sábado, 10 de marzo de 2012

Un final made in Hollywood




 Tal cual anuncié, Manderly ( http://manderly07.blogspot.com/ ) fue la máxima acertante en la quiniela que desde esta casa se propuso para los Oscars 2012.
Ella,me propuso elegir conjuntamente su petición de película a reseñar y la verdad,no me pude resistir a aceptar este generoso ofrecimiento.Fue así que entre las dos llegamos hasta Woody Allen y "Un final made in Hollywood".Y claro,yo encantada;)

Woody Allen rodó "Un final made in Hollywood" en 2002.
El propio Woody Allen interpreta al protagonista,Val Maxman, un director que con dos oscars en su currículum,da la impresión de que su tiempo de gloria en el cine ha pasado,y sus neuras y sus manías han contribuido a dejarle arrinconado en la industria cinematográfica que ahora ya apenas se acuerda de él.


Ahora se dedica a la publicidad y comparte su vida con una aspirante a actriz mucho más joven que él(  Debra Messing) de la que rápidamente nos damos cuenta de que él no está enamorado.


 Su ex-mujer Ellie( (Téa Leoni) le abandonó por un productor de éxito(Treat Williams) y ahora pasado el tiempo,sigue confiando en su talento y le propone dirigir una película de elevado presupuesto que va a producir su novio.


Naturalmente,esto supone una gran contradicción para Val,una mala jugada del destino,ya que necesita volver a estar en activo en el cine,pero es su ex-mujer quien viene al rescate acompañada de su todopoderoso novio,todo un magnate de la industria cinematográfica, y eso le supone abrir una herida que  nunca llegó a cerrarse del todo.


Tal vez por todo este stress emocional, Val,que es un hipocondríaco sin remedio,sufre una ceguera repentina más de origen psicológico que físico y dado que su carrera está acabada y no se puede permitir renunciar a la oferta de su ex-mujer,decide comenzar el rodaje de la película ocultando su ceguera teniendo como cómplices, primero a su manager y después al traductor.


Evidentemente,esta contrariedad condicionará el rodaje de principio a fin,dando lugar a todo tipo de incidentes y contratiempos (discusiones con el director de fotografía,malos entendidos con una insidiosa periodista que se huele que "algo raro está pasando",evasivas de cara al productor.....etc).


La ceguera,como metáfora,le hará reflexionar a Val acerca de su vida,de lo que siempre estuvo ahí y no supo ver ni mucho menos valorar,como la relación con su hijo,fruto de un matrimonio anterior, un joven batería con piercings y cresta verde que se come ratas vivas durante sus conciertos...o la relación con su ex-mujer,por la que todavía siente algo y por la que no ha superado la rabia y la impotencia de haber sido abandonado por un hombre de negocios de quien lo máximo bueno que puede decirse  es que "a veces,devuelve las llamadas".


Me encanta esa escena de la cena entre Val y Ellie en la que intentan hablar sólo de trabajo y a Val le resulta totalmente imposible,es incapaz de no sacar la rabia,la incomprensión de haber sido suplantado por un tipo que es justo su antagónico.


Por otro lado,son muchas las lecturas que puede hacerse de esa ceguera y extensibles a otros personajes,pues Ellie,  tal vez ciega de su admiración (¿amor?)por Val,decide apostar por él a la hora de confiarle la dirección y después,cuando se entera a las 2 semanas de rodaje que está ciego,le ayudará a concluir la película sirviéndole de asistente,de lazarillo,de confidente inseparable.
Ellie es un personaje racional que albergando un fondo romántico,se obstina en ocultar sus sentimientos. Puede que tal vez se cansara de andar justificando las locuras de un genio excéntrico,puede que llegado un punto en la vida,se viera tentada a sucumbir al encanto de un hombre más pragmático y resuelto.
Volver a relacionarse con Val,le genera dudas,que no se permite exteriorizar.Para Val,sin duda,es remover los sueños que se quedaron por alcanzar: vivir con Ellie en París.


Por otra parte,Woody Allen,se sirve del cine dentro del cine,para ironizar sobre realidades que conoce a la perfección:el recelo a cerca del guión a la hora de compartirlo con los productores,los entresijos de los rodajes,la prensa sensacionalista,los casting,los managers,las críticas.....etc...etc....


Tal vez no sea la mejor película de Allen,para algunos "una comedia menor", para mí una deliciosa comedia que aborda grandes cuestiones con aparente ligereza y con una extraordinaria banda sonora,para variar.
No siempre,pero a veces,segundas oportunidades en el amor,en la amistad,sí fueron buenas,tal vez porque aquello que se sintió nunca murió del todo y hace falta pasado el tiempo verse de nuevo,para ver que queda algo intacto que merece la pena retomar.

22 comentarios:

Manderly dijo...

Ups, no esperaba esta entrada tan pronto!!! Me habías dicho que la harías pero sin prisa... ¡Gracias!
Quizás no sea de las mejores comedias de Allen, pero verlo a él dirigiendo sin ver absolutamente nada... esa escena ya en el cine me hizo reir un montón y todavía lo hace.
Es quizás un humor absurdo puesto que nadie se da cuenta de lo que ocurre en realidad... todo es una locura sin sentido pero con un punto de ternura que me gusta.
El cine dentro del cine siempre me ha gustado mucho y visto por los ojos de Allen resulta algo divertido, al mismo tiempo que es un pequeño homenaje a esos personajes torpes -habituales del cine mudo- que tan buenos ratos nos hacen pasar.
Saludos.

TRoyaNa dijo...

Manderly,
...me alegro te haya pillado por sorpresa si la esperabas más tarde...
De nada,ha sido un placer,y con Woody,es casi un placer asegurado.

La verdad es que me he reído mucho.
Val y Ellie juntos no tienen desperdicio...me gusta por ejemplo cuando Ellie habla de la aspirante a actriz que es la pareja de Val,y comenta tras el casting que le ha parecido vulgar.Val intenta defenderla,diciendo que de ninguna manera,que tiene un doctorado, y Ellie le contesta:
"¿en serio?¿un doctorado en qué?¿historia del aerobic?"
ja,ja,ja,ja,ja

Es verdad,Woody Allen,siempre homenajea a esos personajes torpes,el "anti-heroe"....es todo un veterano en reírse de sí mismo...

Saludos!!

Dona invisible dijo...

M'agrada el bo de n'Allen, sempre amb les mateixes obsessions: el sexe, la psicoanàlisi, el jo, les relacions de parella, i fa que els seus personatges sempre siguin encantadors.
M'apunto la referència de la pel·li. I que generosa que ha estat amb tu la Manderly, sabent que t'agrada n'Allen!
Bon diumenge, aquí fa fred i plou, és un dia lleig lleig...

TRoyaNa dijo...

D.I.
la peli és de les que et fa passar una bona estona...
Sí,les mateixes obsessions de sempre:la malaltia (moltes vegades,imaginaria)....de nou,tres personatges(quatre)al voltant de la parella....
Manderly ha estat molt considerada al demanar-me opinió,tot un gest per la seua part....m´ha pillat per sorpresa,no m´ho esperava,la veritat :)
Quins diumenges més diferents,a VLC fa un dia esplèndid,completament primaveral,sol,olor a pólvora i ja comencen a veure´s els primers ninots pels carrers...
sigui com sigui,bon diumenge per a tu també!

Melvin dijo...

¡Qué sería el señor Woody sin sus neuras, todas ellas deliciosas y producto de la inquietud universal atrapada en el enfermizo cuerpo de un genio. Efectivamente, no es una de sus mejores piezas... Pero sería preocupante que hilara fino contantemente... Sus imperfecciones le hacen permanecer humilde con el paso de los años. Y esa constancia suya, implica consecuencias como la irregularidad, y las sorpresas de su última etapa que son "Midnight in paris" y "Si la cosa funciona". Suscribo cualquier homenaje a Mr Allen, y de esta peli me quedo con la ceguera y la relación con su ayudante de dirección oriental. Simplemente... él. Besotes querida Troyana.

Bargalloneta dijo...

fa temps que la vaig veure però ara llegin-te la he recordada amb cert carinyo...
vaig riure molt i em va semblar és cert, una obra menor però sent de l'Allen... crec que no té res dolent!!!
petons
i felicidades MAnderly és una muy buena elección!

TRoyaNa dijo...

Querido Melvin,
....a Woody le perdono la irregularidad y la imperfección, yo disfruto mucho con estas "obras menores",me encanta la sutileza,la aparente ligereza con la que aborda las cuestiones que siempre le han preocupado:el amor,la muerte,el desamor...
Esa facilidad para reírse de sí mismo,es un acto que desprende sabiduría y humildad y eso me fascina.

Hay una escena en la que despiden al intérprete que es de lo más cómica....
Ay,si es que a mí me tiene ganada:)
Más besos para ti!

TRoyaNa dijo...

Barga,
si es que venint de Woody,lo menor és major....jo també pense que no té res dolent.Soc una incondicional,ho sé.
Bsts

Zamarat dijo...

No la he visto, se me debió de pasar en su momento... La tendré en cuenta!
Abrazo!

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
te divertirás,casi seguro.
Otro abrazo para ti!

Antígona dijo...

Hace ya mucho que la vi, querida Troyana, pero lo que más recuerdo de la peli es la crítica que contenía, tan bien planteada por Woody Allen a partir de la situación absurda de la ceguera, al propio mundillo cinematográfico. Si no recuerdo mal, en algún momento se dice que la película que ha hecho Val, que podemos sospechar un perfecto bodrio a partir del modo en que se ha realizado, tiene un éxito arrollador en Europa, como si estuviera criticando el intelectualismo del cine europeo, ese intelectualismo que le lleva a aplaudir con entusiasmo cualquier espíritu innovador y ante el cual es capaz de suspender toda capacidad de crítica. Hasta parecería que el propio Woody Allen se burla de sí mismo y del éxito que ha tenido en Europa a lo largo de toda su carrera.

Sin embargo, no había caído en la cuenta –o quizá sí y ahora no lo recuerdo- de lo que señalas sobre el modo en que la ceguera funciona a su vez como metáfora de lo que les ocurre a los personajes, en concreto a Val y a Ellie. Muy interesante lo que dices. Y es que es verdad que a los seres humanos, en general, nos sobran velos ante los ojos y nos falta lucidez. Cuántas veces no observamos esa ceguera en otras personas o la hemos sufrido en las propias carnes. Cuántas veces no revisamos etapas de nuestra vida para luego terminar exclamando: “¡Pero cómo pude estar tan ciego!”. El autoengaño, el no querer ver, la ceguera ante la realidad que nos rodea desde la cálida burbuja de nuestras fantasías, son mecanismos a los que acudimos con demasiada frecuencia y de los que quizá nunca podremos librarnos del todo. Y quizá a pequeñas dosis no resulten nocivas, todos necesitamos maquillar un poco este feo mundo. Pero en dosis excesivas, no dejan de resultar dañinos. Supongo que porque tarde o temprano llega la ocasión en que el velo cae sin remedio y el descubrimiento de una verdad ocultada durante tiempo siempre es doloroso. Lo importante, sin embargo, es que no suceda demasiado tarde.

Un beso!

TRoyaNa dijo...

Antígona!
qué alegría de reencuentros!
había olvidado lo mucho que disfrutaba con estos comentarios extensos:)
Qué buena esa reflexión que has hecho sobre la solapada crítica al éxito de Allen en Europa.
Sinceramente,creo se ríe de sí mismo e infravalora "la intelectualidad" que se le atribuye en Europa.En una de las razones por las que a nivel personal," me tiene en el bote";)él nunca se terminó de creer la genialidad que le atribuyen.

En relación al uso de la ceguera como metáfora,no lo digo yo,en una escena es el hijo de Val quien lo menciona y me parece muy acertado.
Si hacemos uso de la sabiduría popular,ese dicho de que no se valoran las cosas hasta que no se pierden,también tiene mucho que ver con esa ceguera de Val con Ellie y su incapacidad de valorar lo suficiente a las personas que ingenuamente "damos por descontado" estarán siempre a nuestro lado.
La ceguera también se puede dar en el sentido inverso por ejemplo cuando nos enamoramos,y en ocasiones, al cabo del tiempo,nos decimos:"¿¿pero cómo pude estar tan ciega???" porque lo cierto (de nuevo,otro refrán popular)" no hay más ciego que el que no quiere ver" aunque en el caso del enamoramiento,es más bien del que no puede ver.
Por otro lado,maquillar la realidad,me parece inevitable,al menos,hasta cierto punto.Nuestra fantasía,nuestro deseo de que la realidad se parezca a lo que anhelamos,a menudo nos conduce por caminos de cierta "idealización" y más de una vez hemos hablado además de lo tramposa que es la memoria.

Me ha venido a la mente,la ceguera que también utilizó Saramago en "Ensayo sobre la ceguera" y después Fernando Meirelles en la película "A ciegas".Otro ejemplo de la ceguera como metáfora de la incapacidad de ver al ser humano,de cómo permitimos que las relaciones se desnaturalicen,se intoxiquen gracias al carácter que imprime en la relación el sistema económico y social.

La ceguera ha dado para mucho en la literatura y en el cine y aquí Woody Allen,no desaprovecha la ocasión para transmitirnos su mensaje particular.

Lo bueno,es que aquí la ceguera también es transitoria y al final,no sé si simbólicamente también,para bien o para mal,terminamos viendo la luz.

En el caso de Val,es perfecto,¿aún está a tiempo de recuperar a Ellie?

Si el velo se cae en sentido inverso, para la decepción: ¿cómo saber que es demasiado tarde?¿por qué ya nos han hecho daño?¿no es eso imposible de predecir e incluso de evitar?
después de todo,vivir es arriesgar y mejor equivocarse que vivir eternamente como mero espectador...
Otro beso para ti!

ethan dijo...

Esta película en apariencia simple tiene muchas interpretaciones. La metafórica que has comentado, la irónica hacia el mundo de Hollywood, etc. Encima es divertida. Me parece estupenda y no es de las que destacan la mayoría de críticos.
Saludos!

TRoyaNa dijo...

Ethan,
pues estamos de acuerdo.....a mí sinceramente y con todos mis respetos,me importa poco lo que digan las críticas y los "expertos".
Me gustan muchísimo estas estupendas comedias de Woody Allen,siempre me hacen reír,siempre encuentro trasfondo y aprendo....no se qué más puedo pedir...
Me parece una comedia deliciosa,ligera y no exenta si ahondas,de solapados planteamientos de peso.
Saludos!

naná dijo...

pues no la he visto...
es que lo mío con woody es inestable... lo adoro hasta que dejo de adorarlo y entonces lo castigo hasta que se pasa y vuelvo a ver películas suyas...
lo dicho, esta no la he visto, pero después de leerte voy a tener que buscarla...
besos!!

TRoyaNa dijo...

Naná!!
....vaya,pues me alegro si he contribuido a tu reconciliación con Woody;)
Si la buscas y la ves,ya me contarás....
Bsos!

alex dijo...

No me pareció menor cuando la vi. Al contrario, es una enorme joya perteneciente a una etapa más satírica de lo habitual en Allen. Su modo de contemplar un mundo tan del revés de modo compasivo al tiempo que ácido le otorga puntos extra y toda mi atención siempre que tengo oportunidad de verla.

Besos, Troyana.

TRoyaNa dijo...

Alex,
....a mí tampoco me parece una obra menor.Bajo una apariencia ligera,me parece tiene todo un trasfondo satírico y también filosófico y vital.

Compasivo,ácido,relativista,siempre dudando de su supuesta "genialidad",cuestionando sin soberbia la intelectualidad que le ensalza y le tilda de "cineasta de culto"irrepetible.

Besos,Alex.

jordicine dijo...

Le decía a Manderly que Woody Allen es uno de mis directores de cine favoritos y que guardo un gran recuerdo de esta película, que encuentro un tanto autobiográfica. Tiene más éxito en el viejo continente que en América. A ver si puedo revisarla en breve. Un beso.

TRoyaNa dijo...

Jordi,
....yo también encuentro que hay ciertos rasgos autobiográficos en esta película.Se nota que Allen conoce el terreno que pisa:los estudios de cine,la industria,las funciones del director,el manager,el traductor,el director de fotografía,los actores,el productor....etc...

Me gusta especialmente que Woody Allen no haya cambiado en esencia con su reconocimiento,especialmente en Europa.
Lejos de haberse convertido en un intelectual arrogante,sigue siendo un inseguro,neurótico e incomprendido que se ríe del éxito,que no para de hacerse preguntas y que utiliza el cine para plasmar el universo que él percibe surrealista a veces,imprevisiblemente grato y casi siempre caótico.
Otro beso para ti!

Tawaki dijo...

Sin ser de los mejor de WA, en eso estamos de acuerdo, he de reconocer que me hizo reir en su momento, y eso ya es mucho.

Me parece que además de divertida es inteligente, lo que agradezco.

Tu entrada me ha recordado que tengo que volver a verla.

TRoyaNa dijo...

Tawaki,
....humor,ironía,sarcasmo,sagacidad....son fórmulas habituales en el cine de Woody Allen.
A mí,esto de revisar títulos que vi hace tiempo y que prácticamente he olvidado,es algo que cada vez disfruto más:)