lunes, 5 de diciembre de 2011

El Portero de noche





Hoy en vistas de que las películas que he visto en el cine no me han dejado una huella imborrable,me decanto por reseñar una película de los 70: "Portero de noche".

Liliana Cavani dirigió esta película en 1973 y está protagonizada por Charlotte Rampling y Dirk Bogarde.Por lo visto,en su día fue una película algo polémica e incluso escandalosa,tal cual lo fue en su tiempo "Ultimo tango en París" de Bernardo Bertolucci.



Ambientada en la Viena de 1957, nos cuenta la historia de un reencuentro.Una mujer judía,esposa de un director de orquesta,reconoce en el portero del hotel donde se aloja,a un antiguo general nazi que en el campo de concentración donde fue recluida durante la Segunda Guerra Mundial,la había utilizado como objeto sexual en una tortuosa relación sadomasoquista.



Esa mujer ahora mantiene una posición acomodada y su vida ha cambiado por completo.
Max,el antiguo general convertido en portero del turno de noche de un hotel,está buscado por la justicia y mantiene una vida discreta y rutinaria en la que en ocasiones,los recuerdos,le atormentan.
Este reencuentro inesperado,romperá abruptamente la sólo aparente solidez de una vida nueva que ambos habían construido en lucha con la memoria.


Son muchas las cosas que me sorprenden de esta tremenda historia,pero la que más me impacta es el vínculo indeleble que se crea entre los personajes protagonistas.Es esas circunstancias tan adversas,en plena guerra,ellos mantienen en el pasado una extraña relación con tintes sadomasoquistas,ella es muy joven,está en una situación de completa indefensión,y es previsible que de sobrevivir, esas experiencias la marcarán de por vida.


Pero lo que vemos es que trece años después,ninguno de los dos ha olvidado ese vínculo, es más,es como si todo hubiera cambiado(la situación política,el país...)todo,menos ellos en el fondo.


Los humanos somos muy extraños,hay relaciones de amor-odio que verdaderamente escapan a toda razón,a todo raciocinio posible o imaginable y ese misterio desde el punto de vista psicoanalítico,es todo un filón a explorar,cuando es el propio individuo quien elige libremente esa relación, si es que uno es libre cuando se deja llevar por unos sentimientos tan intensos.


El destino aleatorio,cuando todo parece previsible,viene y se ríe de nosotros,cuando creíamos conocer todas las respuestas,nos lanza más interrogantes,nos pone en el camino fantasmas que creíamos vencidos u olvidados y nos hace enfrentarnos a nosotros mismos.
Es lo que tiene la vida de inquietante,esperanzadora pero a la vez indómita,porque aunque de nosotros dependa siempre la última palabra,nos tiene siempre,nunca terminamos de tenerla de todo.


En palabras de Max:
"Cuando todo parecía perdido,sucede algo inesperado.Un fantasma de la memoria toma forma,¿cómo librarse de él?su voz y su cuerpo forman parte de mi mismo"

La presión del grupo trece años más tarde,se ve reflejada en las reuniones que Max mantiene con algunos de esos generales o servidores al régimen,que viven ocultos en el hotel,empeñados en destruir las pruebas o controlar a los testigos que pudieran comprometerles.El grupo se vale de la culpa para controlar a sus miembros,para someterles y restarles toda libertad de movimientos pero este trasfondo carece del relieve que cobra la relación entre los dos protagonistas porque ese vínculo es tan poderoso y tan primario que va más allá de toda ideología, por mucho arraigo que ésta haya tenido en otro tiempo.




He leído que algunas interpretaciones sobre el cariz de la relación que se establece entre el verdugo y la víctima que consiente el sometimiento,apuntan a una doble lectura sobre cómo reaccionó Europa ante la invasión nazi,en algunos casos con una inicial pasividad que favoreció la expansión y el fortalecimiento del ejército alemán.La población contrariada ¿se sentía protegida por un poder superior o tenía miedo a la libertad,clave sobre la que teorizó Eric Fromm?
Al margen de estas teorías,el fuerte de esta película está en las interpretaciones de los protagonistas,Charlotte Rampling y Dirk Bogarde.


Todo resulta creíble,a pesar de lo deshilvanado de algunos flash-backs,y aunque la historia por momentos pueda parecer escabrosa o truculenta,lo cierto es que la realidad a menudo supera a la ficción,y detrás de todo juicio moral,hay un amor que tal vez se escapa a nuestra comprensión,pero existe en sus vidas y tal vez fue el primero y quien sabe si el único o el último que les tocó vivir.

20 comentarios:

ethan dijo...

La vi en su día, cuando se pudo ver en España, pero la tengo que volver a ver (la tengo en la estantería así que será un día de estos).
Un saludo!

Laura Uve dijo...

Me pasa como a ethan, la vi hace tanto que tendría que volver a verla para poder comentar algo de interés. Recuerdo que en su momento me pareció una buena y original película. Tu comentario me ha despertado la curiosidad para recordarla.

Un abrazo grande!!

Troyana dijo...

Ethan,
a mí me la ha dejado un amigo dvd original y ha sido una grata sorpresa.
Lo que en otros tiempos, era motivo de escándalo por las escenas de sexo subidas de tono,hoy se ven de otro modo.
A nivel psicológico,me parece tiene mucho meollo.
Si finalmente,decides revisarla,espero con interés tu opinión.
saludos!

Troyana dijo...

Laura,
es una película muy interesante,que merece una segunda visión.

Está claro que en algunos aspectos,ha pasado el tiempo,pero me parece que la reflexión en torno al deseo y al vínculo irracional que nos ata a determinadas personas,es una de sus principales bazas,por no hablar de las excelentes interpretaciones de la pareja protagonista.
Lo mismo que a Ethan,si finalmente decides revisarla,ya me contarás.

Un abrazo grande para ti también!

Manderly dijo...

Como dices, ambos están en el pasado, en esa relación de dificil clasificación, que mantienen sin importarles todo lo que sucede en torno a ellos. Están impasibles, especialmente ella, ante el futuro al que les puede llevar esa situación. Parece no importarle lo más mínimo.
Es difícil pensar que ella sufra el síndrome de Estocolmo. Quiero decir que en este caso tiene que haber algo más ya que ella no ha sido secuestrada por él. Esta es otra situación.
A día de hoy, ya no es tan escandalosa como entonces en cuanto a las imégenes pero sigue siendo en la parte psicológica.
Un saludo.

Dona invisible dijo...

Una relació que escapa a les lleis del raciocini? Un passat i un context històric que marquen la vida de moltíssimes persones? La pressió del grup, la culpa? I ambientada a Viena als anys 70? Me l'apunto, per descomptat!
Has fet una anàlisi molt profunda i sembla que l'element psicològic està molt present a la pel·lícula; en efecte, som molt complexos, i de vegades tenim reaccions irracionals, que escapen a la raó... Molt interessant.
Petonssss

Zamarat dijo...

Ufff!! Cómo vienes hoy, Troyana! La vi hace pocos años y me impresionó la crudeza de la historia.
La interpretación de Charlotte Rampling es magistral.
Abrazo!

Troyana dijo...

Manderly,
es que por muy dura que fuera la situación en un pasado,yo creo que esa experiencia que compartieron les marcó para siempre a ambos.
A veces la línea que separa lo que te destruye de lo que te vivifica no está tan clara y fue un amor,a su manera,puede que destructivo,pero el tiempo demuestra que fue un amor después de todo.
Además,ella era muy joven,casi una joven recién salida de la adolescencia,es presumible fuera su primer amor,y ya sabemos aquello de que el primer amor no se olvida.
Si pasado el tiempo,te reencuentras con esa persona,sabes que ahí ha de quedar algo tuyo,y eso es lo que sienten ambos,en especial,Max,que siente que una parte de sí mismo está todavía en ella.
Es comprensible.
Por otra parte,yo no creo que ella sufra el síndrome de Estocolmo,porque en la segunda parte de la historia,pudo haber huido,pudo haberle denunciado a las autoridades....y tampoco es típico apego hacia que te ha tenido recluida contra tu voluntad.No,estamos ante un vínculo poderoso,no sólo físico si no también emocional.Es que aunque nos cueste entenderlo,es amor,o así lo interpreto yo.
A día de hoy,las escenas más tórridas no escandalizan,pero sí puede levantar ampollas en otros ámbitos,como la mutua dependencia,o la relación con tintes sadomasoquista.
¿tiene el ser humano una tendencia hacia lo que le es dañino?
ay,cuantas preguntas sin respuesta.....

saludos!!!

Troyana dijo...

Dona Invisible,
jo crec que t´agradarà per moltes raons:el context històric,el país,els personatges...la relació entre ells es molt complexa però es necessiten,no s´havien oblidat,cadascú forma part del passat de l´altre,son fonamentals l´un per a l´altre a l´hora de comprendre la seua vida,han arribat a ser qui son per tot el que han passat i han tingut massa pes l´un sobre la vida de l´altre.Impossible oblidar o mostrar-se indiferent després d´eixe inesperat retrobament.
Som irracionals,tenim dos hemisferis de vegades en lluita,però l´emocional va pel seu compte i sovint nosaltres,darrere.
Però,qui vol tindre control sobre tot??
Bsts

Troyana dijo...

Zamarat!!
ja,ja,ja,ja,ja
sí,vengo con una historia nada tibia,lo sé,pero aquí hay cabida para todo tipo de historias,las más suaves y las más escabrosas.
La interpretación de Charlotte Rampling es espectacular igual que la de Dirk Bogarde.
Al poco de colgar el post,me doy cuenta que Charlotte Rampling también forma parte del reparto de "Melancholia" de Lars Von Trier,en el papel de la madre de Justine y de Claire.
Abrazo!

Gata Vagabunda dijo...

Esta película ha estado siempre observándome desde la estantería de películas que mis padres tenían en casa. Estaba vetada. Por aquel entonces, las calificaciones para menores se respetaban escrupulosamente en mi casa... ¡qué tiempos!

Troyana dijo...

Gata Vagabunda,
me alegra verte por aquí.
Es comprensible lo que cuentas.
Hoy,esas escenas,las de contenido erótico,no son en absoluto motivo de escándalo,pero creo que la directora en su momento,fue muy valiente abordando toda una serie de frentes-tabú:la erótica del poder,la vocación destructiva de las personas(o de algunas personas),la extraña dicotomía víctima-verdugo.....las complejas relaciones físicas y emocionales en las que se ven inmersas algunas personas...
Desde un punto de vista psicológico,me parece muy interesante.

jordicine dijo...

Tendré que revisarla, TROYANA, porque hace tiempo que no la visiono. Un abrazo.

Troyana dijo...

Jordi,
para mí ha sido una grata sorpresa.Si le das una oportunidad,ya me dirás.
Es de esas películas que hacen pensar...
1Abrazo

Bargalloneta dijo...

No la he vista....:-(, i no és una pel.lícula que m'hagi atret mai, però a la meva mare li encanta en Bogarde,
li dono una oportunitat??
petons

Troyana dijo...

Barga,
ja,ja,ja,ja,ja,
el Bogarde jo crec que també li agrada a la meua mare...ja.ja.ja.ja.ja.ja.ja
Jo et contestaria que sí,que li donares una oportunitat,es una relació molt peculiar,a nivell psicològic molt interessant,dona molt peu a la reflexió....així que si la veus,ja em contaràs.
Bsts

Pepe G.P. dijo...

Sin querer llegué hasta este blog y tengo que reconocer que pocos he leído que analicen esta película con tanto cuidado y detalle. Y por la pinta creo que no es algo inhabitual.
Me parece que me voy a convertir en un lector asiduo. Me gusta tu estilo.

TRoyaNa dijo...

Pepe,
acabo de ver ahora tu comentario.
Muchas gracias y bienvenido.

jessica cabo dijo...

Tiene buena pinta , me suena algo de aver visto una escena , pero necesito verla me llama mucho la atencion aunque sea auntentica ,pero como dijo mi padre las mejores peliculas son las de esas epocas del 1970 o de antes.

TRoyaNa dijo...

jessica cabo

pues sí,antes de 1970,tenemos un cine extraordinario,ahí está el clásico,pero en mi opinión,después también se pueden encontrar verdaderas joyas.
Saludos!