viernes, 15 de marzo de 2013

Searching for Sugar Man




Y por último,culminando los encargos que me hicieron los finalistas de la quiniela que desde aquí propuse sobre los Goya, doy respuesta a la petición de David Amorós

Finalmente,con esta película decidí ir al cine en versión original antes de que la quitaran de la cartelera.
Convencí a una ingenua acompañante(que parecía más dispuesta a ver "Los amantes pasajeros" de Almodovar) y a los primeros minutos de proyección,me miró como diciendo: ¿qué es esto?....... ..puse cara de interrogante y evadí  la respuesta clavando los ojos en la pantalla...



   


Afortunadamente,la historia poco a poco, nos fue ganando y al final,coincidimos en que el documental estaba realmente bien.
Una vez más,pero en este caso, puede que aquí haciendo aún mayor hincapié,quiero advertir  que ahondaré en el argumento y la vida del personaje principal,que no es ficticio sino real.Si alguien prefiere ir a ver la película sin tener ningún detalle previo,éste es el momento de postergar esta reseña,pues el documental juega con la intriga del espectador prácticamante hasta el final.

"Searching por Sugar Man" es una película del 2012 del director sueco Malik Bendjelloul.

Es un documental que relata cómo dos amantes de la música sudafricanos se proponen averiguar el paradero de una estrella del rock de los 70: Sixto Rodriguez, un talento americano que no triunfó en Estados Unidos y que sin embargo  se convirtió sin saberlo en una leyenda en Sudafrica y sus letras inspiraron a toda una generación en sus anhelos de libertad en el contexto del Apartheid.
¿Qué había de subversivo en sus letras para que el gobierno censurara algunas de sus canciones e incluso se llegaran a confiscar sus discos previamente rayados los fragmentos sospechosos en los vinilos?

Ambos admiradores de Rodriguez moverán aire,mar y tierra para dar con el artista olvidado.
A menudo encontrarán obstáculos (que serán interpetados como inspiradores,señal de que no hay que rendirse) hasta llegar a su ídolo,que desde luego"no fue profeta en su tierra".,como tantos otros.


El documental es una verdadera gozada (gracias,David),un viaje que el espectad@r realiza en calidad de explorador,bajo los acordes y las letras del auténtico Rodriguez: suburbios,calles de Detroit,nieve,frío,antiguos locales de jazz atestados de gente y humo donde el artista se dejaba caer para tocar sus canciones,a veces incluso,puede que por timidez,en un rincón, de espaldas al público.

A dos tiempos,presente y pasado van de la mano,para darnos a conocer la historia personal de un personaje que bien podría haber sido igual o más popular que Bob Dylan o Los Beatles.Sin embargo:
¿qué falló?....no se apunta una sola causa,bajo la bruma de muchas leyendas sobre su repentina desaparición (en el imaginario colectivo corre la voz de un  suicidio espeluznante sobre los escenarios),planea la sospecha de la codicia de los productores y distribuidores,que se atribuyeron los beneficios de los derechos de autor,de las ventas en el extranjero,sin que de ello,apenas tuviera constancia el propio Rodriguez.


Rodriguez sin embargo,se nos da a conocer como un poeta,alguien capaz de transformar en algo bello lo que tocaba,trabajador infatigable,padre de tres hijas,luchador pero sin ambiciones materiales,con un mundo interior rico,concienciado con las desigualdades sociales,activista real,sin gritos ni agresividad,tímido y discreto,implicándose activamente con su comunidad e intentando educar a sus hijas el amor por la cultura y la libertad. 



"I wonder how many times you've been had
And I wonder how many plans have gone bad
I wonder how many times you had sex
And I wonder do you know who'll be next
I wonder I wonder wonder I do

I wonder about the love you can't find
And I wonder about the loneliness that's mine
I wonder how much going have you got
And I wonder about your friends that are not
I wonder I wonder wonder I do

I wonder about the tears in children's eyes
And I wonder about the soldier that dies
I wonder will this hatred ever end
I wonder and worry my friend
I wonder I wonder wonder don't you?

I wonder how many times you been had
And I wonder how many dreams have gone bad
I wonder how many times you had sex
And I wonder do you know who'll be next
I wonder I wonder wonder I do"



Leo una entrevista con el director y rescato un fragmento que me parece muy revelador.

"(...)

- ¿Qué esperas que el público saque de la película?

- Espero que el público reaccione de forma emocional.Creo que la mayoría de los directores quieren que su trabajo impacte emocional y físicamente;y no solo intelectualmente.Cuando veo una película o leo un libro, si siento que se me pone la carne de gallina lo más mínimo, o una lagrimita en los ojos,es una recompensa mucho mayor que cualquier intelectualización.Es dificil alcanzar al público de una forma profunda,la gente tiene muchas barreras personales. El simple hecho de contar una historia lo suficientemente bien para que la gente se enganche a la película ya es un reto mayúsculo.Si la gente no está prestando el 100% de atención todas las barreras están levantadas.   "


Y esto es algo que David,hemos estado discutiendo muchas veces., cuando te he querido hacer llegar lo complejo y valioso que en el cine resulta derribar esas barreras personales y traspasar la recompensa intelectual para alcanzar la física y emocional sin que por ello tengamos que hablar necesariamente de burda "manipulación", de trampas engañosas o de edulcoradas fórmulas.


Voy concluyendo esta reseña, reflexionando en  torno al poder de la música,de cómo la música es como la poesía un "arma cargada de futuro", una semilla que cae y germina donde menos esperamos, abriéndose paso y derribando barreras más allá de nuestro control.

Trascribro de la entrevista al director: "A través de la historia de Rodríguez, la película describe un momento histórico del que se ha hablado poco: el descontento de los afrikáners liberales blancos con el gobierno sudafricano del Apartheid"
¿cómo de inspiradoras fueron las letras de Rodriguez para esa resistencia liberal blanca?¿por qué nunca llegó a oídos de Rodriguez la repercusión que su música estaba teniendo en otro continente,otro país,otro pueblo en lucha por la igualdad y la libertad?

Hay otra reflexión a nivel filosófico o espiritual que planea en los testimonios ¿qué falló?¿hasta qué punto todo está bajo nuestro control?¿jugamos nuestras cartas a la par que el destino o él de antemano tiene la partida ganada?.....y aquí me viene a la mente de repente el personaje de John Locke en  la primera temporada de "Lost"...


Me asombra por otro lado,el espíritu de Rodriguez,ese hombre sin un ápice de ambición por lo material,que no renuncia a la humildad,a sus modestas condiciones de vida,con los pies en tierra,tranquilo y sin rencor......me entran unas ganas enormes de conocerle personalmente,porque es asombroso no haya cedido al resentimiento hacia las compañías discográficas....
transmite paz tocando su guitarra frente a la ventana mientras ahí fuera nieva,en su misma casa de hace 40 años....inquebrantable ante la tentativa de la  riqueza o la popularidad.

Al final,por si alguien lo dudaba: "la realidad siempre supera a la ficción"....para muestra,este botón. Os dejo con una de las canciones de Rodriguez que más me han gustado: " you'd like to admit" y os animo a que escucheis las letras,su música y a que veaís el documental porque no deja de ser una historia sorprendente que rebosa esperanza en la condición humana ,a través de Rodriguez,e inspiración,la de la música en el cambio social.



"You were the girl that laughed when I tried
You were the one who smiled when I sighed
You didn’t like my style or my songs?
Now tables have turned and you find you were wrong
So, when I see you again I’ll just grin
And you know why it is
Cos’ I’m glad  that you’re his and not mine
 You haven’t changed and I know that you won’t
You stare at my back, then pretend that you don’t
You were too cute and correct to be mine
Now I’m kind glad that we didn’t find the time
So when I see you again I’ll just grin
And you know why it is, cos’ I’m glad that you’re his and not mine
I’m in the mood to reveal how I feel
You weren’t that sharp, but you had some appeal
Now there’s a hint of regret in your eyes
But you won’t tell me, and your smile’s your disguise
So when I see you again I’ll just grin
Cos’ I’m happy I’m here and that you’re over there!"



24 comentarios:

Laura Uve dijo...

Lo dicho, una joya escondida en humildad y coherencia.

Buen finde y un abrazo.

Juan Roures dijo...

Muy buen comentario y reflexión! A mí esta película me sorprendió positivamente porque realmente me descubrió un cantante y me tuvo muy intrigado. Aun me queda mucho que profundizar en el campo del documental, pero éste desde luego vale la pena. ¡Y las canciones me encantan! Un saludo.

TRoyaNa dijo...

Laura Uve,
ésa es una de las palabras clave para mí:humildad,porque si hay algo que desprende Rodriguez es total desapego hacia la vanidad,el ansia de sobresalir,la ambición material...

Por otro lado,la coherencia.
Solo hay que echar un vistazo a su casa,a su modo de vida en general.

Buen finde también para ti y otro abrazo!

TRoyaNa dijo...

Juan Roures,
gracias,me alegra te haya gustado.
Pues lo mismo que dices tú,me pasó a mí,me sorprendió favorablemente.
El documental va de menos a más,consigue mantener nuestro interés porque a medida que se va descubriendo el personaje,cada vez queremos saber más y más de él:
¿está vivo?¿donde vive?¿alcanzó al fin el éxito que merecía?
Todas estas preguntas nos mantienen clavados al asiento y sin poder apartar los ojos de la pantalla.
Por otra parte,las canciones son una maravilla.Nada más salir del cine,tenía claro que tenía que buscar sus canciones y escucharlas.
Saludos!

Carmela dijo...

me ha encantado la entrada troyana y sin dudas intentaré verla. Me encanta cuando en tus entradas vuelcas, como en esta, tus pensamientos, ideas y pensamientos.
Un abrazo

Manderly dijo...

No te he leído porque en caso de verla prefiero la sorpresa.
Lo cierto es que no conocía al protagonista y en principio tampoco me despierta interés pero todo el que ve el documental, le gusta.
Pues eso, que tarde o temprano lo veré.
Saludos.

TRoyaNa dijo...

Carmela,
muchas gracias,como siempre.
En realidad,da igual de lo que hablemos(cine,literatura,viajes....etc),yo creo que siempre nos volcamos.
Espero que veas el documental y si te gusta el estilo de Bob Dylan,es previsible conectes con la música de Sixto Rodriguez.
Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Manderly,
yo iba también como pizarra en blanco.David Amorós me aconsejó que no leyera nada previamente,tampoco su reseña,y así fuí al cine.
La sorpresa fue muy grata.A medida que el documental avanzaba,crecía mi interés y mi curiosidad por la vida de Rodriguez.
Ya me contarás.
Saludos!

David Amorós dijo...

Me alegra que te haya gustado. La verdad es que el documental se puede disfrutar como historia rocambolesca o por su música pero a demás emociona y trasciende por todos los lados. Trata temas como la dignidad del individuo, el azar, la fina linea que separa el éxito del fracaso, la necesidad del hombre en construir mitos que llenen sus vacíos y otras muchas cosas. Y sí, me emocioné mucho. HAsta soltar alguna lagrimilla en su tramo final. . Que una película te emocione y te llegue al alma y los sentimientos más profundos me parece genial,Troyana, si para lograrlo considero que te manipula de formas tramposa es cuando yo digo que es sensacionalista. Es una percpción en que cada uno pone el listón según entiende que es o no manipulado. Pero no tiene nada que ver con ver las cosas desde un punto de vista intelectual y no pasional. Yo de intelectual tengo poquito, de pasional mucho.
Me alegro de haber acertado, again ;) y además la has visto en cine...genial.
Un abrazo.

TRoyaNa dijo...

David,
sí,has acertado de nuevo,y no voy a entrar en comparaciones con tu anterior encargo,porque son películas muy diferentes,pero de ambas salí con buenas sensaciones,así que gracias una vez más.

Me interesan mucho los temas que se tratan en "Searching for Sugar Man" especialmente lo relacionado con la dignidad,ese mantenerse a flote manteniendo a toda costa el respeto por uno mism@.Me parece en este sentido,Sixto Rodriguez es un ejemplo inspirador.

Yo también me emocioné con el documental y para mí que una película consiga traspasar las barreras personales,como decía el director,me parece complejo,más incluso que consiga estimularnos a nivel intelectual.

Entiendo la distinción que haces entre conmoverse y dejarse manipular,pero la línea que separa una cosa de la otra,a mi modo de ver, es a menudo difusa,sinuosa y muy subjetiva.

Volviendo a los temas que aborda el documental,el azar,también es un aspecto que invita a la reflexión.Me llevó a acordarme de "Match Point" de Woody Allen.No olvidaré una escena en una cancha de tenis en la que se corría una suerte u otra,en función de que la pelota entrara en uno u otro campo....¿la recuerdas?

Otro abrazo para ti!

Zamarat dijo...

Había oído hablar bien de ella. Sin embargo, no creo que me anime; al menos por ahora. No tengo muchas ganas de documentales.
Feliz fin de semana!

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
a mí el documental me da a priori mucha pereza,pero créeme,éste es distinto.
Feliz domingo!

LU dijo...

Por aquí no ha aparecido por cartelera, y me extrañaría que lo hiciera. La buscaré por los canales más competentes.

Je je, yo ya no intento convencer a nadie para que venga al cine conmigo si no tengo muy claro que es una apuesta casi segura. En caso de duda, soy una cobarde, prefiero ir sola y después recomendarla.

Hablamos cuando la vea.

Biquiños

nury dijo...

No lo he visto todavía, pero tengo muchas ganas. Vi un reportaje acerca de este documental, yo creo que en "Días de cine" o algo así y me dije: Pero, ¿de dónde ha salido este hombre? ¿por qué triunfó Bob Dylan y no él? (Confieso que Bob Dylan nunca me gustó porque me aburre soberanamente. Es posible que me fusilen en la globosfera por confesarlo, pero es que no puedo con él; ni siquiera me cae bien).
El caso es que es una injusticia más de las discográficas (hay tantas...).
Nunca se sabe, puede que fuera lo mejor para él. El mercado corrompe todo lo que toca, tarde o temprano (o muchas veces).
Un abrazo.

Dona invisible dijo...

Sembla una bona aposta que combina realitat i aproximació a la figura d'una persona que com a mínim jo desconec.
He escoltat una de les cançons que adjuntes i no sona gens malament. Sobretot m'agrada aquesta humilitat de què parles i que tanta falta fa avui dia.
Salut!

TRoyaNa dijo...

Lu,
imagino que no habrás leído la reseña completa,así que postergamos un intercambio de impresiones sobre la misma.

Bueno,en realidad no convenzo a nadie(no al menos,explícitamente)digamos,que se fían de mí,aunque rara vez lo admitan...después,como todo,a veces,acierto y otras me descalabro,pero esta vez,estuvimos de acuerdo y todas contentas....je,je
Te espero por aquí para cuando la veas,¿vale?

biquiños

TRoyaNa dijo...

Nury,
eres la segunda persona amante de la música que me dice en poco tiempo que detesta a Bob Dylan...ja,ja,ja
y todo a raíz de este documental.

Bueno,que haya un músico que haya hecho historia tampoco ha de suponer que obligatoriamente conectemos ni con él ni con su música.
Igual ahora descubres a Rodriguez,un auténtico "ignorado" en el panorama musical,al menos hasta ahora,y sintonizas con su voz,su mensaje,su presencia...

Me has dejado muy pensativa con eso de que nunca se sabe si ese "fracaso" fue tal vez lo mejor que pudo haberle pasado.
Puede que no siempre,pero estoy contigo en que el poder,la gloria,la fama,el éxito,a menudo corrompe cuanto toca.
Nury,creo que el documental,el personaje,su vida y su música,te gustarán.....haz por verla y por favor,vuelve por aquí para contarme qué te ha parecido..

Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

D.I.
la humilitat es un valor essencial,fonamental,sempre,en totes les persones,però quan estem davant de persones amb un talent extraordinari que quasi sense adonar-se, han fet història,aquesta qualitat té una presencia excepcional....i aquest es el cas de Rodriguez.
Salut!

Antígona dijo...

Troyana, ¡qué pinta más buena tiene esta peli! ¡Me apetece muchísimo verla!

Quizá porque, por una parte, siempre he sospechado que tanto en el mundo de la música como en el del arte en general el destino, o las discográficas, o vete tú a saber qué amalgama de factores, han cometido grandes injusticias aupando a algunos –que quizá se lo merecían, para mí Bob Dylan desde luego, o no se lo merecían en absoluto, como sería el caso, también en mi opinión, de todos los Bisbales que andan pululando por ahí- y relegando a otros que, por la calidad de sus obras y por lo mucho que tenían que aportar, deberían haber tenido la oportunidad de llegar al gran público.

Algo me dice que debe de haber habido no pocos músicos o artistas que, como Rodríguez, han visto sus creaciones condenadas al fracaso y que mucho nos hemos perdido por causa de ello. Las razones para el éxito son a menudo puramente azarosas y arbitrarias -estar en el lugar preciso en el momento adecuado, coincidir con determinadas personas, ser la víctima propicia para el enriquecimiento de quienes sólo ven en el arte una oportunidad de negocio y enriquecimiento- y en absoluto coherentes con la bondad del producto que se ofrece. Y me entristece pensar en la pérdida que la humanidad en su conjunto sufre por tales razones, siendo la música y el arte algo que tanto enriquece nuestras vidas.

Por otra parte, me llama mucho la atención la película porque ando leyendo “La doctrina del shock” –un libro de Naomi Klein que, a mi juicio, cualquiera que quiera entender la revolución neoliberal que estamos sufriendo debería leer- y me impactó mucho el capítulo que dedica a la situación de Sudáfrica: por desgracia, y gracias a los tejemanejes de la minoría blanca y las presiones de los mercados y de esas instituciones –el FMI, el Banco Mundial- que hoy día están acabando con los Estados del bienestar europeos, en la lucha contra el apartheid únicamente se conquistaron los derechos civiles y políticos de la población negra, pero no los derechos económicos. Pese a todos los esfuerzos de Nelson Mandela y todos los movimientos de resistencia, hoy día la población negra sigue condenada a la pobreza mientras la minoría blanca y las multinacionales se llenan los bolsillos con los beneficios de las riquezas naturales del país. Sin embargo, no puede obviarse el logro que supuso la lucha contra el apartheid y sus conquistas. Y si Rodríguez formó parte de ella, me interesa cualquier cosa que tenga que ver con él.

Gracias por este estupendo post. Me temo que tendré que esperar a que la peli esté por otros lugares que no sean los cines para poder verla, pero no dejaré de hacerlo.

Un beso y un abrazo!

TRoyaNa dijo...

Antígona,
cómo me gustan estos comentarios largos en los que siempre dejas alguna brecha abierta para entre la conversación:)

Primero,yo creo que en el devenir de cada vida,hay muchos factores en juego para alcanzar eso que se conoce como gloria.Algunos apuntan a aspectos que están bajo el control de la persona:el esfuerzo,el trabajo,la constancia,incluso,los contactos y las relaciones sociales....otros,están completamente fuera de su alcance, y es en este último margen donde bien podríamos englobar el azar,la suerte o el destino.
En el caso de Rodriguez,hubo talento y entrega,pero tal vez no se supo rodear de las personas adecuadas que pensaran realmente más en propulsar su carrera que en obtener beneficio propio con su éxito.
Lo cierto es que Rodriguez vendió discos en Sudafrica y los beneficios se enviaron a la casa discográfica pero a él nunca le llegaron y tampoco fue consciente de que su música estuviera llegando a tanta gente en un país tan remoto,tan lejano a Detroit.
¿mala suerte?
bueno,la verdad es que según se mire porque nunca sabremos qué consecuencias hubiera tenido la popularidad en su vida y estoy muy de acuerdo con Nury,cuando dice que la fama a menudo corrompe todo lo que toca.Así que nos queda esa duda,como tantas otras en la vida de este enigmático músico.

Por otro lado, es cierto,la humanidad se pierde ese aportación talentosa que nos hace la vida más bella y por tanto,más digerible,pero es curioso las vueltas que da la vida,porque ahora de repente,en la última edición de los Oscars,emerge este documental y se lleva el Oscar, quien sabe,tal vez estemos hablando de un éxito tardío que a Rodriguez le sorprenda en un ciclo vital donde se supone la fama es procesada de otra manera,más serena y mucho menos devoradora.
¿por qué ahora?¿azar?¿destino?
¿era éste su momento y no otro?

Todo son preguntas,como ves,no hay una sola certeza.

Por otro lado,de "La doctrina del shock”,vi el documental gracias a D.I.(Dona Invisible) y es muy esclarecedor para entender como dices lo que está ocurriendo a nivel mundial: este golpe de estado financiero que pone entre las cuerdas a los más vulnerables y permite el enriquecimiento de quienes se han propuesto hacer negocio a base de exterminar el estado de bienestar social.
No me sorprende lo que relatas de la situación de la población negra en Sudafrica,pues pertenecen a las capas más pobres de la sociedad,y en eso no hay distinción en todo el planeta,pues son los primeros en caer frente a este revolución neolibertal.
Fue un paso se consiguieran los derechos civiles por descontado,pero a nivel económico,siguen siendo carne de cañon,porque los hilos del mercado,como dices están en manos de la minoría blanca y las multinacionales.
Aún con todo,en los 70,ahora lo sabemos,hubo un músico que con sus letras junto a otros grupos musicales sudafricanos,consiguió inspirar a toda una generación de oposición al apartheid,curiosamente ajeno a todo lo que sus canciones estaban alentando.
Me parece sobrecogedor que alguien sin proponérselo acompañe de esta manera un movimiento liberador.

Me alegra mucho que te haya gustado el post y como siempre,un placer compartir impresiones contigo.

Otro beso y otro abrazo para ti!

Rita dijo...

La vaig veure ahir. Tampoc sóc massa de documentals, però havia vist algunes recomanacions i vaig mirar aquí a veure si la trobava i, tot i que no vaig llegir-te, per anar neta al cinema, vaig tenir clar que t'havia de fer cas.

Una passada de pel·lícula! Emocionant, ben explicada i una troballa de cantant i de persona: Rodríguez.

Gràcies de nou per les teves ressenyes!
Petons,

xpuedosaltarcharcosx dijo...

Pude verla ayer. Excepcional película. Modesta y generosa. Una hermosa alegoría sobre la paz de espíritu alcanzada al final del camino del que nunca se creyó más que un "reformador" de casas.

Una sorpresa a la que llegamos gracias a unos amigos que nos la recomendaron hace un mes. El boca a boca sigue siendo (siempre lo será) el mejor modo de hallar joyas ocultas.

Besos, Troyana...

TRoyaNa dijo...

Rita,
m´alegre veure´t per aquesta casa virtual:)
Vares fer bé de no llegir-me abans de veure-la.
I sí,a mí també em pareix un documental molt recomanable i una història personal molt emotiva e impactant.

De res,per a mi es un plaer compartir el cinema que m´agrada amb tots vosaltres.

Bsts

TRoyaNa dijo...

Alex,
es una joya que puede pasar inadvertida,es verdad,de ahí también mi interés aquí en compartir y de algún modo,difundir.
Lo has descrito muy bien: una película modesta y generosa.
Una historia humana inspiradora que nos habla también del poder de la música más allá de las fronteras,de la codicia de los empresarios o la censura de los gobiernos que no creen en la libertad.
Bsts Alex