miércoles, 1 de mayo de 2013

To the wonder


Esperaba con verdadera impaciencia el último trabajo de un cineasta actual que me parece original y singular como pocos: Terence Malick.

Desde su último trabajo El árbol de la vida (2011) me propuse no perderle la pista,puesto que su obra me parece singular,arriesgada y visualmente,de una belleza fuera de lo común.
Aquí en "To the wonder" Malick no llega en mi opinión,a hacernos tocar el cielo que creímos tocar con "El árbol de la vida" sin embargo,nos ofrece de nuevo unas imágenes cargadas de poesía y trascendencia,en un cine casi fuera de lugar y tiempo en este convulsionado siglo XXI.

El argumento en esta ocasión tal vez sea menos pretencioso que en "El árbol de la vida" pues sin abandonar el abismo que se abre ante la fe o la pérdida de fe ,en este caso se aleja por ejemplo del origen de la vida y se adentra en las relaciones amorosas y sus fases.


Aviso,como es habitual,que ahondaré en la historia y los personajes,quien no quiera detalles ,que postergue la reseña aquí.

Nos conduce a través de la historia de amor de los protagonistas Neil (Ben Affleck) y Marina (Olga Kurylenko) por los distintos ciclos que atraviesa el amor y el desamor... caminanamos de la mano de oníricas imágenes y frases aisladas por una trayectoria que recorre el entusiasmo inicial,la convivencia,la mutación de los sentimientos,la infidelidad,la separación,el reencuentro...todo al compás de una música clásica que nos transporta a otro plano menos tangible y más aereo y sutil...

 A veces a la deriva,a veces incluso de manera inconexa saltamos de una imagen a otra y Malick deja patente sus puntos de fuga irrenunciables: la naturaleza,la búsqueda de sentido a la vida a través de la fe,el amor y su misterio y aquí su pervivencia y su fragilidad....

No hay apenas diálogos,no busqueis trama o acción....este cine es un ejercicio de contemplación que requiere tiempo y calma donde la belleza desfila y deslumbra y la cámara se detiene en ángulos inexplorados  y nos permite asomarnos a lo que empujados por la prisa y la caducidad pasa desapercibido de forma habitual.
 Los actores son tan relevantes como las cosas que los rodean ,la naturaleza o el entorno comparten protagonismo y llenan la pantalla.Así en una primera etapa,la parisina,donde Neil y Marina viven los inicios de su relación amoroso,desfila ante nosotros,París, la isla francesa de St Michel,la marea,el sol.....


" no esperaba volver a amar jamás. Iré donde tu vayas"
"......mi dulce amor,por fin"

somos testigos oculares de la alegría compartida,la luz,el campo,el pelo suelto de ella al viento,el vuelo de la falda,el cielo,las nubes,los aviones.....


" Mi esperanza....."

la puesta de sol,los colores del atardecer ( a veces también amaneceres),la cámara que persigue a los personajes y los sigue por la espalda.....



Hay después un salto en el espacio y tras la época francesa,nos trasladamos a América,no la Norteamérica de las grandes urbes,sino aquella más de pequeñas localidades,tranquilas y rurales...

" una tierra tan tranquila,honesta,rica...."

Nos sumergimos en un entorno de grandes planicies, máquinas de trabajo,ruidos lejanos,campos,ríos,puentes....

"Si tu me amas,no necesito nada más
¿ Qué es este amor que sale de ninguna parte,de todas partes?"


Neil le ha propuesto a Marina vivir con él junto a su hija Tatiana (Tatiana Chiline) en los Estados Unidos.


Allí ,se nos muestra la celebración de la vida misma a través de la naturaleza y o por ejemplo,los juegos de los niños..
Es en Estados Unidos donde parece otro personaje clave interpretado por Javier Bardem en la piel de un cura que ha perdido la fe pero que sigue ejerciendo sus servicios a la comunidad tal cual  aquel "San Manuel Bueno, mártir" de Miguel de Unamuno.

"En todos lados estás presente y aún así,no puedo verte"
"Estás dentro de mí,alrededor de mí y no tengo ninguna experiencia de ti,no como una vez la tuve" 
" ¿por cuánto tiempo te vas a esconder? déjame que no finja,fingir sentimientos que no tengo...."


La búsqueda de Dios ya presente en "El árbol de la vida" vuelve a surgir en "To the wonder" como una contradicción en carne viva a través del personaje del cura que lucha por seguir dando esperanza a los más vulnerables cuando algo dentro de él se ha perdido por el camino....y parece irrecuperable.


Es aquí  en América,cuando empieza a abrirse un amago de fisura en el amor entre Neil y Marina,encuentros y desencuentros que salen a aflorar con la convivencia....y algún beso que me recuerda a la pintura de los amantes de René Magritte.

" Creías que teníamos todo el tiempo del mundo
pero era un tiempo que no existía"


La relación parece que se  resquebraja y otra mujer aparece en la vida de Neil, con igual o incluso mayor fuerza: Jane (Rachel McAdams), una vieja amiga de la infancia.

" Piénsalo....¿quieres esto?
¿lo sabes? no puedo permitirme más errores con los hombres
quiero que vengas más a menudo¿podrás?"


Hay un protagonismo de la mujer en el enfoque,ya sea Marina ya sea  Jane,Malick otorga una relevancia evidente  a lo femenino ¿es ese encuadre la mirada de Neil?
incluso las  pocas frases  que se emiten a menudo son pronunciadas por ellas y rara vez por Neil que es más un participante mudo,presente y ausente al mismo tiempo en la reflexión...

Marina vuelve a Europa y en la fotografía las sombras se apoderan del día...
" vete, creía que te conocía.Ahora creo que nunca has existido.Lo que teníamos era nada,lo has convertido en nada (...)"

La resistencia al olvido se hace patente,en ese duelo interior que se abre entre el recuerdo persistente y la imperiosa necesidad de estar lejos para mitigar el dolor...

" Me siento tan cerca de ti que casi podría tocarte.
Siempre hay un no sé qué invisible que siento con gran fruerza y que nos ató muy juntos,
me encanta ese sentimiento......aunque a veces me haga llorar (...)"



De forma paralela,el cura intenta encontrar a Cristo entre la niebla:

" Despertad el amor
la presencia divina
que dormita en cada hombre,cada mujer
decís  Cristo dijo aquello y Cristo dijo lo otro
pero ¿qué decís vosotros?
y lo que decís..¿ sale del Dios que llevais dentro?
contestad a aquello que procede de Dios en cada mujer,en cada hombre.
Conoceos unos a otros en ese amor que no cambia jamás
que puede ser como una nube en el cielo
como una brisa del mar.....(...)"

al vaivén de un reencuentro,de nuevo la naturaleza domina la escena: los brotes de los árboles,las flores,la tierra......las risas,los besos,los cuerpos,los tatuajes...y por fin el fondo marino, las tortugas,los peces,las rocas.......los rayos de sol que se filtran a través de la superficie acuática....



Hay en el regreso de Marina a la América rural tranquila,honesta y rica pero también una América en la "que nada puede sorprenderte y todos se conocen y es dificil romper las barreras para ser libre".una vuelta más consciente pero también si cabe más arriesgada.....y sola.

El cura mientras tanto diserta sobre la mutación de los sentimientos amorosos:
" Temeis que vuestro amor haya muerto,pero tal vez esté esperando en convertirse en algo más espiritual"


Y en medio de la fluctuación emocional,Marina expresa:


" las personas débiles nunca son capaces de acabar nada.Esperan a que lo hagan los demás".
"¿cómo ha podido el odio ocupar el lugar de los dos?¿ cómo ha podido mi tierno corazón volverse duro? "

y un reclamo a Dios:
"¿por qué nos das la espalda? todo lo que veo es destrucción,fracaso,ruina....Dios mio,
qué guerra más cruel .Veo dos mujeres en mi interior: una plena de amor por ti,la otra tira de mí hacia la tierre me hunde".


¿un extravío hacia la pasión  puede ponerlo todo en peligro?

"Es muy dificil ser el que ama menos,el que es más fuerte....." 

Y en ese instante fugaz que dura lo que dura el paso  de una bandada de pájaros,oímos casi una plegaria al cielo a un Dios que no deja de ser un enigma y un objeto de búsqueda constante en medio de dudas,incertidumbre y confusión....

"enséñanos cómo buscarte,estamos hechos para verte"....

No voy a desvelar el desenlace,si Neil y Marina consiguen sacar a flote su amor.Algún cabo suelto he de dejar .
No quisiera terminar sin decir que la crítica en general parece coincidir en que la película es decepcionante,vacía de contenido,pretenciosa.....etc...etc
En mi opinión,sabiendo cómo es el cine de Malick,hay quien la disfrutará y quien no.
Por lo que a mí respecta,la he encontrado sugerente,mística,bella,arriesgadísima,inconexa,interesante e irregular....todo a la vez,algo así como un experimento donde la fotografía y el sonido nos secuencia amor y sus ciclos,así que me situo entre quienes la disfrutan,pero sé que no es apta para todos los paladares y algunos se aburrirán si esperan encontrar algo trepidante o vigoroso.No me atrevo a recomendarla en general,sólo podría sugerirla a quienes selectivamente conozco bien o medio bien y aún así lanzaría una moneda al aire en relación a si les podría gustar o no, sólo sé que a mí particularmente Malick no deja de sorprenderme e incluso por momentos,deslumbrarme.



18 comentarios:

Zamarat dijo...

Ay!Qué perdida estoy... Desconocía que Malick tuviese nueva película y más que actuase Bardem en ella.
La tendré en cuenta.
Abrazo

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
yo también ando perdida con los estrenos,pero hay ciertos directores/directoras a los que procuro no perderles la pista y Malick es uno de ellos...

ya me contarás.....
Otro abrazo!

Melvin dijo...

Confieso que he preferido no arriesgar en esta ocasión, me he quedado con la sensación de descubrimiento del "Árbol de la vida" ,creo que la nueva no se hubiera podido escapar de mis prejuicios y de la excesiva contaminación mediática...La han puesto fina... Me alegra que le hayas sacado cosas positivas. Un besote.

TRoyaNa dijo...

Melvin,
ja,ja,ja....tienes razón,la han puesto a parir,pero a mí eso me da igual,también pusieron fina a "Los amantes pasajeros" y yo me lo pasé genial.....

Para mí,el listón con "El árbol de la vida" estaba muy alto pero sin llegar a ese nivel,a "To the wonder" le rescato méritos,que son los que he mencionado.

Me estoy dando cuenta que disfrutar con una película que han puesto como un trapo,también tiene su "aquel"....ja,ja,ja,ja

Bsts

Rita dijo...

Em sembla que és la primera vegada que no coincidim. :(

De les moltes crítiques que vaig llegir quan van estrenar "El árbol de la vida" la que més s'adeia a la meva opinió després de veure-la era que tenia tant d’obra mestra com de presa de pel i per això no me la penso tornar a jugar...

Manderly dijo...

Como quiero verla sólo te he leído por alto.
He visto todo el cine de Malick y su lentitud es algo que me hecha para atrás en todas sus películas.
Respecto a 'El árbol de la vida' pues me ha parecido algo interesante pero para mi el cine es otra cosa. Visualmente es increíble pero creo que yo, personalmente, necesito más.
Quiero ver esta película pero sé que me voy a aburrir así que la estoy dejando de lado.
Sí, la veré, pero no tengo prisa.
Saludos.

C. Noodles dijo...

Bueno Troyana, que decir, ... coincidimos plenamente.
Maravillosa película, diferente, arriesgada, no apta para todos los gustos.
Creo que cuando el cine es poesía, reflexión, Malick lo está bordando.
No el la obra monumental que es "El árbol de la vida", pero es un perfecto acompañamiento para esta.
Ha simple vista puede parecer una "simple" película sobre la pareja y el amor, pero es muchísimo más que eso. Es terriblemente densa y compleja. La he visto dos veces en el cine, y la segunda ha sido aún más reveladora.
La pena es Ben Affleck, que hace que su personaje no funcione como debería, pero todo lo demás es extraordinario.
Bardem colosal, y las chicas sin palabras. Los personajes femeninos son los auténticos protagonistas. El amor desde la perspectiva femeninia, el silencio del hombre... etc. Una gozada.

Un abrazo!

TRoyaNa dijo...

Rita!
m´alegre veure´t per aquesta casa:)
n´hi ha vegadas que es coincideix i altres que no.
Si no et va a agradar "El árbol de la vida" dubte molt que t´agrade "To the wonder" perque encara que l´argument es diferent,el llenguatge és el mateix.
Un abraç

TRoyaNa dijo...

Manderly,
el cine afortunadamente no tiene una concepción uniforme y hay muchas formas de entenderlo.
Malick lo concibe con un lenguaje audiovisual muy particular que puede se aleje de los cánones o fórmulas más estructuradas( no hay apenas guión,la fotografía y el sonido llenan la escena,no hay un hilo narrativo al uso....etc....etc),pero desde luego,a mi modo de ver,no deja de ser cine.A su manera.
Si piensas a priori que viendo "To the wonder" te aburrirás,seguramente sea así...pero como veo que no la descartas del todo,si al final,decides darle una oportunidad,ya nos contarás.

Saludos!



TRoyaNa dijo...

Noodles,
bienvenido a esta sonora minoría;)

Desde luego,que es una película no apta para todos los gustos,no es tampoco algo nuevo que Malick genere controversia tantos por las formas como por el contenido.
El lenguaje cinematográfico es original y rompedor,¿hubiera llegado a ser tan célebre de no crear un sello propio único y reconocible?
y a nivel argumental,sus obsesiones también han dado pie al debate y la división entre partidarios y detractores.
He leído que se le tilda de hacer un cine de "propaganda cristiana" por ejemplo,pero no comparto esa visión.
La pérdida de la fe,las dudas,la búsqueda de Dios,la espiritualidad,son temas que han inquietado al ser humano desde tiempos inmemoriables y además,la espiritualidad,trasciende a la religión.
En relación a los actores,he llegado a pensar que la presencia más bien inerte de Affleck es completamente intencionada,como si por momentos pareciera que él es quien percibe lo que nos muestra la pantalla.....
de otro modo,tampoco sería posible el protagonismo absoluto que cobra la figura femenina.
Es un placer para los sentidos esta forma de hacer cine,por muy anárquica que nos parezcan las formas....Malick es un cineasta único,incluso dentro de su inconexión,su caos o su deriva.
A mí al menos,así me lo parece.
Tiene algo nuevo y muy singular que ofrecer y solo por eso,creo merece nuestra atención.

Otro abrazo para ti!


Dona invisible dijo...

Hola!
Coneixent "El árbol de la vida" crec que, pel que dius, no connectaria amb aquesta nova pel·lícula. Suposo que és un estat d'ànim, però se'm va fer molt pesada la successió d'imatges i la manca de diàleg. Potser és que em venia de gust un altre tipus de pel·lícula, no sé. Encara que en aquest cas, el personatge que interpreta Javier Bardem sembla molt interessant. Un capellà que ha perdut la fe i que, malgrat tot, segueix exercint la seva professió... dóna per fer-ne tota una anàlisi!
Salut!

TRoyaNa dijo...

D.I.
pense que per a veure aquest tipus de pelis és precís escollir el moment adecuat....aquest cinema requereix certa predisposició a la contemplació.

No sé si hauràs llegit "San Manuel Bueno,mártir" de Unamuno,però el protagonista d´aquest llibre em recorda molt al personatge que interpreta Javier Bardem.
Em pareix admirable malgrat el fet d´haver perdut la fe,eixa entrega cap als demés,per damunt de tot.

Salut!



Antígona dijo...

Pues yo no sé si serás tú o que la película tiene algo que salvar más allá de las críticas negativas, pero a mí tu post me ha parecido muy sugerente, también lo que se destila de él de cómo está planteada la película. Películas de amor y desamor hay muchas, precisamente hace nada hablábamos de Blue Valentine y le sacábamos bastante jugo. Pero me atrae la idea de que una película con la misma temática esté contada de forma distinta, dando prioridad a las imágenes sobre el diálogo, dando a la vez a la palabra una posición tan singular a través de esas breves frases, que imagino deben cobrar una fuerza especial en el momento en que se pronuncian, dada su escasez. Parecería como si Malick hubiera decidido quedarse sólo con esos momentos en que la palabra se vuelve protagonista porque se convierte en vehículo para expresar lo que más íntimamente nos remueve y que bien puede sintetizarse en apenas una frase. Prescindiendo de muchos otros diálogos que forman parte del cotidiano discurrir de la pareja pero que ya dependen de su particularidad idiosincrasia. Como si sólo quisiera resaltar unas pocas sentencias que vendrían a retratar el proceso de exaltación del amor y pérdida del amor con las que todos podríamos identificarnos, más allá de cómo hayan sido las relaciones de pareja que hayamos tenido y los diferentes modos de comunicación que se hayan dado en ellas. No sé, no he visto la peli y hablo sólo a partir de tu post. Pero es la sensación que me ha transmitido.

El tema de la fe es lo que, probablemente, más me aleja del planteamiento de la película, pero al mismo tiempo me da qué pensar. Tal y como lo cuentas, al menos dentro de esa relación de pareja, el recurso a Dios me parece una suerte de vía de escape, de mecanismo de negación a la vez de sublimación de algo tan elemental como el hecho de que los sentimientos pueden acabar desapareciendo, por muy absolutos e indestructibles que nos parecieran durante la fase de enamoramiento. No sé si es muy osado por mi parte, pero tengo la impresión de que se trata de una actitud un tanto insincera que sólo revela incapacidad para aceptar que si bien nada está en sí mismo destinado a malograrse y todos desearíamos que lo bueno durara eternamente, no es raro que hasta lo que parecía más proclive a perdurar termine por desgastarse y desaparecer. Un hecho sin duda trágico, que cada cual puede afrontar de la manera que mejor le parezca, y no seré yo quien juzgue esas maneras. Pero así, visto desde fuera, y en la valoración que nos permite una película, lo que cuentas me lleva a pensar en los múltiples mecanismos de autoengaño que, a veces de forma inconsciente, aplicamos para evitar afrontar lo que nos duele y rompe nuestros esquemas vitales.

Tendré que ver la película. Los fotogramas que has puesto hablan de imágenes muy bellas, muy cuidadas –el sello de Malick, supongo- y quizá por ello ya valga la pena.

Un beso y un abrazo!

TRoyaNa dijo...


Antígona,
no sé si has visto "El árbol de la vida" ya,he revisado la reseña que le dediqué y los comentarios y tu decías en ese momento que no la habías visto,pero que te despertaba curiosidad.

En mi opinión,hasta la fecha es la obra magna de Malick,vi "Días de cielo" y me gustó,pero no hasta el punto de "El árbol de la vida" donde las imágenes eran de una belleza y una grandiosidad fuera de lo común.
Allí Malick ya disertaba en torno a la búsqueda de Dios,el amor,el origen de la vida....cuestiones filosóficas y espirituales que en las que pocos cineastas se adentran y menos con un lenguaje tan singular.
Aquí en "To the wonder" sin abandonar el tema de la pérdida de la fe,se adentra en las fases del amor y lejos de hacerlo con un guión sesudo,nos deja un relato audio-visual único,donde las pocas frases sueltas que se dicen,se amplifican y recobran un peso añadido específico.
El resultado en algunos espectadores(pocos,al parecer)es hipnótico.
Me parece que esa selecta presencia de frases es del todo intencionada.
El tema de la fe,es crucial,pero más que en la pareja,en el personaje del sacerdote que es agnóstico en la intimidad y sigue ejerciendo sus funciones en un acto hermoso de entrega y solidaridad.

Es posible que la fe sea en la pareja una vía de escape en ese proceso de destrucción del amor.Más bien en ellas que en él,pues él apenas habla en la película y son los pensamientos de ellas los que nos llegan a modo de voz en off.
Pero tampoco veo en ese desahogo con Dios una negación de lo que está sucediendo o una actitud insincera,lo interpreto más bien como un reclamo de aliento y de esperanza.

La película a mi modo de ver,merece la pena,no sólo por la belleza de las imágenes sino por la reflexión que suscita en torno a los temas que aborda de forma tan lacónica como visual.

Por lo que te conozco Antígona,te recomiendo encarecidamente "El árbol de la vida" incluso antes que "To the wonder",porque en mi opinión,esa película es Malick en toda su expresión.

En cualquier caso,es preciso predisponerse a un tipo de cine distinto en forma y contenido,rompedor y yo diría que incluso,contemplativo.

Si después de todo esto,encuentras el momento apropiado,es decir,sin prisas y con mucha calma,y le das una oportunidad,ya sabes que me gustaría mucho conocer tu opinión.

Otro beso y otro abrazo para ti!


LU dijo...

TENGO QUE VERLA. QUIERO VERLA….

TRoyaNa dijo...


ja,ja,ja,ja....¿eso es todo??
seguro que no me has leído ni en diagonal;)
¿a qué esperas para verla?
anda,búscala y vuelve,que después habrá intercambio de impresiones,como de costumbre.
biquiños

xpuedosaltarcharcosx dijo...

Mi opinión sobre la película, macerada por los días, sigue siendo más benévola que positiva. Me enternece que Malick repíta fórmulas inocentemente del mismo modo que miro con cierta acritud su nula evolución desde que rompió su largo retiro.

A "To the Wonder" le sobran demasiadas cosas para pasarlas por alto. El tema sobre el que pretende pontificar (porque cada vez soy más de la opinión de que trata de establecer una posición cada lapidaria sobre el tema) es demasiado grande para abarcarlo mediante excesos y una poesía visual que ya dejó de sorprender. El hermosa pero carece de vida. Voluntariosa pero aséptica. Su mayor virtud es la ausencia de pompa en relación a "El Árbol de la Vida". Su mayor defecto que la fórmula visual que utiliza comienza a cansar.

Pienso, igualmente, que hay más intensidad, verdad y poesía en los breves minutos del soldado enamorado de "La Delgada Línea Roja" en lo relativo al tormento de amar que en todo el metraje de "To the Wonder". Al tiempo que sigue conmovido por la inocencia con la que Malick se enfrente a sus películas.

A mí me gustó y me irritó al tiempo. Sigo siendo y siempre seré un apasionado del cine de Malick. Tal vez por esa razón la deriva de su frenética actividad tardía duele más.

Besos, Troyana...

TRoyaNa dijo...

Alex,
deduzco de tu comentario, sentimientos encontrados en relación al cine de Malick.
Interpreto algunas constantes de su estilo,como las imágenes bellas,más como signos de identidad,que como estrategia de generar asombro o ser innovador

No todo son virtudes,por otro lado,pues encuentro confusa la estructura y el relato,pero no deja de atraerme esa economía de palabras para anteponer la esfera visual o auditiva.

Son muchos los temas que se pretenden abarcar,cierto,pero la imagen a veces puede tener más poder y más embergadura que la propia palabra.

A "To the wonder" puede que le falte intensidad,pero no por ello he dejado de disfrutarla en un plano menos visceral,quizá más contemplativo y menos implicado.

Aún con todo,me sigue gustando más "El árbol de la vida" y lo que muchos tildan de "pretencioso" a mí me parece sencillamente grandioso.

No podemos obviar que"To the wonder" nace bajo el peso demasiado elevado de una obra previa que para muchos fue magna,y eso,no se perdona.

¿es su pecado ser un iconoclasta a nivel de forma o abordar temas metafísicos y trascendentales que parecen no interesar a nadie en la actualidad a nivel argumental?

Sea como sea,me interesa,incluso dentro de lo caótico y lo inconexo.
Aún bajando el listón,tiene algo nuevo y diferente que mostrar.

Bsts