domingo, 16 de junio de 2013

Four lovers




Tras esta pausa coincidente con muchas obligaciones y poco tiempo libre para dedicar al cine,vuelvo a historias-troyanas con una película francesa que tiene una crítica más bien pobre y sin embargo,me ha gustado.
Se trata de "Four lovers",un título del 2010  dirigida por Antony Cordier e interpretada por Marina Foïs, Élodie Bouchez, Nicolas Duvauchelle y Roschdy Zem.
Aviso que ahondaré en la trama,quien no quiera detalles tal vez prefiera postergar aquí la lectura.

En otras ocasiones,en el cine hemos visto infidelidades y combinaciones de tres pero en este caso,nos encontramos ante un intercambio de matrimonios en el que no sólo existe vinculación física sino también emocional.
El matrimonio número 1 está formado por Vincent (Nicolas Duvauchelle) y Teri (Élodie Bouchez) y el matrimonio número 2 por Franck (Roschdy Zem) y Rachel (Marina Foïs).

 No recuerdo haber visto antes en cine una relación de intercambio de parejas en la que todos acaban implicados a nivel emocional.Se hace más palpable que nunca la idea de que se puede amar a dos personas a la vez,con todas las dificultades y complicaciones que esto a la larga traerá.

"(...) ¿puede uno llegar a sentirse tan a gusto con gente a la que acaba de conocer o solo nos caimos bien?"
" ¿se puede querer a dos personas a la vez? y sobre todo: ¿se puede permitir que eso pase?" 



Da la sensación de que aún teniendo una vida resuelta y apacible: hijos,trabajos satisfactorios,salud, un cierto nivel económico,estas dos parejas se encuentran y sus vidas son mejores y más completas estando todos juntos.Parece obvio,que cuando las parejas se intercambian, unos de otros,sacan lo mejor de sí mismos y eso después revierte de forma positiva también con sus parejas originarias.


La moral en este caso,se relaja  pero las desaveniencias no tardan en manifestarse,pues salen a la luz egoísmos y mezquindades propias más del afán de exclusividad que de una verdadera creencia en la idea de compartir.
A ello añadir que las relaciones tal vez hubieran sido más fáciles (o no) de haberse tratado de matrimonios sin hijos,pero este elemento viene a sumar un grado más de dificultad en el momento en el que "el secreto" sale a la luz.
 No creo que el mensaje sea moralizante,ni exista una lectura ortodoxa de lo que sucede,más bien,queda manifiesta la idea de que las relaciones humanas son muy complejas y tarde o temprano afloran nuestros defectos y debilidades,nuestros temores más ocultos y nuestra vulnerabilidad e inseguridad para poner del revés un conjunto increíblemente armonioso y aparentemente perfecto.

Si es posible esta utopía o no es una cuestión que sigue quedando en el aire,pues parece ser que toda fórmula lleva implícita una serie de pros y contras y optes por la opción que optes,nunca la elección está exenta de riesgos.
Aún con su ritmo a veces lento y las críticas recibidas en su día que la tildan de aburrida entre otras cosas,a mí personalmente me ha gustado mucho más que la argentina recientemente estrenada "Dos más dos" de Diego Kaplan,entre otras cosas porque la francesa me parece más arriesgada,menos convencional y con mayor calado emocional.




17 comentarios:

Laura Uve dijo...

Bueno... te encontraba a faltar... me alegra tu vuelta.

Naturalmente no he visto la peli, pero el tema da mucho de si. Hacen falta muchos cambios en la forma de concebir el amor y el sexo para que unas relaciones así... y encima públicas, puedan llevarse a cabo sin dramas y moralina.

Un abrazo!!

TRoyaNa dijo...

Laura,
gracias,algunos exámenes me han llevado de cabeza,pero el blog me tira mucho y yo también os echaba de menos,así que ya ves,vuelvo a dar guerra por aquí;)

La peli advierto ha tenido una nota baja por la "crítica especializada",pero bueno,yo la he encontrado interesante.
No recuerdo haber visto plasmado antes en cine un intercambio tan armonioso,donde no sólo hay sexo sino también intimidad,complicidad y amor.Me ha llamado mucho la atención,porque todo parecía funcionar bien.
Lástima todo se complica,más que por los hijos(aspecto que en la película no cobra apenas protagonismo)o por imperativos morales,porque salen a la luz sentimientos de inseguridad,comparativas,celos,deseos de exclusividad...etc....
lo mires por donde lo mires,los humanos somos muy pero que muy complejos....

Otro abrazo para ti!

Manderly dijo...

Lo cierto es que no ha recibido buenas críticas, pero los gustos son muy personales.
No sé, parece que no cuenta nada nuevo.
Saludos.

LU dijo...

Se te echaba mucho de menos, y eso que yo tampoco ando muy sobrada de tiempo para leer lo que quisiera de los blogs que sigo.

Como dices que te ha gustado, la busco ya.

BIQUIÑOS

TRoyaNa dijo...

Lu,
esto del cine es muy personal,ya sabes,lo que a uno le gusta a otro deja indiferente y viceversa.En mi caso,tengo la costumbre de no fiarme a pies puntillas de la crítica y gracias a eso,a veces (no siempre)me he llevado agradables sorpresas...

En cuanto a lo novedoso o no del argumento,fíjate que yo sí le he encontrado un punto nuevo,en concreto a lo concerniente al tema de la implicación emocional.

Saludos!

TRoyaNa dijo...

ay,perdónnnnnnnn
el anterior comentario era la respuesta a Manderly,sorry....

TRoyaNa dijo...

Lu,
ahora sí....
yo también echaba de menos volver al blog y compartir con vosotr@s las impresiones que me deja el cine que veo,los debates,la confabulación de otros posibles desenlaces....
en fin,todo lo que solemos hacer por estos foros.

Espero que busques la película y que comentemos.He visto "Dos más dos" una película argentina del 2012 que prácticamente aborda el mismo tema y fíjate no me ha llegado tanto como esta francesa,así que espero contrastemos impresiones,como siempre.

Biquiños

Daniel Bermeo dijo...

Hola Troyana! El cine francés siempre nos sorprende, a mí en particular me fascina, y de esta película algo había leído, aunque sí, como dices ha tenido una recepción un tanto fría pero tras leerte "por encima" creo que me puede gustar. Queda apuntada entonces.

Un abrazo!

TRoyaNa dijo...

Hola Daniel Bermeo,
hay de todo,lógicamente,pero me suele gustar el cine francés.
En este caso,me gusta la trascendencia y el calado emocional que se confiere a la historia.
Y sí,las críticas la ponen de vacía y a la deriva,sin embargo,a mí me ha parecido interesante el relato de cómo se van creando esos lazos entre ellos.
Saludossssssss

Laura Uve dijo...

En esas reacciones, más bien previsibles ¿no te parece?

TRoyaNa dijo...

Laura,
sí,bueno,tal vez todo sea previsible,puede que me resista a creer que todas esas reacciones sean "intrínsecas" a la naturaleza humana y no pueda haber otras diferentes...
Lo cierto es que no tengo ninguna certeza y sí muchas dudas,sin perder de vista que es la cultura y la sociedad las que modelan en buena parte nuestra conducta.

Esto es lo que a mí me gusta,que acabemos debatiendo o reflexionando..también hay películas o ejemplos en los que esas reacciones de posesión o deseo de exclusividad no se han dado,al menos en relación a tríos bien avenidos como el que protagoniza la película "Tres",a ver si el problema va a estar en el 4....;)

Laura Uve dijo...

Tampoco pienso que sean "naturales", me parece que son culturales y previsibles desde nuestra cultura exclusivista. Para afrontar una relación así hace falta hacer un gran esfuerzo de comprensión y generosidad. Y amar mucho...

TRoyaNa dijo...

laura,
estamos de acuerdo en eso,nuestra cultura es exclusivista y monógama.
Supongo que para afrontar una relación así hace falta amar mucho pero además,no de cualquier manera,sino más bien,con mucha capacidad de desprendimiento y como tu indicas,con grandes dosis de comprensión y generosidad...
No todos estamos en ese plano,evidentemente,sin embargo yo por ellos,por los protagonistas, hubiera apostado y además en firme...y sin embargo,las dudas,las inseguridades finalmente causaron estragos,ya ves...
Si alguien que nos esté leyendo conoce algún ejemplo de cuarteto bien avenido en el cine,le invito a que lo comparta,para poder tener mayor margen en la reflexión..

Zamarat dijo...

Me alegro de que estés de nuevo por aquí. No he visto la película, pero me la apunto.
¿De qué me suena la chica rubia?
abrazo!

Melvin dijo...

Por fin Troyana!!! Suenan vítores y fanfarrias... No tengo deberes esta semana...¡La he visto! Jajajajaja... Bueno, coincido contigo plenamente, el planteamiento me parece muy interesante y no sólo por tener acceso a lo prohibido pudiendo humanizarlo, sino también porque se apuesta claramente por la búsqueda de "una nueva felicidad" siendo esta el motor de todas las decisiones que toman los protagonistas. Sí me queda la sensación de que podían haber apostado más por el conflicto interno, tenía muchas posibilidades..Pero la historia me sedujo y eso es lo que, en definitiva, le pido a una peli....Besotes.

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
gracias por esta cálida bienvenida:)
Veamos,he buscado la filmografía de la actriz rubia que se llama Marina Fois y ha participado en antiormente en algunas películas francesas como:
- Cena de amigos (2011)
- Polisse (2012)
Ambas por cierto,las he reseñado aquí y ambas me parecen recomendables.
Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Melvin!
ja,ja,ja...muchas gracias por esos vítores y fanfarrias...la alegría del reencuentro,es mutua.

Me encanta que la hayas visto,así podemos contrastar impresiones,que además,aquí son coincidentes.

Totalmente de acuerdo contigo,yo también percibo ese acceso a lo prohibido pudiendo humanizarlo y también esa búsqueda de "una nueva feliciadad" siendo ésta el motor de todas sus decisiones.
Como dice Jodorovsky :"(...) hacia donde el corazón se inclina,el pie camina"
A mí también me hubiera gustado que los personajes se hubieran enfrentado a su conflicto interno,quien sabe,igual lo hubieran resuelto....de hecho,la nostalgia de esas vivencias se intuye les perseguirá de por vida...¿no merecía la pena luchar por ese estado de aparente perfección?
Nunca sabremos por qué pudo más el miedo....
Al igual que tu,no le pido otra cosa a una película más que me seduzca, de hecho es el único criterio que sigo a la hora de reseñar,al margen de la crítica o del grado de coincidencia con otros blogs.

Bsts