domingo, 28 de octubre de 2012

Martes después de navidad y Tenemos que hablar de Kevin



MARTES,DESPUÉS DE NAVIDAD

El cineasta rumano Radu Muntean dirige "Martes después de Navidad" en 2010.
Este argumento en el cine lo hemos visto en numerosas ocasiones,los triángulos amorosos han sido una constante en cineastas tan significativos como Bergman o Allen.
En el cine noruego,no hace tanto tuvimos ocasión de disfrutar de "Siempre feliz"de Anne Sewitsky,una película que disfruté mucho y que desde esta casa dio pie a un interesante intercambio de impresiones entre los comentaristas.
Hoy con esta reseña,nos centramos en el cine rumano y aunque la cinta "Marti, Dupa Craciun" de Muntean aborda una temática puede que ya manida e innumerables veces abordada,no deja de sorprenderme para bien.

Empecemos por presentar el hilo argumental.Aviso que ahondaré en algunos aspectos,pero sin desvelar el desenlace final.


Paul  (Mimi Branescu) es un hombre de mediana edad que está felizmente casado desde hace diez años con Adriana, (Mirela Oprisor), y ambos tienen una hija de ocho años,Mara.
Paul tiene una amante más joven que él,Raluca (Maria Popistasu),que además es la dentista de su hija.


Las novedades de esta cinta rumana,en este caso alejada de todo compromiso social o político, y centrada en unos personajes de clase media en el Bucarest de hoy,es el retrato de un conflicto relacional que se muestra de manera natural y realista.
Dada su ausencia de histrionismo y su pausado ritmo,por momentos creía que estaba ante una película nórdica,pero no,lo cierto es que la película transcurre a fuego lento,sin ningún tipo de estridencia.

La época en la que transcurre la película es la Navidad,hecho que viene a complicar la doble vida que Paul lleva desde hace 6 meses,desde el momento en que inició una relación extra-matrimonial con Raluca,ya que son fechas familiares,de cenas,regalos,encuentros con parientes que no solemos ver durante el resto del año.

Me sorprende que ante una situación tan tensa,incluso cuando Paul se propone tomar una decisión,los hechos se suceden con total naturalidad,no hay tragedias griegas ni escenas dramáticas,las emociones ,tal cual veíamos en "Siempre feliz" se ponen sobre la mesa,se abordan con una intensidad por momentos manifiesta, pero se resuelven de manera más o menos razonada.


Hay una escena en concreto,en la que la tensión la siente más el espectador que en apariencia los propios protagonistas,porque el azar hace que en el triángulo amoroso coincida en un momento puntual en la consulta de Raluca,mientras está atendiendo a Mara,en presencia de Paul y de Adriana.
Es un momento clave,ya que Adriana todavía no es conocedora de la relación entre Paul y Raluca,sin embargo,el espectador es cómplice de los amantes y por tanto es capaz de sentir su inquietud.

Me queda alguna duda sobre la posibilidad de que Paul pudiera amar a las dos mujeres a la vez ¿de manera distinta?


El posicionamiento del director,que también es co-guionista,está ajeno al juicio moral de los personajes protagonistas,pues se limita a presentarnos la situación tal cual se sucede,con silencios,con muchísimo lenguaje no verbal que en muchos momentos nos dice mucho más que las propias palabras en sí.
Estamos así,ante un lenguaje de miradas cómplices como en la escena inicial cuando los amantes acaban de tener sexo y retozan en las sábanas entre canciones,caricias,besos......las palabras son secundarias, o una mirada de profunda decepción cuando Paula es conocedora de la existencia de Raluca y a partir de ahí,su vida da un giro de 360 grados.....es cierto que ahí,hay un torrente de palabras y de gestos de rabia y frustración,pero nada nos dice más que su mirada que lleva impresa una herida muy difícil de cerrar..

Otra escena en la que la mirada(más que la palabra)me parece esencial,es el encuentro entre Paul y la madre de Raluca.Es manifiesta la reprobación,se palpa en el aire desde el primer momento.



Me ha parecido una cinta muy interesante,recomendable para ver sin prisas,atentos al lenguaje del rostro,del cuerpo,atentos también a los silencios a veces tan relevantes como el propio guión.

¿qué decidirá Paul,apostará por un amor nuevo o por el que hasta ahora ha sentido por su mujer? sea como sea,el nuevo año traerá una nueva etapa también para los tres.

Esta película me reafirma en la creencia de que en el cine ya no es tan importante lo que se cuenta,como la manera en la que se cuenta y en este sentido,"Martes después de navidad" es una apuesta novedosa de un cine,el rumano,que irrumpe desde hace tiempo,con carácter propio y que despierta en buena medida,nuestro interés.

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN



El tema de la maldad infantil es también una constante en el cine.
A mí,particularmente,este tema siempre me ha despertado mucho interés e inquietud.
En su día,dediqué una entrada a l@s niñ@s pervers@s en el cine y la lista con títulos como "Tenemos que hablar de Kevin " podría seguir creciendo.



La película,que está basada en una novela de Lionel Shriver y dirigida por la escocesa Lynne Ramsay,es una coproducción inglesa-americana del 2011 y se centra en las dificultades de unos padres:.Tilda Swinton  (Eva), John C. Reilly (Franklin)para educar a uno de sus dos hijos,Kevin (Ezra Miller ,Kevin adolescente).

 La película si me ha gustado es sobre todo, por la soberbia interpretación de Tilda Swinton.

Educar no es una tarea fácil,pero si a ello,sumamos la circunstancia de que un niño sea especialmente "difícil",que podríamos incluso atisbar rasgos "malignos" o crueles desde su más tierna infancia,educar se convierte en una tarea de titanes.Esta madre,Eva,se deja la piel en el intento,y aunque para algun@s(y me incluyo)peca en ocasiones de indulgente,lo cierto es que no desfallece en el acompañamiento y está ahí presente de principio a fin.La figura del padre,que en mi opinión,tendría que tener un peso similar al de la madre,se queda en un papel secundario,o bien está ausente,o está presente y no quiere aceptar la realidad y por si fuera poco,en ocasiones,se muestra sobreprotector.

Este es el panorama de "We have to talk about Kevin", una película que roza el thriller y toca de lleno el drama,que recuerda a otras muchas (La profecía,Semilla de maldad,Fahrenheit 9/11.....etc....etc)pero no se parece a ninguna y que en mi opinión,cuenta una historia interesante pero que abusa del flash-back y juega continuamente al despiste con el espectador.


Si merece la pena verla,es por ver a esa Tilda Swinton con ese abanico de registros interpretativos que tiene en su rostro:la desesperación,la entrega,el miedo (EL TERROR),la culpa,la vergüenza,la ansiedad,la preocupación.......
En paralelo,se abre un debate sobre la CRUELDAD ¿es innata o es adquirida?¿es una mezcla de ambas?
¿cómo es posible que un niño desde bien pequeño en un clima familiar cálido y favorecedor llegue a manifestar comportamientos sociopatas?





26 comentarios:

LU dijo...

No he visto ninguna de las dos. ¿Me las recomiendas? En principio, y leyendo como lo hago antes de ver las pelis, me atrae más la primera.

daniel dijo...

A mi Tenemos que hablar de Kevin me decepcionó un poco, porque me pareció que la directora abusaba de esquemas artisticos y no contaba una historia que pudo ser aun más "espeluznante" de lo que resultó. Pero sin duda Swinton está impecable y maravillosa en la actuación de madre.
Me apunto Martes despues de Navidad ^^

Un abrazo!

Maribel dijo...

Me parece especialmente interesante la segunda película, pero no sé si sufriría viéndola si tiene partes de terror.

Respecto a las últimas preguntas que haces, hace mil años en la universidad tuve alguna asignatura relativa a problemas psiquiátricos, psicológicos etc. En las clases venían a decir que el sociópata nace y no se hace. No siempre llegan a convertirse en criminales (aunque sí se dedican a maltratar al personal con bullying, moving etc.). Al ser incapaces de sentir empatía son seres egocéntricos que manipulan con extraordinaria habilidad. Lo peor es que los intentos de rehabilitación fracasan continuamente. Un profesor nos dijo incluso que las terapias podían ser contraproducentes porque en ellas aprenden los comportamientos de compasión y empatía que en determinadas situaciones exteriorizaría una persona normal para luego imitarlos y engañar a su entorno.

Besos

Carmela dijo...

Las dos, siendo tan distintas, me atraen. La primera, y aunque como bien dices es un tema muy trillado, siempre me ha atraido, y si como dices en esta película hay un importante juego de miradas sobre las palabras, me encantará. Y sí, creo que se puede mara a dos personas a la vez, pero solo estoy de acuerdo si ambas lo saben.
La segunda, me atrae y si, como madre, creo que puedan salir hijos muy distintos en un mismo ambiente familiar, pero de ahí a que salgan crueles, es algo que me intriga y me atrae mucho.
Como siempre me encanta como nos cuentas sin desvelar las pelis, Troyana
Un abrazo

TRoyaNa dijo...

Lu,
te las recomiendo,a sabiendas que esto del cine es algo subjetivo y personalísimo,aún así,creo que te gustará más la primera que la segunda,porque "Tenemos que hablar de Kevin" es algo extraña en la estructura,y al menos en mi opinión,creo hubiera ganado más de tener una estructura algo más convencional:inicio-nudo-desenlace,a la antigua usanza;)

TRoyaNa dijo...

Daniel,
estamos de acuerdo,si he colgado la reseña ha sido fundamentalmente por ella,por Tilda Swinton,que ya me gustaba de antes por títulos como Orlando,pero aquí,vuelve a demostrar lo grande que es como actriz...
Aún con todo,he de decir que el tema que se aborda,me interesa y mucho,aunque se aborde en este caso,de esta manera tan plástica,tan "artística",como comentas tu.

Si ves "Martes,después de navidad" ya me contarás.

Otro abrazo para ti!

TRoyaNa dijo...

Maribel,
qué interesante lo que nos cuentas.Es un tema apasionante,más en niños o adolescentes,un tema tantas veces reflejado en el cine.
Estoy muy de acuerdo con Daniel cuando dice que la película podía haber sido más espeluznante,en mi opinión de haber seguido una estructura más convencional,pero aún así,por supuesto que da pie a la reflexión y me resulta muy llamativo por ejemplo,la forma en que la sociedad "castiga" a la madre,cuando la madre en este sentido,no es responsable de las acciones de su hijo,no cuando ella se ha dejado la piel por enseñarle a distinguir el bien y el mal y él ha optado libremente por el mal....¿por qué?....creo que ni él mismo tiene una respuesta.
Otro tema a debatir,es el peso de la genética en las sociopatías,cualquiera que vea esta película estará de acuerdo contigo en que estos niños nacen y no se hacen porque su entorno es totalmente alentador para ser una persona pro-social y el resultado no puede ser más desalentador.
El hecho de que puedan "aprender" la empatía para utilizarla y engañar a los demás,me parece terrorífico,la verdad,y no me extraña que tengan esa habilidad pues su nivel de inteligencia es superior,al menos en el caso que nos ocupa.
De cualquier manera,Maribel,si la ves,ya me contarás,sabes que me gusta conocer tu opinión.
Bsts

TRoyaNa dijo...

Carmela,
gracias.
Es verdad son dos películas muy diferentes.
Yo creo por lo que te conozco que la primera te gustará.
Es una historia sencilla,una infidelidad,que por otro lado,tantas veces hemos visto en el cine,pero aquí está tratada de manera muy natural,con una cadencia y una autenticidad que llaman la atención.
Por otro lado,yo también opino que se pueden amar a dos personas a la vez ,igual que tu,de hecho todavía quedan culturas donde no existe la exclusividad en las relaciones amorosas,pero sí,me parece esencial,como a ti,la transparencia,la honestidad.
En la segunda película,el tema central es precisamente eso,la crueldad.Hay dos hijos en esa familia,la niña es un angelito,el niño-adolescente tiene esa inclinación hacia el mal...ambos han recibido la misma educación y son el día y la noche....¿por qué?
Ahhh!!! quiero decir que la segunda no da miedo,solo inquietud.
Y sí, procuro no desvelar todas las claves.....si no,no tendríais interés en verlas y a mí me encanta que las veáis y compartir impresiones antes y después...
Otro abrazo para ti!

Dona invisible dijo...

Hola!
Arribo tard (com sempre últimament), però les pel·lícules no marxaran, en algun lloc les trobaré hehe
Sembla que els temes es van repetint, però se'n poden fer tantes versions!
Respecte al primer tema, darrere crec que hi ha una crítica a l'status quo de la parella convencional. M'agradaria veure aquest resultat sobretot tenint en compte que de pel·lícules romanes, no n'acostumem a trobar gaires a la cartellera.
Respecte a la segona, a mi en general em provoca terror això que dius de la malícia humana innata. Sempre penso que el context hi té molt a veure, que les persones som capaces de les pitjors coses, però també de les millors i que depèn de l'educació, el lloc on vius, l'estrat social, etc. Però se m'escapa quan dedueixes que hi ha alguna cosa innata... en aquest sentit recordo "La naranja mecánica" com una de les més inquietants que he vist. Que gran en Kubrick!
Una abraçadaaaa

TRoyaNa dijo...

D.I.
no arribes tard,cadascú arriba quan pot i sí,afortunadament,les pelis no marxaran.
Sí,la temàtica del adulteri dona per a molt,però el que no es repeteix mai és el llenguatge cinematogràfic de cada cineasta,tampoc el caràcter propi de cada interpretació.
Estic d´acord amb tu,que no es molt habitual trobar pel.lícules romaneses a la cartellera,per a mi la peli té en aquest sentit doble interès.Sempre he pensat que el cinema és una finestra oberta al món...una altra manera de viatjar;)
Respecte a "We have to talk about Kevin" jo en aquest debat que tu planteges sempre he tingut una posició més ambientista que genetista,però n´hi ha casos que son realment inexplicables i com apuntava Maribel,comence a considerar que els sociopates,naixen....d´altra manera,ni ho entenc ni m´he ho explique....
I sí,Kubrick és un mestre i crec que ningú que haja vist "La Naranja Mecánica" podrà mai oblidar-la,fixa´t ademés que bé que du el pas del temps....que moltes temes que aborda la pel.lícula,com la violència,el odi,la xenofòbia encara estan de plena actualitat...

Un abraç

Juan Roures Rego dijo...

Interesante film "Tenemos que hablar de Kevin". A mi me impactó bastante, aunque algunas cosas no quedaran demasiado claras. Muy buena actuación por parte de Tilda, que se quedó a las puertas de ser nominada a los Oscar. El final me parece excelente. Saludos!

TRoyaNa dijo...

Juan Roures,
estoy de acuerdo en que algunas cosas no quedan claras en "Tenemos que hablar de Kevin",en parte yo creo debido a la peculiar estructura de avance-retroceso casi constante que termina por confundir al espectador.
Y sí,Tilda,sobresaliente,una vez más.
Saludos y bienvenido!

Manderly dijo...

No las he visto pero me atrae más la de Tenemos que hablar de Kevin, no tanto por el tema sino por los actores.
Como dices, ambos temas están bastante vistos, pero aún asé tendré en cuenta tus recomendaciones (como siempre).
Saludos.

TRoyaNa dijo...

Manderly,
pues gracias por considerar mis recomendaciones,ni qué decir tiene que yo también tengo en cuenta las tuyas.
Sí,los temas ya se abordaron con anterioridad,pero las pelis son novedosas por muchas razones a pesar de todo.La primera por la procedencia,los actores,la cultura también la técnica,el ritmo,el lenguaje visual.
La segunda por la estructura irregular,la tendencia a la búsqueda de imágenes artísticas,la excelente interpretación de Tilda...etc...etc
Ya me contarás.
saludos!

Jordicine dijo...

A mí, "Martes, después de Navidad" me pareció un peliculón. Muy real -la disolución de una familia desde dentro- y muy bien interpretada. Una de las grandes sorpresas de la temporada. La otra no la he visto. Un abrazo, TROYANA.

TRoyaNa dijo...

Jordi,
a la película rumana hay pocas cosas que reprocharle,estoy contigo.
Es un cine intimista,que se acerca a los personajes con honestidad,naturalidad y que nos plantea una fractura familiar poco a poco,desde dentro.
De la película "Tenemos que hablar de kevin" quiero avisar es peculiar en su estructura y juega a despiste casi constante con el espectador.
Aún así,encuentro motivos para verla,aunque solo sea por la gran interpretación de Tilda Swinton.

Otro abrazo para ti!

PULGACROFT dijo...

Hola Troyana, pues mira la de "Tenemos que hablar de Kevin" la tengo pero no me había decidido todavía a verla porque me parecía un poco "rara" (no sé por qué) y ahí la iba dejando pero al leer tu entrada me han entrado ganas, pues el tema me atrae así como los actores.
Así que a ver si la veo pronto y os cuento.

La otra no la conocía pero la tendré en cuenta.

TRoyaNa dijo...

Pulgacroft,
no te voy a engañar,la peli es rara en la forma de narrarnos la historia,el frecuente salto en el tiempo en mi opinión,puede llegar a agotar e incluso a confundir al espectad@r,pero a mí siempre me gustó Tilda Swinton y aquí,con ese rostro y esos ojos de animalillo frágil vencido por el horror,un horror que se le escapa y que ella misma,engendró....pues eso,que solo por ella,merece la pena creo yo....ahora,también pienso que esta misma historia en manos de otro director/a o con otra estructura algo más convencional y con esos mismos actores....ufff.....no sé qué podría haber salido de ahí,pero seguramente un peliculón.
Ya me contarás.
saludos!!!

PULGACROFT dijo...

Veo que no iba yo tan descaminada con lo de "rara" entonces...
Gracias por la aclaración, la veré.
Una pregunta, ¿es de miedo?

TRoyaNa dijo...

Pulgacroft,
....pues fíjate,yo personalmente diría que no.....es una película que tiene algo de thriller en cuanto al suspense,porque sólo al final,comprendes qué ha sucedido y las piezas del puzzle que iban desmembrando a veces en mi opinión sin orden ni concierto,de repente,encajan.
Es una película que no da miedo,pero sí inquieta,sobre todo si te paras a pensar que existan niños,adolescentes como el protagonista que conviertan la vida de sus padres,aquí sobre todo,la de la madre,en un auténtico infierno.
Ya me contarás:)

mario dijo...

marat-sade, un saludo

PULGACROFT dijo...

Ok Troyana, entendido.
Gracias! Ya te contaré.
;

Zamarat dijo...

Vengo a contarte mis impresiones después de haberla visto el otro día. Ay!Qué inquietante! Me ha dejado muy impresionada. Y sí: tienes razón, la interpretación de Tilda es fabulosa.
Abrazo!

TRoyaNa dijo...

Zamarat,
aisss qué pavor da ese hijo,verdad?
me alegro que vuelvas a compartir tus impresiones por aquí y de que te haya gustado la película.
La verdad es que empezando por la expresión facial,Tilda Swinton,está genial.

Abrazo!

LU dijo...

Pues sin querer, he empezado por la segunda, ya ves, y me he quedado muy pillada con la historia.

Biquiños

TRoyaNa dijo...

fíjate que yo creía que te iba a interesar más la primera,qué poco ojo tengo;)
biquiños