lunes, 13 de junio de 2011

La culpa es de uno



Hay sabios de la palabra que describieron cada estadio,cada paso incierto en nuestro camino.Os dejo con el sabio Benedetti:

La culpa es de uno
Quizá fue una hecatombe de esperanzas
un derrumbe de algún modo previsto
ah pero mi tristeza solo tuvo un sentido
todas mis intuiciones se asomaron
para verme sufrir
y por cierto me vieron
hasta aquí había hecho y rehecho
    mis trayectos contigo
hasta aquí había apostado
a inventar la verdad
pero vos encontraste la manera
    una manera tierna
    y a la vez implacable
    de desahuciar mi amor
con un solo pronostico lo quitaste
    de los suburbios de tu vida posible
lo envolviste en nostalgias
lo cargaste por cuadras y cuadras
y despacito
sin que el aire nocturno lo advirtiera
ahí nomás lo dejaste
a solas con su suerte
    que no es mucha
creo que tenés razón
la culpa es de uno cuando no enamora
    y no de los pretextos
    ni del tiempo
hace mucho muchísimo
que yo no me enfrentaba
como anoche al espejo
y fue implacable como vos
    mas no fue tierno
ahora estoy solo
francamente
    solo
siempre cuesta un poquito
empezar a sentirse desgraciado
antes de regresar
a mis lóbregos cuarteles de invierno
con los ojos bien secos
por si acaso
miro como te vas adentrando en la niebla
y empiezo a recordarte.
 

Y un reclamo al cielo,porque hay sabios de la palabra que musicalizan,componen,tocan,cantan...
Eric Clapton, "Give me strenght":







Dear Lord, give me strength to carry on.
Dear Lord, give me strength to carry on.
My home may be out on the highway,
Lord, I've done so much wrong
But please, give me strength to carry on.

Dear Lord, give me strength to carry on.
Dear Lord, give me strength to carry on.
My home may be out on the highway,
Lord, I've done so much wrong
But please, give me strength to carry on.

21 comentarios:

Dona invisible dijo...

Hola, Troyana,
No saps com em vénen de bé les paraules de Benedetti en aquests moments. Em trobo en un moment sensible i el poema em serveix de catarsi. Gràcies per compartir-ho!
Petonsssss

Laura Uve dijo...

Maravilloso poema... sólo puedo decir que Benedetti es uno de mis faros en las tinieblas.

Mi cariño y un abrazo cálido!!

Ignasi dijo...

No desprecies la joya verde entre las ramas por el hecho de ser la simple luz de un semáforo...

http://www.youtube.com/watch?v=akCpD-dH2o0&feature=related

Bella, bella entrada.

troyana dijo...

Dona Invisible,
doncs podem agarrar-se de la mà perquè t´assegure que l´elecció del poema no respon a l´atzar.Per a contrarestar,et deixe un poquet l´antídot,la cura a la tristesa,este Eric Clapton que sempre em rescata amb lletres com la que deixe al final.
Bsts

troyana dijo...

Laura Uve,
qué hermosa manera de describir a Benedetti,un faro en tus tinieblas.
He aquí un poema sobre la falta de sincronía en el amor.

Otro abrazo cálido para ti!

troyana dijo...

Ignasi,
mira que me has hecho pensar con lo de la joya verde entre las ramas....

No puedo abrir el enlace que me envías:(

Ignasi dijo...

Trobaràs bellesa a tot arreu... si tu la portes endins.
Els humils semáfors la regalen.
Fixat quan el cotxe s'aturi davant d'un.
Que n'és de bonic el verd maragda que et dona pas.

I, amb els ulls tancats, recordes el blau del mar a la teva cala favorita?
Doncs quan pugis amb l'ascensor prova de capbussar-te.
Sentiràs la olor i tot!

Ignasi dijo...

Pots provar a Google:

TV3 - Sampler d'amor - Eduard Punset recita Joan Margarit

O a youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=akCpD-dH2o0&feature=related

Feliç setmana troyana.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Benedetti, muy grande. Yo lo descubrí hace unos años. Me regalaron un libro, tendría unos 20 años. Esa forma de describir, de sacar siempre lo mejor de uno mismo me enamoró. Un saludo y gracias por el poema.

troyana dijo...

Ignasi,
ara sí,ara ja he vist a Punset recitar Joan Margarit,l´amor eixa arma carregada de solitud i melancolia ....
moltes gràcies,Ignasi.
Per altra banda, es que tens tota la raó en lo que dius que pots trobar bellesa en les coses més insignificants si tu la tens dins...als semàfors,als ascensors...
Gràcies per eixa filosofia de la humilitat que tant admire

troyana dijo...

Emilio,
Benedetti es un arquitecto de la palabra,tiene un poema para cada emoción.Todo un maestro,que se nos fue recientemente.

Saludos y de nada,para mí es un placer compartir!

deWitt dijo...

guauuuuuuuuu!!! qué gran tandem te has marcado!!! De Benedetti no puedo decir mucho sin que se me vea el plumero, así que sobran las palabras, jejeje!

Saludos

troyana dijo...

deWitt,
ja,ja,ja,ja
ya ves,deWitt,son dos referentes para mí desde hace años,uno en la poesía,el otro en la música.De vez en cuando,reaparecen también en historias-troyanas.
saludos!

LU dijo...

Adoro cada palabra escrita por Benedetti.

troyana dijo...

Lu,
es un maestro,de qué manera nos viene a decir aquí que ha encontrado un nuevo escollo en el camino,que no ha enamorado,que no ha sido correspondido ¿quien no se ha sentido así alguna vez?
biquiños

alex dijo...

Benedetti es una referencia en todo sentido para mí. Un maestro de vida, de algún modo, que ha estado presente en los acontecimientos recientes más descarnados, más tristes y, también, en los más hermosos de mi vida.

El poema que reproduces es de una intensidad conmovedora.

Abrazos, Troyana.

troyana dijo...

Alex,
es preciso tener a mano poesía que salva,que cura,que te refleja,que te trae aromas de otro tiempo o esperanzas de vientos que soplarán a favor.

No es la primera vez que recurro a este poema,es certero en esa sensación de edificio que de nuevo se desploma.Apuntalemos,pues,que como dice Bebe: "mi casa se vuelve a construir aunque los tornados lo destrocen to ".

Abrazo grande,Alex

Anónimo dijo...

Hola :

Me llamo Roxana Quinteros soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a roxana.quinteros@hotmail.com
Roxana Quinteros

troyana dijo...

Roxana
gracias,pero no me interesa.
saludos

Antígona dijo...

Para mí Benedetti tiene la gran virtud de saber combinar dos elementos que parecen difícilmente conciliables: sencillez y profundidad. ¿Conoces un poema suyo que se llama “Estados de ánimo”? No sabes cuántas veces pienso en él según como me encuentre, quizá porque forma parte de ese concierto que dieron juntos Benedetti y Viglietti y que he escuchado hasta la saciedad.

Este poema no lo conocía, pero me parece precioso y verdadero: si uno no enamora, la culpa no es más que de uno, o de este mundo lleno de disonancias y carente de armonía que nos lleva a enamorarnos de quien no es capaz de enamorarse de nosotros. Pero qué fácil es en esos momentos en que uno se siente despreciado echar la culpa al otro. En lugar de pensar que la coincidencia en el amor es antes excepción que norma y regla común, y que sólo se trata de seguir caminando por el mundo para ver si la suerte acaba por favorecernos.

Y Clapton, ah, me tocas aquí en otra de mis debilidades de los últimos tiempos. Me encanta este tema. Toda una tabla de salvación para cuando nos sentimos débiles y pequeños. Tiene tanta sensibilidad este hombre tocando y cantando, que me desarma por completo.

Un beso y un abrazo!

troyana dijo...

Antígona,
sí conozco el poema al que aludes y es un hermoso,complejo y sencillo a la vez.Qué bien lo has definido.

Tienes razón,la correspondencia en el amor es una excepción,aunque realmente tampoco creo que sea culpa de uno cuando no enamora.Sencillamente,no hay culpas,el corazón no elige de quien se enamora o de quien deja de hacerlo.Va solo,por mucho que intentemos hacerle entrar en razón.
Por otro lado,tampoco es culpa del otro no enamorarse de nosotros, ya lo dijo el poeta Nicolás Guillen "....quien me vence tal vez sin ser más fuerte" siempre el otro,el que no ama,ése es el que nos vence,incluso cuando es más débil que nosotros.

Ay,Clapton,ya te habrás dado cuenta,que vuelvo a él de vez en cuando,no hay músico que me toque tanto la fibra.Y la letra de la canción es toda una plegaria.

Un abrazo Antígona!