sábado, 20 de febrero de 2016

MUSTANG




"Mustang" está nominada en la próxima entrega de los Oscars como mejor película extranjera en habla no inglesa y  es una película francesa dirigida por Deniz Gamze Ergüven en 2015.



El guión es de Deniz Gamze Ergüven y de  Alice Winocour y está interpretada entre otros por Erol Afsin, Ilayda Akdogan, Doga Zeynep Doguslu, Elit Iscan, Ayberk Pekcan, Günes Sensoy y Tugba Sunguroglu.

Nos cuenta la historia de un grupo de hermanas huérfanas en edades entre los 12 y los 16 años que viven con su abuela y un tío en algún pueblo del norte  de Turquía.


La inocencia propia de la infancia  les lleva a vivir cada experiencia como un juego,y son la viva imagen de la felicidad en estado puro.Sus risas,su amistad,los lazos que las unen,hacen de la primera parte de la película un retrato preciso de una vida libre que toda niña quisiera vivir.
Sin embargo, esta vida se verá truncada en el momento en que comparten risas y un inocente baño en la playa con otros compañeros de clase.
Incluso estando todos vestidos y tratándose de un juego inocente,despiertan las habladurías en el pueblo y la abuela y el tío decidirán tomar cartas en el asunto,estando decididos a casarlas una a una como manda la tradición de una sociedad que da la espalda a la capacidad de elección de la mujer.
La casa en la que viven poco a poco se irá llenando de rejas infranqueables y las niñas se verán poco a poco cautivas y expuestas únicamente para "amañar" un matrimonio.

El relato nos muestra las pedidas de mano y cómo una a una,reaccionará de manera muy diferenciada a las presiones familiares y por extensión,sociales,para convertirlas en esposas a veces,con hombres que ni tan siquiera conocen.


La fotografía y la música se confabulan para que algunas escenas cobren una frescura y una belleza exultante,como en la escena del baile en una de las bodas,o la exaltación de la alegría y el entusiasmo durante el partido de fútbol.

Algunas serán más vulnerables que otras y cederán a la opresión,pasando a ser intérpretes de una vida ajena,enjauladas en un rol y un designio,que dicen es de Dios,y sólo es obra de una familia que no está dispuesta a ser juzgada por la moral popular.


Mustang por tanto se convierte en un alegato de la libertad individual,también de la idealización de la infancia,la amistad,los vínculos femeninos que son más poderosos que el paso del tiempo e incluso que la propia muerte o el olvido.La sororidad adolescente es contemplada como la única arma de resistencia y de lucha en un entorno progresivamente más oscuro y asfixiante.


Toda una oda a la esperanza( muy simbólico el abrazo final),a la capacidad de hacer girar el curso de los acontecimientos,y tomar el rumbo de la propia vida.,porque hay opciones más allá de lo conocido,para quien está dispuesto a asumir los riesgos de abandonar la norma.

Ojalá llegue el tiempo en que cada mujer,en cada cultura,en cada país,sea capaz de decidir la vida que quiere vivir. Mientras tanto,películas tan bellas como Mustang nos harán recordar que existen todavía lugares en los que la mujer precisa hacer  diariamente una pequeña revolución para  actos tan cotidianos y asumibles como ir a ver un partido de futbol o asistir a la escuela.

Mustang es de esas películas que parecen mínimas y sencillas y sin embargo,se quedan clavadas en la mente y el corazón para siempre.


17 comentarios:

Carmela dijo...

Como siempre, un placer leerte y saborear la descripción que haces, Troyana. Me la apunto.
Un beso.

TRoyaNa dijo...

Carmela,
muchas gracias,intuyo que te gustará.
Ya sabes donde tienes tu casa siempre que quieras volver,
un abrazo

Nury ruri dijo...

Después de una obligada desconexión y me temo que en breve tendré de nuevo poco tiempo, un gusto contar con tu información. Creo que ya tengo una lista interminable de cosas pendientes, pelis, series... pero ahí está para el momento adecuado.
Un abrazo. Un gusto pasar por aquí, como siempre.

TRoyaNa dijo...

Nury,
muchas gracias por pasar por mi casa virtual,siempre es un placer contar con vuestra visita y vuestros comentarios.
Me gusta la idea de haber contribuido a esa lista interminable de sugerencias pendientes,a mí me encanta enriquecerme con las vuestras por otra parte.
Otro abrazo para ti, y no dejes escapar Mustang,en concreto,porque es casi,casi una apuesta segura:)

lavelablanca dijo...

Hace años que no voy al cine. Pero, según lo cuentas, no me importaría ver esta.

Abrazos.

TRoyaNa dijo...

Lavelablanca,
la verdad es que Mustang merece mucho la pena,si tienes ocasión, no la dejes escapar.Ya me contarás.
Gracias por pasarte por aquí:)

ethan dijo...

Muy buena, la vi hace unos meses en el festival de cine europeo donde se llevó el premio del público con todo merecimiento. (aquí tienes mi comentario de entonces: http://elblogdeethan.blogspot.com.es/2015/11/mustang-deniz-gamze-erguven-2015.html )
Saludos

TRoyaNa dijo...

Ethan,
una película más que recomendable,que no me extraña nada se llevará el premio del público en el festival de cine europeo.
Me paso a leer tu comentario.
Saludos

Jordicine dijo...

Una pel·lícula brutal. Costa de creure que es coarti la llibertat de les nenes d'aquesta manera. Totes elles estan fantàstiques. Molt bona proposta. "El hijo de Saúl" encara no l'he vista, però "Mustang" és fantàstica. També m'ha agradat molt la danesa, "A War" i "Theeb", la de Jordània. Em falta també la colombiana.

U-topia dijo...

Me la apunto para verla, muy interesante lo que explicas. La sororidad es una de nuestras "armas" para fortalecernos y empoderarnos, hacernos fuertes, autónomas y que las riendas de nuestra vida estén en nuestras manos y no en las de dios o en las de otras personas.

Sin embargo espero que gane el oscar El hijo de Saúl. Magnífica película que te recomiendo si no has visto.

Un fuerte abrazo!!

TRoyaNa dijo...

Jordicine,
no he vist cap de les seues rivals,però em faría molta ilusió que guanyara l´Oscar no només perquè és una peli fantàstica,sino a més a més,pel missatge que transmet en pro de la defensa dels drets humans més bàsics de cara a les dones.
Un abraç

TRoyaNa dijo...

U-topia,
pues sí la sororidad es un arma de empoderamiento de la que no sé si muchas veces sacamos todo el partido porque juntas pienso que somos imparables y no sé si somos conscientes de ese enorme potencial.

Aquí,en la película esa unión se ve muy claramente pero al mismo tiempo,también queda muy bien reflejado que la última palabra a la hora de afrontar las injusticias,la tiene cada niña,cada adolescente y hay tantas formas de reaccionar,como niñas o adolescentes.Hay quien se resigna y hay quien se rebela.

Hay un mensaje muy explícito en toda la película acerca de la necesidad de transgredir la norma cuando la norma no es justa y de la necesidad de que las mujeres hagamos oir nuestra voz,especialmente en aquellas culturas,donde se las quiere sumisas y obedientes.

Tomo nota de "El hijo de Saúl" que no he visto todavía.

Otro fuerte abrazo para ti!

U-topia dijo...

De la sororidad me gusta especialmente el reconocimiento de autoridad mutua entre las mujeres, me parece que por ahí avanzaríamos mucho en ese intrincado camino de los mecanismos culturales de control social informal.

Besos!!

TRoyaNa dijo...

U-topia,
sí,por ahí está el camino, ese reconocimiento de autoridad mutua es la clave,muy lejos de la rivalidad que a mi modo de ver,es un producto más de las creencias patriarcales con las que todas,en mayor o menos medida,nos hemos socializado.
Bsts

atikus dijo...

Absolutamente de acuerdo; una cinta que parece sencilla y trivial, pero que denuncia la injusticia y el machismo existente en la sociedad (de ahí su valor). Y para eso no hay que irse a países exóticos, los matrimonios concertados con pruebas de virginidad existen en España.

Abrazos

TRoyaNa dijo...


Atikus,
por descontado que en España el machismo es una lacra,y en algunas culturas,se vulneran los derechos más básicos de las niñas.Aquí,la directora afincada en Francia pero de origen turco,conoce muy bien la realidad social de su país de origen y esta película es también cine de denuncia y a la vez,de esperanza.

Abrazosss!!!

ricard dijo...

Un tierno retrato de la adolescencia y un terrible alegato contra la intolerancia.

Un abrazo.