermedad degenerativa por eso se pone a la defensiva hablando de los hijos con una de las amigas.

Otra escena que me gusta mucho es el baile final,cuando la profe de flamenco saca a bailar al otro soltero del grupo que está entusiasmado con la situación y es tan arrítmico como feliz.

Yo creo que hay que ir a las cenas con las verdades dichas,de acuerdo,pero no a todo el mundo ni a la vez,sino eligiendo la persona y la situación,en la intimidad.Lo que no concibo es que en este grupo de amigos no se sincere nadie, ni siquiera quedando de dos en dos en una situación que se preste más a la confidencia o la complicidad.

Otro abrazo para ti!

troyana dijo...

Mario,
bueno yo creo que la pareja es un tema inagotable a cualquier edad,no sólo entre la primera juventud y la adultez.

También creo que la decisiones amorosas se han de tomar a lo largo de la vida,y son claves siempre,tanto cuando implica un inicio como cuando conlleva un final.

En cuanto a los vacíos existenciales, creo que el vacío,la búsqueda del sentido de la vida,la soledad,son consustanciales a la condición humana y cada un@ afronta estos frentes de forma diferente según la persona y sus circunstancias,que a veces son determinantes.

Si finalmente la ves,Mario,ya me contarás.
saludos!

Dona invisible dijo...

Intentaré veure-la. M'agraden les preguntes que et planteges i el tema de la incomunicació és tan constant, perquè és el mal de la societat occidental actual. Només penso a la pregunta: què tal? i la resposta és sempre: "bé, bé", encara que per dins estiguem fets pols... I és que també penses: realment m'escoltaran si els explico el que em passa? M'entendran?
Una abraçada.

troyana dijo...

Dona Invisible,
així es,a eixa pregunta sempre contestem que bé,i això ho puc a arribar a entendre a la feina o entre gent que no es coneix molt,però el que no puc entendre es que els amics terminen sent desconeguts.
Jo crec que si realment son amics teus sempre els interessaran les teues respostes.
Una altra qüestió es que t´entenguen,però segur que n´hi ha un intent com a mínim.
De vegades som complicades les persones,costa posar-se al lloc del altre,costa entendre el que li passa,però si el que escolta es amic,sempre com a mínim ho intentarà.

Un altre abraç per a tu.

alex dijo...

Las películas en las que se narran cenas dan mucho juego. Tal vez haga una lista sobre ellas, porque material hay de sobra.

No he visto la que citas en tu reseña. Tampoco tengo planes de verla a corto plazo. Sólo añadiré que "Lunas de Hiel", como afirmas, es extraordinaria a mi parecer.

Besos, Troyana.

troyana dijo...

Alex,
como siempre,te animo a que hagas una lista de pelis donde salgan cenas de amigos,o de parejas.... me encantaría leerla.

Por otra parte,"Lunas de hiel" es una de mis películas favoritas.Igual me animo y le dedico una reseña,la he visto varias veces y siempre,me hipnotiza.Polansky es tremendo.

Besos,Alex.

LU dijo...

No recordaba que la hubieras reseñado. En fin…

Máscaras, apariencias, una sonrisa artificial y a seguir. Qué triste, verdad?

Hace un rato hablaba con unos amigos sobre la velocidad de nuestras vidas y a veces el poco tiempo que le dedicamos a lo verdaderamente importante. Comunicarnos parece que nos supone un esfuerzo cuando ello implica profundizar. Estamos perdiendo las buenas costumbres, esas maravillosas charlas después de una comida….

Ese maldito afán de triunfar, donde no caben las debilidades…

En cuanto a los personajes, me gusta esa complicidad que se establece entre el padre y la pareja de la hermana, ese baile que se echan.

Las hermanas, ese resentimiento que flota en el aire….

TRoyaNa dijo...

Lu,
mi percepción sobre algunos temas ahora es distinta.
Creo que no todo el mundo está preparado para recibir la verdad y por tanto hay que dar la sinceridad que el otro pueda soportar.
Por otro lado,la vida,es verdad,pasa rápida y no dedicamos suficiente tiempo a lo importante,charlar,por ejemplo,entre amigos,sea cara a cara sea por teléfono es tan saludable e indicado como ir al gimnasio.
Es cierto eso que dices,ese maldito afán por triunfar,esa impuesta necesidad de esconder la debilidad...A mí cada vez me parece más valiente el hecho de no esconder en un momento dado la vulnerabilidad...
biquiños