lunes, 23 de abril de 2012

El árbol de la Vida




Todavía en estado de shock después de ver "El árbol de la vida" de Terrence Malick.

Esta película del 2011 alabada por muchos,criticada por otros tantos,me ha dejado profundamente impresionada.
El argumento se mueve en dos planos: el íntimo y familiar y el cósmico o global.





A nivel íntimo,nos ofrece el reflejo de una familia media americana en los años 50,compuesta por un padre militar rígido y autoritario,Mr. Obrien ( Brad Pitt), una madre dulce,tierna y maternal((Jessica Chastain)y tres niños,de los cuales se da mayor protagonismo al mayor,Jack que tendrá unos 11 años (Hunter McCracken). La película es un relato en forma de flash-back donde se revive la infancia y la preadolescencia de Jack.Se refleja el punto de inflexión que supuso para la familia la pérdida de uno de los hijos del matrimonio a la edad de 19 años y cómo esa tragedia afectó a todos hasta el punto de llegar a ser un verdadero esfuerzo encontrar sentido a seguir con vida.


A nivel cósmico,Malick nos ofrece una galería de imágenes sobre el origen de la vida,la naturaleza en todos los medios,por tierra,aire,mar.....



La correlación que establece entre la vida a nivel íntimo-familiar y la cósmica es continua.
De manera intermitente,se intercalan escenas de la vida de los niños y sus padres y la vida del planeta.
Asistimos a  un proceso de nacer y morir, de crecer y decrecer.
La naturaleza estalla,resplandece,se expande,se contrae ,explosiona en luz,en color.....y sentimos su latido en el sol, el volcán,el mar, el magma,el desierto,las rocas,la montaña,los fondos submarinos, las playas..... hay una conexión trascendental y a la vez palpable en las preguntas que lanza la voz en off de la madre,del padre,el niño (ahora adulto,interpretado por Sean Penn) con el movimiento de la vida en todo el planeta.Un movimiento que a veces es caricia y otras es un látigo,a veces de evolución y otras revolución,a veces avance otras retroceso.




La vida a nivel íntimo es vista a menudo a través de los ojos de Jack,el niño, sometido a las rígidas normas de su padre, contrariado a medio camino entre el odio y el amor hacia la figura paterna,creciendo en conexión con la naturaleza,en estrecha relación con sus hermanos y con una evidente devoción hacia su madre, de la que precisa todo su cariño pero a la que reprocha su docilidad hacia su marido.
Jack intentará reconciliarse con su padre, que después se auto-justificará argumentando que trataba de enseñarle a enfrentarse a un mundo hostil haciéndole fuerte.
 Por otro lado, la relación con su madre  es opuesta,ya que la madre es dulce,cariñosa,algo más permisiva y siempre cercana y accesible a sus hijos.
Tal cual suele ocurrir en estos casos,la crianza o la educación sobre modelos represores o autoritarios tiene un efecto de antena-repetidor en los niños,en los adolescentes.....y Jack casi sin darse cuenta termina reproduciendo algunos gestos de su padre.



Ya adulto, Jack ( Sean Penn),echando de menos al hermano que nunca recuperará,se siente perdido e infeliz en el mundo actual en busca de respuestas para el significado de la vida,asqueado de la codicia,el egoísmo,la falta absoluta de interés por algo más que no sea el ascenso en la escala social.
" (...) Eres joven.Sólo te preocupa tu carrera.No has entendido nada....."



No quiero llevaros a engaño,el argumento posiblemente son más deducciones e interpretaciones que conclusiones de un exhaustivo guión perfilado. "El árbol de la vida" es una alegoría,un poema visual que se vale de imágenes y música para expresar,a modo de gran mural  un  mensaje que tal vez aún esté por descifrar.


El enigma de la vida ¿quienes somos?¿cómo fuimos creados?¿qué sentido tiene nuestra existencia? planea como un interrogante que se posa en los ojos de un niño confundido o contrariado o una madre incapaz de asumir la pérdida de un hijo o un padre que ve fracasado sus sueños y se da cuenta tarde que no ha sabido vivir la vida como la vida merecía ser vivida,con amor,con entrega desmedida hacia quienes le amaban.




El enigma de la vida y la muerte se pasea también a través de una erupción del volcán, del ciclo de las estaciones,la noche-el día,las mareas,las bandadas de pájaros sincronizadas,el baile de las plantas acuáticas,el choque de la lava y el fuego con el agua marina,el chorro de agua que fluye de las entrañas de la tierra.....el misterio de lo extinguido,de la supervivencia de las especies, la cadencia del viento en las hojas de los árboles o el suave movimiento de la posidonia....

Lo diminuto y lo trascendental van de la mano y a través de cada personaje,Malick se sirve para establecer un diálogo con un dios,al que busca,al que reza,al que pide respuestas.....


Así, ante la muerte de un ser querido,se escucha:
" Señor :¿dónde estabas? ¿por qué? ¿lo sabías?"
"¿quienes somos para ti? contéstame....."



A veces las preguntas no siempre van dirigidas a un dios al que se busca,si no que son fruto de una reflexión sobre el origen de una emoción,como el amor:

" Antes de saber que te amaba, creía en ti. ¿Cuándo tocaste mi corazón por primera vez?"

Estas reflexiones,estas imágenes van acompañadas de una sublime banda sonora  de la que es responsable Alexandre Desplat.Una música a veces melancólica,a veces,delirante,pero siempre hermosa.



La película me ha recordado visualmente y filosóficamente a "Melancholia" de Lars Von Trier.
Encuentro muchas similitudes  en la belleza del lenguaje visual.
Hoy precisamente que era el día de la Madre Tierra,me he encontrado casualmente ante este espectáculo de vida,de naturaleza,con esta deslumbrante galería de imágenes del planeta.
Por otro lado, a nivel filosófico,existe una reflexión íntima y a la vez universal sobre el sentido de la vida,el por qué ,el para qué del haber venido al mundo aquí,ahora, ¿con qué fin?
toda una inquietud,que busca origen,raíz,conexión. 




Qué puedo deciros,la película para muchos,una obra maestra,para otros,un fraude,para mí una apuesta bellísima y singular que hay que apreciar sin prisas y sí con buen ánimo y disposición.


Si es así,si le das cuerda y te dispones a disfrutarla,te ves sobrecogida por la insignificancia y a la vez grandeza del ser humano,de todo ser vivo  en general.Las preguntas siguen sin respuesta,pero el espectáculo es grandioso y merece ser visto con la curiosidad y el asombro de esa niña o ese niño a veces relegados al olvido que llevamos por ahí dentro trasteando entre tanta lógica y tanta razón.


Dos últimas reflexiones en la voz de la madre:

" (....) Ayudaos el uno al otro
amad a todo el mundo
cada hoja,cada rayo de luz,
perdonad....(...)"


"(...) El único modo de ser feliz es amando, 
si no sabes amar 
tu vida pasará como un destello.
Sé bueno con los demás.
asombrate,
ten esperanza (...)"


No os la perdáis.Tomaos tiempo,como quien coge un libro de poesía o contempla un cuadro gigantesco que requiere detenerse y prestar atención.
Si he de rescatar una escena,posiblemente,una sola no podría,pero desde la interpretación de un pasadizo,de un corredor hacia la memoria,me quedo con la última,aunque cualquier imagen destila belleza y merece nuestra contemplación.El reencuentro con lo que se perdió es en esta última escena, la redención a tanto dolor,aunque sea desde el plano de la imaginación o la ensoñación.






37 comentarios:

daniel dijo...

¡Que gran reseña Troyana! Me ha encantado lo que dices porque me recuerda a ciertas cosas que tambien sentí y expresé en una critica cuando finalicé el visionado de esta pelicula (http://daniel-cinepuro.blogspot.com/2011/09/critica-de-tree-of-life-el-arbol-de-la.html)

Es fantástica porque nos habla de la vida, de la muerte, de la familia, de la naturaleza, de la creación, de lo divino, de lo espiritual... etc. Y tiene frases realmente hermosas. Y ni se diga la fotografia, hermosisima.
La historia me emociona, me estremece, me parece una construcción justa y que termina en un clímax perfecto. Solo le critico una cosa (más desarrollo del personaje de Penn).

De lo demás no me leerás nunca hablando mal de esta joya del 2011.

¡Que tanto has tardado para verla eh! jeje.. pero te llegó el dia justo sin duda.

Un abrazo.

TRoyaNa dijo...

Daniel,
ja,ja,ja,ja,
tienes toda la razón,he tardado mucho en verla,a pesar de las continuas recomendaciones,acepto ese cariñoso tirón de orejas,pero ya sabes que esto es como todo,las cosas vienen cuando vienen,y a mí "El árbol de la vida" me llegó sin buscarlo ayer,justo el día de la Pachamama;)

Muchas gracias por tus palabras de elogio.En cuanto la vi pensé:
"merece que me esmere en la reseña" para después rectificar: "no,no es esmerarse la palabra,es dejarme llevar una vez más, por todo lo que me ha hecho pensar pero sobre todo,sentir"
Y así ha sido,como dice mi compañera Bargalloneta,de Zinéfilas:
"el sentimiento,por delante".

Por otra parte,he leído tu entrada y me ha gustado mucho aunque yo sí me quedé con más ganas del Jack adulto,de ese maravilloso Sean Penn,que me tiene enamorada,con esa tristeza perenne en la mirada.
Me hubiera gustado que esa visión poética y filosófica de Malick se adentrara algo más en nuestro tiempo.

Me ha gustado mucho una apreciación que has hecho de que la película es en esencia espiritual,y lo espiritual,trasciende a lo religioso.

A tod@s,con independencia de nuestras creencias,creo nos persiguen e incluso nos angustian los mismos interrogantes vitales:
¿por qué?¿para qué?
¿de dónde venimos?¿a dónde vamos?
¿qué sentido tiene la vida?
¿tiene alguno la muerte?

Para mí la película es grandiosa,como poco es un cine personal,bello,arriesgado,alejado de toda fórmula comercial,rebosante de poesía y lirismo al que merece dar una oportunidad.

Un abrazo

Posdata: y atentos a ese niño que en el cine,nos va a dar muchooooooo que hablar;)

Laura Uve dijo...

Me gustó mucho la película y sí que le veo un paralelismo con Melancholia.

Recuerdo que el papel de la madre no me acabó de gustar, me pareció que potenciaba una especie de resignación religiosa que provocaba una limitación también importante en la vida de sus hijos.

He mirado a ver que había escrito sobre la peli, pero como en el lateral lo hago sobre la marcha, no lo tengo guardado...

Un gran post.

Un abrazo!!

TRoyaNa dijo...

Laura,
muchas gracias;)
me quedo pues con las ganas de leer lo que escribiste tu sobre la película:(

El papel de la madre es verdad tiene un punto sumiso con el que yo tampoco sintonizo.De hecho,el niño mayor cuando el padre se va de viaje,se rebela y descarga contra ella toda la ira acumulada gracias a la represiva y autoritaria actitud del padre.
Ella no sabe o no puede pararle los pies a su marido cuando éste se excede con los niños,a lo sumo,se enfada en silencio pero ahí queda todo.

Los roles masculino-femenino en relación a los atributos asignados culturalmente están muy marcados y definidos.El hombre,la severidad y la autoridad,la mujer,la dulzura.

Ese punto de resignación religiosa,lo encuentro también en la madre,pero ahí por ejemplo,ella se NIEGA hasta prácticamente el final a asumir la pérdida del hijo,no quiere olvidar,quiere morir para estar con él.
La madre de la madre le habla de la voluntad de Dios pero ella no parece escuchar,no acepta esa tragedia que percibe en todo momento injusta e innecesaria.Previa aceptación,es preciso el proceso de duelo que vive hasta la última secuencia.

Más allá de la psicología del personaje,en mi opinión,la actriz está fantástica.

Tanto "El árbol de la vida" como "Melancholia" son películas con una fuerza sobrecogedora en las imágenes,muy visuales,acompañadas de sendas bandas sonoras melancólicas,sutiles o vibrantes,pero además,con ese trasfondo filosófico o espiritual que nos invita a la reflexión, a preguntarnos por el sentido o sin-sentido de nuestra vida.

Ambas me han gustado mucho.No estoy en situación de decidirme por ninguna,porque ésta de Marlick sigue creciendo en mi cabeza conforme pasan los días y vuestras impresiones avivan aún más mi interés.

Otro abrazo para ti!

Manderly dijo...

Para mi esto no es cine. Es un conjunto de bellísimas imágenes que se podrían encontrar en un documental lleno de imágenes pero sin texto.
Me ha parecido un experimento interesante pero nada más, pero esto es algo personal claro. Con los gustos ya se sabe y tiene que haber de todo.
Jessica Chastain cada vez me gusta más. Este año la he visto en tres películas y espero seguir su carrera.
Saludos.

Jordicine dijo...

Muy diferente al resto de películas. A mí me gustó más la segunda parte, aunque la primera tiene mucho mérito. Un beso.

El veí de dalt dijo...

Me resisita a verla, pero vaya...si Troyana la deja así de bien, será buena.

TRoyaNa dijo...

Manderly,
al hilo de tus reflexiones,me pregunto si "El árbol de la vida" no es cine....¿qué es?
¿donde está el límite que separa lo que es cine de lo que no?

¿no ocurre lo mismo con el arte?
ante la experimentación de creadores rompedores que no siguen los cánones establecidos,siempre hay voces que se preguntan:
¿esto es arte? hay quienes opinan que sí,hay quienes opinan que no....

Por lo que a mí respecta,más allá de las clasificaciones o los compartimentos estanco,no quiero perderme fórmulas "extrañas" dentro del marco de lo cinematográfico si el resultado me parece así de interesante y enriquecedor.

Jessica Chastain aparte de ser bellísima,en esta película está extraordinaria.

Saludos!

TRoyaNa dijo...

Jordi!
veo que estás de renovación total,cambias la foto de perfil,la lengua en la que escribes.....renovarse o morir.
He leído la entrada que le dedicaste a "El árbol de la vida" y te hacías muchas preguntas....
SPOILER
Mis hipótesis:
yo creo que la madre recibe la noticia de la muerte de su hijo por teléfono porque su hijo posiblemente se me ocurre ha seguido los pasos de su padre y ha muerto en el ejército posiblemente en alguna misión fuera del país.....es lo primero que me vino a la mente;)
- El final es una fantasía de Jack adulto,"sólo soñando somos libres" de ahí que es posible el reencuentro con el hermano muerto.Es una ensoñación a modo de redención momentáneo del dolor.

Otro beso para ti!

TRoyaNa dijo...

Veí de Dalt,
me alegra verte por aquí...muchas gracias por fiarte de mi criterio,ya me contarás.
Bsts

Dona invisible dijo...

Troyana, mmmm ara quedaré fatal, però he de dir que em vaig avorrir molt mirant la pel·li aquesta hahaha... I no és perquè no m'agradi entrar en el rotllo conceptual (ja saps que vaig gaudir molt amb Melancholia) és que no hi vaig acabar d'entrar... em van sobrar minuts d'imatges i més imatges i em va faltar profunditat en algun personatge. Potser l'hauria de tornar a revisionar des d'un altre xip. El personatge del Brad Pitt terrible, per això... I llàstima que no s'explotés més a en Sean Penn.
Salut!

TRoyaNa dijo...

D.I.

com que quedar mal?al contrari,s´agraeix eixa sinceritat....he llegit moltes crítiques i algunes acusen a la pel.lícula d´avorrida i lenta...jo crec que és precís trobar el moment oportú per a veure-la però està clar que a tots no ens té perquè impressionar lo mateix,ni de la mateixa manera ni amb la mateixa intensitat.
El personatge de Brad Pitt si ho penses bé,dona llàstima perquè és d´eixa classe de persones que estimant als seus,no es capaç de fer arribar el que sent,perquè ningú segurament li ha ensenyat.
Segurament copia models masculins anteriors : el seu pare?
No sap amar i quan s´adona,ja es tard,massa tard,i se sent fracassat.

El personatge de Sean Penn a mi m´agrada molt.M´haguera agradat que s´haguera aprofundit més en la seua insatisfacció vital i com no,també al nostre temps.

Salut!

alvaro Locx dijo...

Hola me parece fabuloso tu post y tu blog.

TRoyaNa dijo...

Alvaro,
muchas gracias,estás invitado a quedarte y participar.Bienvenido!

C. Noodles dijo...

Hola Troyana.
Son pocos los que se atreven a decir abiertamente lo maravilloso que es "El Árbol de la Vida". Me ha gustado mucho la manera que lo has contado.

A mí me parece una experiencia única. Una Obra Maestra y fundamental de estos últimos años.

Un abrazo.

TRoyaNa dijo...

Ciudadano Noodles,
...me alegra tu presencia aquí,pues ya te conocía a través del blog de David Amorós.

El cine,al final,es una vivencia,una experiencia única,irrepetible y subjetiva que nadie puede vivir por nosotros.
Por eso,el que nos guste una película es algo tan subjetivo que tendríamos que explorar en nuestra memoria,nuestro corazón y nuestro cerebro para hallar un motivo o una cadena de motivos,y aún así algún cabo quedaría suelto y seguramente también algún código por descifrar.
Me gusta ese halo de misterio,porque en parte escapa a nuestro control.

Muchas gracias por tus amables palabras.
A mí "El Árbol de la vida" me ha parecido una experiencia única,como a ti.Al margen de que entremos más o menos en el argumento o las historias que nos cuentan,me parece una apuesta a nivel de lenguaje cinematográfico tan arriesgada y original,que sólo por eso,genera ya en mí un interés,una curiosidad.

Si a eso le sumamos,toda la carga simbólica,metafórica y filosófica que podemos interpretar de cada una de las historias que nos cuenta Malick,el debate,promete.

En ocasiones,esa prolongación de la película más allá de la pantalla,en estos diálogos abiertos,da una nueva dimensión a lo que vimos,hace incluso que la película llegue a gustarnos más.

Otro abrazo para ti y bienvenido!

deWitt dijo...

Yo confieso que llegué a ella con mucha curiosidad y miedo, después de leer todo lo que leí y teniendo en cuenta que Malick me gusta mucho, pero....me sobrecogió. Quízás me pilló en uno de esos días en los que estás más sensible, pero me pareció de una belleza sobrecogedora.

Coincido contigo en las similitudes con Melancholia. Cuando estaba en el cine viendo la de Trier, inmediatemente me vino a la cabeza The Tree of Life.

¿Sabes qué? Que me has creado las ganas de volver a verla, jeje!

saludos

TRoyaNa dijo...

deWitt,
yo llegué a ella con muy buenas referencias,sabía más o menos de qué iba,había leído críticas y también habituales analogías con Melancholia.
Primero vi la de Lars Von Trier y me fascinó,puede que incluso más que "El árbol de la vida" pero la película de Malick me ha impresionado por su espiritualidad,su trascendencia.
Ese trasfondo con el soporte de las potentes imágenes y la música que le acompañan,es casi una trampa para el espectador.
Me alegro pues de haber contribuido a que la puedas volver a revisar;)
saludos!!!

miquel zueras dijo...

Bueno, poco puedo decir que no se haya dicho ya, sólo que "El árbol de la vida" me gustó mucho y que me encanta el estilo personal de Malick con su fuerza visual que nunca resulta artificiosa pero mi película preferida de este director sigue siendo "La delgada línea roja". Saludos. Borgo.

TRoyaNa dijo...

Miquel Zueras,
...hace tanto tiempo que vi "La delgada línea roja" que me temo no estoy en situación de opinar,tendría que revisarla y después valorar.
Por lo que a Malick se refiere estoy de acuerdo en que tiene un estilo muy personal,es de los pocos directores que hoy día se atreven a hacer un cine de "imágenes" y esto podrá ser objeto de discordia,pero creo que no tod@s pueden o saben transmitir una historia,un mensaje sin apenas guión..
Saludos y bienvenido!

Zamarat dijo...

No cabe duda de que las imágenes son pura poesía. No es una película fácil, está claro. Yo lo dejo en "diferente". Aún no he visto "Melancholia": tengo la sensación de que me va a dejar hundida...
Por cierto, te he dejado una cosa en mi blog. Abrazo!

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
sí,coincido contigo en que es una película "diferente",se sale completamente del tiesto.

Tengo una amiga que le pasa lo mismo que a ti,está esperando el momento oportuno para ver "Melancholia" porque teme que la deje hundida;)

Aún con todo,pienso hay que ver las dos:
"Melancholia" y "El árbol de la vida" y escoger el momento oportuno para ambas.
Ante todo,no tener prisa y aunque suene algo "masoquista" también tiene su punto ver estas películas con un punto de tristeza y melancolía,tal vez así,nos cuesta entrar menos en lo que nos cuentan,al menos en la de Lars Von Trier.


Voy corriendo a ver qué me has dejado en tu blog.Qué ilusión!

Abrazo!

Melvin dijo...

Yo me pasé media película fascinado por la música, la estética, la fotografía y con esa sensación extraña y estimulante de estar ante un epectáculo único e irrepetible. También percibí la atmósfera de "Melancholia" y ese debate entre lo divino y lo humano, la naturaleza y la ciencia, la razón y la emoción, la vida y la muerte. No la recomiendo, porque creo que pocos estómagos están preparados... Pero es un festival de belleza y en eso Mallick es un maestro. Un besote.

TRoyaNa dijo...

Melvin,
es que es un espectáculo de belleza sobrecogedora.
El paralelismo con Melancholia se refuerza por la potencia visual,pictórica,la música,la atmósfera onírica y también cósmica,los planos globales,de los planetas,de la tierra....
el debate entre lo humano y lo divino está presente y también entre la vida y la muerte y todos los misterios que encierra el ciclo...

Desde luego,tanto Lars como Malick hacen un cine para algunos pretencioso,para mí,como poco,deslumbrante.
Otro beso para ti!

David Amorós dijo...

Me ha gustado mucho tu crítica Troyana. Es hermosa y digna de una película notable. No me apetecía mucho leer el post cuando lo vi porque he tenido amargas discusiones con esta película, de gente que la adora y no admite otras opiniones. Triste. Ya ves que al final me he decidido a leerte. Y valía la pena. Yo en su día le puse tres estrellas sobre cinco. Me dejó impresiones algo encontradas. Es cierto que me fascinaron escenas bellísimas e incluso alguno de los retratos íntimos que nos muestra, pero me resultó demasiado pretenciosa. Creo que quiere abarcar más de lo que finalmente logra y que Malick muere de ego. Terminaba mi crítica (de triste actualidad ahora en mi blog) diciendo que sin duda la película, por arriesgada me parecí recomendable, pero en cierta manera fallida. Felicidades por el post. Un abrazo.

LU dijo...

Hoy ya con la tranquilidad y el tiempo que necesito para leer tu MARAVILLOSA entrada y poder charlar sobre esta OBRA MAESTRA:

La vi hace un mes, o puede que algo más. Y me dejó MUDA.

Cuesta digerirla. Cuesta llegar a esas profundidades que nos plantea envueltas en TANTA BELLEZA y DOLOR.

Tengo que volver a verla porque creo que así conseguiré cerrar la boca y los ojos a la medida recomendable para poder disfrutarla y PENSAR.

Esa infancia que recoge como una esponja lo que los modelos familiares le transmiten. Esa dureza en la educación del padre que contrasta con el polo opuesto de la madre. Parece muy complicado que esto genere un adulto en equilibrio.

Desgarradora la experiencia del duelo por la muerte del hijo. Esa madre se aferra con todas sus fuerzas a la religión, para seguir adelante. Creo que esa VULNERABILIDAD hace más ferviente cualquier fe, y roza con el fanatismo e irracionalidad. Pero cómo enfrentarse a esa pérdida???

Qué sentido tiene la vida cuando nos arrebata a los seres que más queremos???

Qué extraño ese dios – para quien crea – que observa sin inmutarse, sin responder, sin confortar….

Las imágenes, lo cósmico, son ya para perderse del todo. Buscando respuestas más allá de nuestra insignificante existencia. Que no somos el centro del universo. Que no somos los mejores, que somos minúsculos e indefensos. Que a veces no sabemos apreciar la belleza y la paz que nos ofrece un paisaje, el sonido de las olas, el aroma que trae el viento…

Queda algo de esperanza?

ADORO a Malick

Biquiños

nury dijo...

Yo todavía la tengo pendiente. Ya me vale. Una amiga también se quedó impresionadísima después de verla y la encantó. Así que después de tu maravillosa entrada, ya no lo dudo más porque me fio un montón de los gustos de vosotras dos.
Un abrazo

alex dijo...

La he discutido tantas veces y con tantas personas que poco me queda más por añadir. Considero que conozco la obra de Malick al dedillo. He visto todas sus películas (que no son demasiadas) en más de una ocasión. Considero "Malas Tierras" y "La Delgada Línea Roja" obras maestras incontestables. "El Nuevo Mundo" lleva más allá lo apuntado en "La Delgada Línea Roja" en materia de cine etéreo, más próximo a la poesía visual que a la prosa disléxica. De tal modo que me presenté en la sala, durante el pasado festival de San Sebastián, preso de una ansiedad poco común en mí. De veras que me ha ocurrido en muy pocas ocasiones el necesitar ver una película. El resultado fue descorazonador. Una segunda parte impecable que no me llegó a tocar a causa de una primera mitad pomposa y anacrónica. Incluso el tramo final de la película, tras reconciliarme con ella a duras penas, me pareció una tomadura de pelo por su filosofía de manual que utiliza metáforas tan evidentes, tan sobadas, que me resultaron impropias de Malick. El poso final está más cercano a la mueca que señala un desconcertado "¿por qué?" que a la fascinación que ha generado en tantos. No cuenta nada nuevo (al contrario, todo lo apuntado, su estilo narrativo, está presente en sus dos obras anteriores ensartado en la narración con mayor acierto), y el modo de narrarlo es tan pagado de sí mismo y tan obsoleto como el esnifar rapé. No quiero volver a verla pues la sensación que me dejó se torna cada día más enojada.

Ello no evita que reconozca sus valores puntuales (que los tiene, y no son pocos), los ocasionales ramalazos de emoción que me llegaron y las buenas reseñas que su visionado ha provocado. Entre ellas la tuya, Troyana.

Besos.

Antígona dijo...

Pues mira, le tenía yo cierto recelo a esta película, quizá porque había oído por parte de gente de la que me fío comentarios un tanto jocosos sobre la escena de los dinosaurios, enlazados con comentarios críticos sobre la visión religiosa de la existencia y de la creación que supuestamente Malick pretende imponer en ella. Sin embargo, me parece que después de leer tu apasionada reseña (cómo se nota que te ha impresionado, muchacha :)) no me voy a poder quedar sin verla.

De Terrence Malick apenas he visto nada. Hace poco vi “Días del cielo” y debo reconocer que no me entusiasmó. No es que sea indiferente a la belleza de las imágenes –que Malick siempre cuida notablemente-, pero eché en falta una narración más sólida, o quizá una historia más elaborada que la que transmitían por sí mismas las imágenes. O, por decirlo de otra manera, el disfrute estético no me bastó porque no conseguí que la historia, tal y como estaba contada, me llegara o me produjera algún tipo de emoción o reflexión.

Pero como todo lo que has contado me ha seducido, le daré una oportunidad. En cualquier caso, no puede ser fácil elaborar una película que trate de plantear preguntas tan renuentes a la respuesta y a la vez tan ineludibles como las preguntas sobre el origen del mundo, de la humanidad y sobre su finalidad o destino. Para mí, “2001: Odisea del espacio” es una lograda reflexión sobre el origen y destino del ser humano. Pero claro, Kubrick era un auténtico maestro, y aun así la película no dejó de despertar opiniones encontradas. Habrá que ver la de Malick para al menos poder comparar.

Un beso y un abrazo!

TRoyaNa dijo...

David Amorós,
muchas gracias por tus amables palabras.
No termino de ver el sentido de las amargas discusiones en torno al cine,creo que el cine,aun pensando diferente,ha de ser canal de mutuo enriquecimiento.

Puede que Malick rebose ego (como Lars) pero eso no le resta un ápice de belleza a su maravillosa puesta en escena.

Fallida o no,la película tiene algunos logros notables:La singularidad de su lenguaje,el trasfondo filosófico,la contraposición de lo real con lo trascendental...etc.

Te envío un abrazo felicitándote por tu capacidad de asertividad y tu templanza.

TRoyaNa dijo...

David,
para ser más explícita te felicito por tu saber estar precisamente en esas amargas discusiones a las que tú aludes.
Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Lu,qué bonica,muchas gracias:)

Adentrándome en materia.....

Veamos,cierto,el niño crece con modelos referenciales padre-madre casi antagónicos.Es cierto,es complicado que así,el niño crezca en equilibrio.

Estoy de acuerdo contigo en que la película destila belleza y dolor y personalmente a mí también me dejó muda,me sobrecogió.

No tengo tan claro que la madre se refugie tanto en la religión como comentas,no hasta el final,en que sí percibo un atisbo de "aceptación" de la pérdida y una entrega de su hijo a Dios al final de un proceso de muchas preguntas y ninguna respuesta,tras el duelo,tras la reconciliación con el plano más místico e irracional.
Su primera reacción no es de negación de Dios pero sí de mucho cuestionamiento,de duda,de impotencia,de incomprensión....para mí todo eso roza cierto escepticismo en sus creencias religiosas,tal vez incluso,una fisura.
Si nos arrebatan los seres que más queremos,el sentido de la vida,se vacía al menos,temporalmente,hasta que conseguimos superar el duelo y en cierta medida,sobrellevar el dolor.

A tu pregunta de qué extraño ese Dios,para quien crea,que no se inmuta ante las preguntas,el dolor.....
seguramente encontrarías un interlocutor que te dijera que ese Dios tiene muchas formas de responder a través de códigos que nos llegan por mediación de terceros,incluso de los sueños, y también de las aparentes e insignificantes casualidades de las que más de una vez hemos hablado.

Esa reflexión que haces sobre la insignificancia del ser humano en torno a todo lo que nos rodea,me parece una de las claves que más atrapan de la película.Sentirte diminuta ante la grandiosidad del universo,tan inabarcable,tan indómito en ocasiones a nuestro afán de control y sometimiento...la naturaleza se expande,se exhibe,se rebela como una fuerza que va más allá de un ser humano pequeño que aún teniendo la misma capacidad para crear que para destruir,se empeña la mayoría de las veces en codiciar,en someter,en explotar,en destruir....
Por eso,ese desfile salvaje me conmocionó profundamente porque más allá de toda esa codicia hay una fuerza mayor a la que no llegamos,un movimiento,un fluir que es salvaje y tremendamente poderoso.
¿queda algo de esperanza?
yo creo que sí,que Malick aunque sea a través de la ensoñación final,
propone el reencuentro con uno mismo,con los demás,en un paisaje blanco-cegador,en una playa,viendo como vuelven los seres perdidos que dábamos por irrecuperables,viendo como vuelve la niña que fuimos y que ninguneamos.....para mí todo esto subyace a la bucólica escena final,que no deja de ser una interpretación por mi parte,pero sí me parece en cierto modo esperanzador aunque sea a través de la memoria.

Yo también adoro a Malick y a Lars,y me da igual que se les acuse de ególatras,me quedo con su cine y con todas los pensamientos y las emociones que nos despiertan.

Biquiños

TRoyaNa dijo...

Nury,
pues muchas gracias por fiarte de mi criterio.Lo cierto es que yo la vi sin ninguna expectativa previa pese a las repetidas recomendaciones que recibí.
Espero que tus expectativas,si las tienes,no se vean defraudadas.
Un abrazo!

TRoyaNa dijo...

Alex,
muchas gracias:)
no sé si es bueno llegar a una sala de cine con tanta expectación, pero me parece en la mayor parte de las ocasiones,juega más en nuestra contra que a nuestro favor.

Distingues tres partes en la película.
Supongo que la anacrónica y pomposa,que señalas como primera se refiere más que nada a lo que podríamos interpretar cómo la explicación del origen de la vida.
No eres el único que ha criticado duramente esa parte por extensa,aburrida,algunos dicen que pretenciosa o tu,pomposa.
Bueno,yo la interpreté como un desfiles de poderosas imágenes que me remitían una y otra vez a la naturaleza,a la profunda simbiosis que hay entre la vida y la madre Tierra.Y no te voy a mentir,lo disfruté.
La segunda parte la calificas de impecable.Me da la impresión que lo más llegó a calarte (aunque no lo especificas) fue la historia de la familia.
Y la tercera parte,que es el cierre,es un terreno que se presta a las más diversas interpretaciones y todas y ninguna sean válidas por igual.
Para mí,Malick nos ofrece una ensoñación,un viaje en la memoria de Jack.
La única manera de sobrellevar el dolor,la angustia vital,la pérdida o el duelo es un ejercicio de memoria donde pasado y presente se cohesionan y TODO ES POSIBLE.
Es posible resucitar al niño muerto y que su madre le abrace,es posible reconciliarnos con el niño que Jack fue y mirarle a los ojos,tomarle de la mano o abrazarle.
En un sueño,en una visualización, en un recuerdo REINVENTADO, no hay límites, no hay sujeción,no hay ninguna restricción.
Y así el espíritu de Jack adulto,vuela libre al recrear una fotografía donde traspasando la barrera que separa la vida de la muerte, por fin el dolor remite.

Es sólo mi interpretación,no me parece moralizante,sólo una vía de escape para reconciliarse en cierto modo con una vida a la que le cuesta encontrar sentido.

Besos también para ti.

TRoyaNa dijo...

Antígona,

en ningún momento interpreté que Malick nos intente vender un origen religioso a la creación.Igual estoy en la parra,pero en mi opinión,lo espiritual y filosófico,trasciende lo religioso.
La película de Malick habla del ciclo de la vida-muerte,de pérdida,de amor,de vínculo,se hace innumerables preguntas de carácter filosófico....pero no da por sentado ninguna explicación a través de la religión,o al menos,yo así no lo interpreté.
Sí que establece una analogía entre lo particular y lo general,lo íntimo (la familia) y lo universal (el planeta), habla de angustia,y sí,claro,planea la idea de Dios en medio de la angustia,la duda,la desesperación,el desconsuelo....un Dios al que se le interroga,se le busca "a machete" pero no siempre atisbamos a encontrarle....

Te advierto que todas las impresiones que tuviste en "Días de cielo" puedes volverlas a tener con "El árbol de la vida" pues no estamos ante una historia elaborada con la tradicional estructura inicio-nudo-desenlace y las imágenes vuelven a hablar por sí solas en una contraposición casi continua del planeta y la familia.

Es posible surjan sentimientos encontrados,pero fíjate ésa quizá sea otra cualidad más del cine de Malick,que al final,aunque sea contrariados,todos terminamos hablando de su película,de lo que intenta transmitirnos.
Me temo o mejor,me deleito,en que las interpretaciones sean tan diversas,tan poco unánimes.

No menos importante que el mensaje o el argumento,me parece el lenguaje cinematográfico.Tú hablas de Kubrick, a mí "El árbol de la vida" me ha llevado a "Melancholia" de Lars Von Trier, y ambas,en ese sentido,me parecen espectaculares.

Ya me contarás,porque espero con vivo interés tus impresiones.Me atrevería a decirte que no te fíes a pies puntillas de las mías,que ya te habrás dado cuenta que cuando algo me gusta,me dejo llevar fácilmente por el entusiasmo.
Un beso y un abrazo para ti!

manipulador de alimentos dijo...

EStupenda reseña!!! ES una película inolvidable, de tuétano, esencial en su imperfección, sobre nosotros mismos, la naturaleza o DIOS. Un saludo!!!

TRoyaNa dijo...

Manipulador de alimentos,
muchas gracias.
Para mí,una película que no podré olvidar.Todas las cuestiones que han intrigado al ser humano y que siguen siendo enigmas sin resolver están aquí y nos llevan de nuevo a la reflexión...
saludos!